Unicaja

Dos negativos antes de volver a la disciplina del Unicaja

  • Los jugadores que regresan de las selecciones deben tener un test negativo desde donde viajan y otro al llegar a Málaga para volver a entrenar

Francis Alonso da un pase en un entrenamiento del Unicaja. Francis Alonso da un pase en un entrenamiento del Unicaja.

Francis Alonso da un pase en un entrenamiento del Unicaja. / unicaja b. photopress

El Unicaja tiene preparado el protocolo para el regreso de los siete jugadores internacionales desde Valencia, Pau y Ljubljana, donde han estado Díaz, Brizuela, Guerrero, Alonso, Mekel, Bouteille y Gerun en esta semana de ventanas, en las respectivas burbujas. Pasar fronteras y entrar en grupos de convivencia no habituales entraña sus riesgos, así que los jugadores pasaron un test en los lugares donde han estado antes de volver y pasarán otro al regresar a Málaga. Antes de volver a la disciplina del equipo deberán contar con el negativo en el lugar de origen y con otro negativo en los test que le hará el Unicaja antes de que se junten con sus compañeros.

Paralelamente, también se le han ido haciendo pruebas a los que han permanecido en Málaga: Milosavljevic, Nzosa, Suárez, Jaime Fernández, Abromaitis, Deon Thompson y Waczynski. El club está haciendo una inversión bastante importante para controlar no sólo al primer equipo sino también a la cantera. Hasta ahora sólo ha habido un caso en el equipo infantil que se controló sin contagios al resto de compañeros. Por la situación de la pandemia sólo entrenan en Málaga los residentes en la capital. El más perjudicado es el equipo cadete femenino, que tiene seis jugadoras del resto de la provincia. Entre las dos pistas de Los Guindos y la auxiliar del Carpena se ha conseguido repartir a los equipos para cumplir con horarios (no se permiten entrenamientos más tarde de las 18:00 horas en cadetes e infantiles. Un trabajo arduo y una inversión alta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios