Unicaja Valencia-Alba Berlín, final de la Eurocup; sólo queda Aíto

  • Valencia y Alba Berlín superan las semifinales de la Eurocup y se citan en la final, que se celebra del 9 al 15 de abril

  • Una victoria taronja implicaría el adiós a la Euroliga

Aíto, antes del MoraBanc-Alba Berlín. Aíto, antes del MoraBanc-Alba Berlín.

Aíto, antes del MoraBanc-Alba Berlín. / @morabanc

El viernes de Eurocup dejó hecha la final de la competición continental de la que el Unicaja fue apeado hace 10 días. Valencia Basket y Alba Berlín liquidaron por la vía rápida sus compromisos con Unics y Morabanc, respectivamente. Taronjas y berlineses vencieron en Kazán (73-79)y Andorra (81-87) y ya está formada la final, que se disputará los días 9, 12 y 15 de abril, con ventaja de campo para el Valencia, en el formato de 1-1-1 habitual que se ha empleado en las eliminatorias. Los dos equipos ganadores dominaron el grueso de sus partidos y supieron doblegar las cargas de los locales con cierta autoridad pese a que la diferencia no fue muy amplia.

¿Qué significa en clave Unicaja? Que sólo queda la bala de Aíto y su Alba para seguir ilusionándose con la posibilidad de acudir a la Euroliga la próxima temporada y tener un objetivo más concreto y excitante de aquí a final de campaña. Una victoria del Valencia, como ya recalcó Bertomeu la semana pasada, implicaría que la ACB perdería su plaza para la próxima temporada. Irían los valencianos y los tres equipos con licencia (Barcelona, Baskonia y Real Madrid). O sea, que el Unicaja jugaría la Eurocup. Siempre, claro, que quedara entre los ocho primeros. Quedaría la posibilidad de una invitación en caso de que el equipo se cayera en este tramo final.

Aunque ya dejó claro esta semana Carlos Jiménez que la obsesión del club no es estar en la Euroliga, sino que debe llegar como un proceso lógico en función de la progresión de resultados, no deja de ser un anzuelo para motivar de aquí a final de temporada. Así que, desde la distancia y figuradamente, hay que ponerse la camiseta amarilla del Alba que en los despachos maneja el canario Himar Ojeda y en el parqué Aíto García Reneses.

Se da la circunstancia de que no será la primera vez que Valencia y Alba se enfrenten en una final de la Eurocup. Ocurrió en la temporada 2009/10. Entonces se jugaba en un formato de ocho equipos en una sede final. Vitoria fue el lugar en el que se desarrolló. No hubo historia en la final y venció por un contundente 67-44 el cuadro valenciano. Fue la segunda final europea del Alba Berlín, que en 1995 fue el primer equipo alemán que ganó un título europeo, la Copa Korac ante el Stefanel Milán con Svetislav Pesic al mando de las operaciones.

Frustra bastante que el equipo al que el Unicaja tuvo a tiro dos veces, en Málaga y Berlín, haya superado con firmeza las semifinales. Pero ahora, justamente, es la última bala amiga para soñar con la Euroliga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios