Unicaja Baloncesto

Un plan para Jaime Fernández

  • El madrileño parará varios días y no jugará este miércoles ante el Asecco Gdynia

  • Viene un tramo con menos partidos en el que se le intentará dosificar

Jaime Fernández defiende a Carroll. Jaime Fernández defiende a Carroll.

Jaime Fernández defiende a Carroll. / ACB Photo

"Tenía un punto de dolor mayor del que viene soportando". Así explicaba Luis Casimiro por qué Jaime Fernández no jugó en la segunda mitad del partido del Unicaja en el WiZink Center. La molestia en la zona del talón no abandona al escolta madrileño, cuyo nivel de juego dista de su mejor versión varios cuerpos. Le falta esa chispa para desbordar y crear juego o decidir él. Está apretando los dientes y haciendo un ejercicio de profesionalidad, ha aguantado jugando durante la lesión de Alberto Díaz. 

Jaime ya paró semanas atrás, no jugó en el partido de ida ante el Galatasaray. Tiene un espolón en el talón que le produce molestias continuas en la zona baja del talón de Aquiles. No es sólo el problema físico, también es el mental de verse sin las herramientas para desplegar su mejor juego. El plan con Jaime pasa por frenarle de nuevo. Es una molestia que ya arrastra desde el año pasado y que con reposo remite, de momento. Por ahora, no jugará este miércoles ante el Asecco Gdynia (20:45 horas) en el partido de Eurocup, no se ejercitó ya este lunes en la sesión de trabajo celebrada en Los Guindos tras el partido ante el Real Madrid. Y el jueves se probará para ver si puede jugar el sábado en Andorra.

El madrileño trabaja diariamente con los fisioterapeutas del Unicaja, que buscan fórmulas y tratamientos para aliviarle el dolor y que pueda acercarse a su mejor nivel. No hay que perder la perspectiva de que viene un tramo de calendario menos cargado, en el que se le puede dosificar. Tras jugar este miércoles (13 de noviembre) contra el Asecco y el próximo martes (19 de noviembre) ante el Galatasaray en Estambul, no habrá partidos de Eurocup hasta el 10 de diciembre, cuando viene el Trento.

El motivo de este parón es que la Euroliga ya tenía confeccionadas las fechas de la Eurocup cuando la FIBA decidió suprimir la ventana de partidos de selecciones que estaba prevista a caballo entre noviembre y diciembre. En ese tramo, el Unicaja jugará el 23 de noviembre contra el Retabet Bilbao, el 30 de noviembre en Burgos y el 7 de diciembre contra el Gran Canaria. Habrá dos semanas sin encuentros europeos, con la posibilidad de descargar trabajo para Jaime.

No se ha planteado por ahora la posibilidad de pasar por el quirófano para solventar el problema, algo que implicaría una baja de meses. La intención de Jaime es seguir jugando con estos pequeños tramos de descanso, seguir echando una mano al equipo, aunque sus números se estén resintiendo. Promedia 20 minutos por partido, en los que suma 7.4 puntos (34% en tiros de campo, con un 6/32 en triples, menos del 19%), 3.1 asistencias y 1.8 rebotes para 7.4 de valoración. El año pasado acabó la temporada con 11.7 puntos, 4.4 asistencias y 2.6 rebotes para 13.9 de valoración en 24 minutos en pista.

El regreso de Alberto Díaz puede liberar a Jaime y ayudar a esa dosificación, aunque de momento se irá evaluando a corto plazo cómo evolucionan esas molestias que están impidiendo observar la visión más centelleante del jugador madrileño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios