Unicaja

Vía libre para el Buducnost-Unicaja

  • El partido de este miércole en Montenegro sigue su curso, de momento

Ejim (Buducnost), con Bouteille y Abromaitis. Ejim (Buducnost), con Bouteille y Abromaitis.

Ejim (Buducnost), con Bouteille y Abromaitis. / Marilú Báez

El Buducnost-Unicaja sigue su curso. Previsto para este miércoles a las 19:00 horas en Podgorica, el equipo montenegrino ha estado dos semanas parado, con cinco partidos suspendidos por un brote de coronavirus en su seno. Pero parece que el del Unicaja será el primer encuentro que jugará después de estar parados por motivos sanitarios. El equipo tiene previsto volar el mismo miércoles por la mañana en un chárter.

Así lo confirmaba el entrenador del equipo, Petar Mijović, en declaraciones al medio local Vijesti. Ya este domingo tenía ocho jugadores entrenando, el mínimo pedido por la Eurocup para que un equipo pueda jugar un partido, y está previsto que el miércoles un noveno obtendrá el permiso para volver al jugar. Después del partido del miércoles, el Buducnost tiene dos partidos más programados esta semana. Uno, el viernes ante el Brescia, en el aplazado de la sexta jornada de la Eurocup, y dos días más tarde ante la Cibona en la ABA League.

"Tras la cancelación del viaje a Ljubljana, con el aumento del número de infectados, detuvimos los entrenamientos tras cinco días. Desde entonces, hemos trabajado con sólo cuatro jugadores durante 10-11 días y sólo este domingo por la noche alcanzamos el número de ocho. Cuando un jugador de baloncesto se lesiona, afecta, pero la situación en la que nos encontramos no es comparable a nada", decía Mijovic, que tiene ante sí un panorama de acumulación de partidos y con todavía una incertidumbre de quiénes podrán jugar. "Algunos dirán que esto es algo bueno, porque esa parte del equipo que pasó por el virus no podrá contagiarse. Pero nos quedamos sin la posibilidad de jugar los próximos partidos a un nivel serio. En tales circunstancias, es muy difícil ser competitivo y queremos mantenernos en el juego en un alto puesto en la ABA League y en el Top 16 de la Eurocup".

"Estábamos en una buena situación, con tres victorias y dos derrotas en la primera vuelta, necesitamos uno o dos triunfos en tres partidos en casa, ante Unicaja, Mornar y Metropolitans. Ahora la situación se ha complicado para nosotros, y el descanso de la selección nacional no está a nuestro favor, porque perderemos la oportunidad de entrenar, teniendo en cuenta que la mayoría de los jugadores irán a las selecciones de Montenegro, Serbia, Italia y Canadá. Pero, por supuesto, queremos entrar en los tres partidos hasta el descanso con la máxima motivación y jugar en el dominio de las posibilidades actuales", explicaba Mijovic, que podrá contar, si nada se tuerce, con 11 jugadores del primer equipo contra el Brescia el viernes.

"Hay, por supuesto, un factor de mayor motivación por todo lo que está pasando, así como la frescura de los jugadores tras tantos días de descanso. Esto puede tener un efecto a corto plazo, pero cuando no entrenas durante tantos días, se pierde la continuidad. Pero no queremos cargarnos con eso, sino que estamos viendo cómo permitir que el equipo se enfrente al Unicaja, que ha mejorado significativamente su forma. Así lo demuestra la victoria de 25 puntos ante Mornar, y luego más 35 ante Gipuzkoa en la liga ACB. Será difícil, pero estamos donde estamos, no hay vuelta atrás", concluía el entrenador del equipo montenegrino, que este miércoles aguarda al Unicaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios