Unicaja

Unicaja-Galatasaray: Una intensa sesión turca (20:30)

  • El Unicaja afronta dos duelos en menos de 48 horas ante el Galatasaray en los que puede dejar sentenciado su pase a los cuartos de final y el factor cancha hacia la Final Four de la BCL

  • El equipo ha ganado el 76% de los partidos esta temporada, cifra tremenda

  • La reunificación Eurocup-BCL

Piña del Unicaja antes del partido.

Piña del Unicaja antes del partido. / Pepe Gómez

El Unicaja ha jugado 34 partidos oficiales esta temporada y ha ganado 26. Perdió siete de ACB (ganó 14) y uno en la BCL (venció en nueve) y conquistó los del tríptico mágico de Badalona. Supone un 76% de victorias, cifra altísima de triunfos. Por poner en contexto, la mejor temporada de la historia de club, en la 2005/06, el equipo jugó 69 partidos oficiales, con 51 triunfos y 18 derrotas. Un 73% de partidos favorables. Está, claro, el matiz nada menor de que se jugaba la Euroliga (tremendo 15-5 de balance esa temporada. Marcus Brown aún recuerda ese doble duelo ante el Olympiacos porque piensa que ese equipo era candidato a ganar la Euroliga) y no la BCL con la dificultad extra que suponía en el hecho de ganar ante los mejores y el desgaste. 26-8, curiosamente el balance actual, fue el que permitió ser primeros en la temporada regular.

Valga el preámbulo para dimensionar lo que está consiguiendo el equipo dirigido por Ibon Navarro, que martes y jueves juega dos partidos ante el Galatasaray en menos de 48 horas para recuperar el duelo tristemente aplazado hace tres semanas por el terrible terremoto en Turquía y Siria. Los de Estambul son un equipo talentoso, con rotación más corta pero con tendencia al caos y la anarquía. Han perdido ocho de sus últimos nueve partidos, sólo una victoria en 2023. Y esta semana se juegan mucho ante el club malagueño porque pueden quedar contra las cuerdas.

La costumbre de perder de las últimas temporadas ha mutado en el hábito de ganar en esta metamorfosis que asombra al baloncesto nacional. No da síntomas de ello, pero el principal peligro puede ser que el Unicaja se regodee en ese estado de gracia. “La tiramos con el pie y entran”, decía Ibon tras el partido ante el Girona. Hay que seguir cultivando la filosofía que ha llevado al Unicaja donde está. Es clave que las lesiones respeten. Ibon Navarro está en contacto constante durante los partidos con Marcos Cerveró, el preparador físico, que monitoriza al instante los niveles de fatiga de los jugadores en pista para evitar lesiones. El técnico intenta resguardar a los jugadores y administra minutos. Y hay que seguir manteniendo el hambre y el fuego tras conseguir una gesta del mayor nivel de la historia del club porque se puede redondear una temporada histórica. La BCL era, objetivamente, menos complicada de ganar que la Copa. Sólo Tenerife parece al nivel cajista en esta temporada. Al principio lo parecía el Galatasaray también por nombres, como otros equipos turcos, pero los españoles dominan con mano de hierro una competición con cada vez más enjundia.

Hay menos de 700 entradas a la venta ya, la mejor entrada de la temporada en Europa raspaba los 7.000. Si los abonados quieren seguir disfrutando de un gran espectáculo, habrá un gran ambiente en el Carpena un martes a las 20:30 horas en Málaga. Quién lo hubiera dicho hace 10 meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios