unicaja

El ejemplo de Kyle Hines

  • Lessort admite que se fija en el juego del pívot del CSKA, con el que comparte el déficit de altura para la posición

  • Draymond Green, otro espejo

Mathias Lessort, en el partido frente al Valencia Básket en la Euroliga. Mathias Lessort, en el partido frente al Valencia Básket en la Euroliga.

Mathias Lessort, en el partido frente al Valencia Básket en la Euroliga. / efe

Se cumple una semana de la confirmación de Mathias Lessort, un remate, a priori, de quilates para el proyecto 18/19 del Unicaja. Una coyuntura de mercado en la que sacó tajada el club de Los Guindos, que cerró a uno de los mayores prospect del baloncesto europeo. De mayor proyección al primer nivel en el Viejo Continente solo queda Alberto Abalde, que se bautizó con España, junto con Alberto Díaz, en Liubliana hace algo más de un mes.

Sobre el papel, posee el Unicaja una pareja de pívots solvente y completa. Se encuentra Shermadini, un cinco a la antigua usanza, con un amplio catálogo de recursos ofensivos en los que aprovecha sus 217 centímetros. Un faro en la pintura difícil de contener si se le abastece de balones cerca del aro. Lo complementa el galo, un prototipo diametralmente opuesto. Un torrente físico, más versátil y con un gran juego por encima del aro. Características con las que suple su déficit de altura -la Euroliga lo talla oficialmente en 2.06 metros- en el poste.

El galo aprovecha su versatilidad y potencia física para paliar la falta de centímetros

El de Martinica, con más facultades de momento para jugar de pívot que de cuatro, tiene claro cuáles son sus puntos fuertes para continuar con su crecimiento. "Jugar de esta forma me permite cambiar en todos los bloqueos, personalmente puedo evolucionar así y defender a pequeños. Interiores de 2.20 metros vemos cada vez menos, ya no están de moda. El juego toma una dirección que me conviene, menos juego de vuelta a la canasta, los equipos buscan velocidad y transición. Entonces depende de mí usar mis cualidades para que esto suceda", explicaba Lessort a la web francesa Basket Infos en la concentración de junio con Francia para las ventanas FIBA.

De sus destrezas hablaba también en estas páginas Joseph Gomis, que realizó varios entrenamientos individuales con el francés. "Esta versatilidad creo que es buena para él, pero hay que verlo en los partidos. Con su intensidad y sus cualidades de salto, de taponar, de correr, de machacar... Es un jugador con el techo muy alto, muy interesante. Parece un poco pequeño para ser un cinco, pero lo compensa con su capacidad atlética", comentaba el ex cajista, que le ve con virtudes para poder desempeñarse como ala-pívot, aunque aún le queda para ello.

Lessort ha elegido buenos espejos en los que mirarse, jugadores de primerísimo nivel que guardan alguna semejanza con su perfil. " El baloncesto está evolucionando a mi favor. Por ejemplo, el CSKA de Moscú ha estado jugando durante tres años con Kyle Hines de pívot, que ni siquiera mide dos metros. No les impide dominar la Euroliga. El tamaño no significa nada para mí", reconoce el nuevo jugador del Unicaja, que también mira más allá del charco, su gran anhelo: "En la NBA tenemos un caso similar con Golden State Warriors y Draymond Green, que juega mucho de cinco y su tamaño no es increíble".

Ahora Málaga es su nueva plataforma para que no se detenga su proyección. Aterrizará consciente de qué armas dispone para marcar las diferencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios