Entrevista a Gody Dike, jugador del Real Madrid La tentadora propuesta de la NCAA

  • Junto a Gody Dike, Alessandro Scariolo y Jesús Carralero siguen el mismo camino este año

Gody Dike, en la entrevista con Málaga Hoy. Gody Dike, en la entrevista con Málaga Hoy.

Gody Dike, en la entrevista con Málaga Hoy. / Javier Albiñana

Una generación de canteranos de Los Guindos empieza a regresar tras cinco o seis años en Estados Unidos. Son Rubén Guerrero, Francis Alonso, Quique Cortés o Andrés Aguado, añada 1995/96. Y otra empieza a marcharse. Son los casos de Jesús Carralero, Alessandro Scariolo y Gody Dike (2000/01). Es una realidad que el Unicaja asume, aunque intente darle también salida hacia el primer equipo a los proyectos más interesantes.

Los estímulos para emigrar a Estados Unidos son altos. Compatibilizar estudio y deportes, profundizar en un idioma y estilo de vida diferente, ensanchar la mente y trabajar otros aspectos del cuerpo y del juego. Lo explicaba el propio Sergio Scariolo días atrás, al referirse a la marcha de su hijo a EEUU. “Él es un jugador bastante prometedor pero aún con recorrido y es un buen estudiante. ¿Por qué renunciar a llevar las dos barajas de cartas y tener que elegir ya sólo con 17 años cuál? Esto sólo te lo da EEUU, es una experiencia. Como los mismos amigos del Unicaja me reconocían, un chaval que quiere seguir jugando a alto nivel y seguir estudiando lo tiene, muy, muy complicado”, decía el seleccionador español, que ha podido ver más de cerca cómo es el trabajo en las universidades.

Loyola Maryland es una univesidad que está en la División I, en la Patriot League. Son 10 equipos y el ganador accede directamente a la March Madness. Es una universidad bastante exigente desde el punto de vista académico. Gody aprobó su examen para poder estudiar directamente en una universidad americana a finales del año pasado, pero se le pidió que lo repitiera para obtener una nota mayor. Y así lo hizo en marzo pasado, obteniendo el equivalente a un 8.75. Ahora se dispone a hacer la selectividad en España. Tras estudiar en el SEK, con entrenamientos antes y después de las clases, colegio privado en el que estaba becado por el Real Madrid, mejoró mucho su nivel de inglés.

En su reclutamiento influyó Ivo Simovic, entrenador ayudante en Loyola. Durante varios años fue entrenador y responsable de cantera en el Torrelodones en Madrid. Habla español y es una guía. Con Gody va otro jugador español, Santi Aldama, hijo del internacional español del mismo nombre que estuviera en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Un muy prometedor alero que se ha formado en Canarias. Ha coincidido con el malagueño desde los primeros escalones de las categorías de formación de la FEB y estará con él también en el Europeo sub 18 de Volos (Grecia) que se jugará entre el 27 de julio y el 4 de agosto.

Después, Dike y Aldama irán a finales de agosto a Baltimore, la ciudad que la recordada serie The Wire retratara en su lado más sórdido, pero que también tiene instituciones académicas de alto nivel y de la que salieron muchísimos jugadores de alto nivel. En la Costa Este, en el estado de Maryland, Gody Dike pone la siguiente pica en su carrera, que empezó en Los Guindos, siguió en Madrid y ahora continúa en Estados Unidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios