Unicaja Baloncesto Claves para entender el estilo

  • El Unicaja es uno de los equipos que más lanza de tres porcentualmente en la ACB

  • El tiro de media distancia tiende a descartarse por baja productividad

Josh Adams lanza un triple ante el Betis. Josh Adams lanza un triple ante el Betis.

Josh Adams lanza un triple ante el Betis.

El estudio al milímetro del juego es masivo en la NBA, pero Europa no permanece ajena a ello. Van llegando programas e información desbordante sobre aspectos muy concretos del juego. El Unicaja ha estado desde hace años a la vanguardia, desde que en la época de Sergio Scariolo se avanzara en esa senda. Ángel Sánchez-Cañete, ayudante suyo en la selección campeona del mundo y también de Luis Casimiro, es un experto en el manejo de datos y la translación a los vídeos. Luis Casimiro también emplea la estadística avanzada. Aunque no todo es número, también un componente personal del técnico. Como decía el entrenador italiano en este periódico, “la detección acaba por depender del ser humano, que debe clasificar, y las conclusiones las debe hacer alguien con un alto conocimiento del juego”.

La web statsli.com ofrece algunas claves, en un estudio de las siete primeras jornadas de la Liga Endesa, sobre hacia dónde va el juego en general y el del Unicaja en particular. Hay cierto debate sobre el abuso del triple en el baloncesto moderno, aunque los datos que manejan los técnicos son demoledores sobre la productividad que otorga un lanzamiento de tres respecto al de dos que no sea en las cercanías del aro. El 44.8% de los tiros a canasta en juego del Unicaja son desde detrás de la línea de tres puntos. En ACB ha lanzado 188 veces desde el triple y 232 de dos. En Eurocup, el porcentaje es similar, con 43.5% de tiros de tres (130 ocasiones). 171 veces se tiró de dos. Por ponerlo en contexto con otros equipo, sólo tres de la ACB tiran más de tres que el Unicaja. Son Burgos, Obradoiro y Gran Canaria, en la franja del 45-46%. La media de la ACB es algo inferior al 41% de los lanzamientos triples. El principal equipo que se mueve contra esta tendencia es el Barcelona, que sólo tira un 32% de sus tiros de campo desde la línea de tres.

Los motivos se buscan en la productividad. “Números en la mano, es acojonante cómo tienes que aceptarlo. Con el nivel de información de estadística visual y avanzada al que puedes acceder te das cuenta de que es muy así, que el triple es muy productivo. Defiendo todavía en unas puntuales acciones de juego la validez del tiro de dos que no sea mate, que es la primera opción de todo el mundo, pero he tenido que modificar mi visión en unas cuantas de las opciones de tiros de dos. Cuando tienes los datos y profundizas, nadie es tonto”, razonaba Scariolo sobre por qué se privilegia el tiro de tres en la NBA. El Unicaja está tirando en ACB en torneo al 33% en triples. Ello implica que se queda en 0.99 puntos su productividad. En esa faceta es el Madrid el que domina. Gracias a su gran porcentaje, produce 1.31 puntos cada vez que tira de tres. Sólo cuatro equipos son menos productivos que el Unicaja desde la línea (Fuenlabrada, Tenerife, Joventut y Manresa).

En el estudio de Statsli, se divide el tiro de dos en tres segmentos. Corta distancia (menos de dos metros), media distancia (de dos a cinco metros) y larga distancia (de cinco metros al triple). El 43% de los tiros a canasta del Unicaja son en esa corta distancia. Obtiene una productividad de 1.11 puntos cada vez que tira y está en una franja alta respecto a los demás equipos de la ACB. El Baskonia es el que mejor va en esta faceta, con 1.25 puntos cada vez que tira desde menos de dos metros. En la media distancia, la productividad por lanzamiento del Unicaja es de 0.65 puntos por tiro (un 8.1% de los tiros es desde ahí) y baja a 0.53 en la larga (sólo un 3.6%). Queda claro por qué se prefiere un tiro de tres a uno desde más allá de los dos metros del aro. Es una tónica generalizada en todos los equipos de la ACB. Sólo el Zaragoza pasa del 20% de uso combinado entre la media y la larga distancia. Luis Casimiro explicaba en esta entrevista su visión sobre el uso del triple en el baloncesto moderno.

El estudio también descifra el ritmo al que juega el equipo, el número de posesiones que se emplean por encuentro. La horquilla va desde las 78 posesiones por encuentro que tiene el Fuenlabrada y las 71 del Valencia. El Unicaja está en la parte baja, a pesar de que la idea de Casimiro es correr siempre que se pueda. Claro que influye la idea propia y la del rival. Y el Unicaja tiene algo más de 72 posesiones por partido, números similares a Baskonia, Bilbao, Betis y Obradoiro. Real Madrid y Barcelona se mueven entre las 75 y las 76. Dentro de lo que se pretende, aumentar el número de posesiones significaría correr más y tener más opciones. Y mejorar ese porcentaje de triple se antoja clave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios