Liga Femenina 2

Una Liga Femenina 2 con sabor malagueño: turno para el Unicaja Femenino y el Estepona

  • Los dos equipos de la provincia comienzan la temporada y Lorena Aranda y Quique Gutiérrez analizan ambos proyectos

Imagen de uno de los amistosos disputados entre el CAB Estepona y el Unicaja Femenino. Imagen de uno de los amistosos disputados entre el CAB Estepona y el Unicaja Femenino.

Imagen de uno de los amistosos disputados entre el CAB Estepona y el Unicaja Femenino. / cab estepona

El 2020, aunque pueda costar creerlo, sí trae buenas noticias para el baloncesto femenino malagueño. Dos representantes tendrá Málaga en la Liga Femenina 2. Ambos estarán en el Grupo B después de la reestructuración de la categoría, que creció de manera significativa en clubes. Al Unicaja Femenino se une el CAB Estepona, que ascendió en los despachos por la pandemia del COVID-19, pero que previamente había avasallado en la pista. Dos equipos con aspiraciones altas, con plantillas equilibradas y jugadoras de calibre, que desde este fin de semana inician un desafío de altos vuelos. Con Málaga Hoy hablan Lorena Aranda y Quique Gutiérrez, las dos personas que están al volante. 

El Unicaja abre fuego mañana en Paterna a las 12:00 horas. El virus cortó la temporada anterior, cuando las cajistas iban a luchar por subir a la Liga Día. Ahí sigue puesta la mirada. "Soy un tía que se pone objetivos a corto plazo y realista. Mi objetivo es estar en la final a cuatro. Queremos llegar ahí, pero para estar tienes que ponerte unos objetivos a corto plazo y realistas. Somos un club ambicioso y el objetivo siempre es el máximo, pero lo vamos a ver semana a semana para ver cuál es el máximo que podamos dar y a partir de ahí se podrá llegar más adelante. Es absurdo pensar en un mes de abril si no sabes lo que va a pasar", explica Peque, como se conoce a la entrenadora malagueña, que combina paciencia y ambición. 

Para llegar a la meta hay que correr metro a metro. Ha sido una pretemporada con asterisco porque hasta esta semana no aterrizaron en Los Guindos Taja Cole, Nneka Ezeigbo (es duda por problemas burocráticos) y Ana Pocek, que está de vuelta. "No ha sido completa porque te faltan las jugadores que todavía no conocen ni el baloncesto europeo ni a nosotras. Gracias a Dios tenemos una cantera muy buena, que nos ha echado la mano y no saben cuanto lo agradezco", aseguraba Aranda, que analizaba el mercado de fichajes, donde también llegaron Salomé García y María Torreblanca y se abrió la puerta a Los Guindos: "Lo que hemos hecho es cambiar un poco el físico. Aunque parezca que hemos hecho muchos cambios las incorporaciones han sido pocas. Contamos con 10 profesionales, de las cuales algunos son becadas y dos junior (Eva de Meyer y Noemí Ugochukwu). Hemos querido dar más físico y juventud". 

"Estoy contenta con el esfuerzo que ha hecho el club", continuaba para sacar el bisturí nombre por nombre: "Nneka es joven de 21 años, que todavía le queda mucho recorrido, pero físicamente es espectacular. Domina la pintura, va al rebote y nos va a dar dureza. Tiene buen 1x1. Taja nos va a divertir, transmite ilusión y alegría, es muy vertical y hace mucho equipo. Ha sido un acierto. Salomé transmite mucha positivismo, tanto atrás como adelante siempre va a sumar, a partir de la experiencia. Se ha acoplado genial, parece que lleva desde que se inició el proyecto. María la conocía desde cadete, sabía lo que nos puede dar. Si seguimos trabajando su físico nos va a dar muchas alegrías, tiene un tiro exterior tremendo. Muy contentos de que esté de vuelta".

Se une al club señero de la capital el CAB Estepona, que viene haciendo méritos desde abajo. Rozó el ascenso en 2019 y lo rubricó hace unos meses. Ahora toca consolidarlo en el parqué. "Nos veo peleando por los puestos de arriba, otra cosa es como acabemos. Si hay ciertos componentes que pueden cambiar la dinámica como las lesiones, este año se añade el COVID-19. Todo puede ir magnífico, pero una semana si dan dos jugadoras positivo y encima son importantes... puedes perder un partido que no tenías previsto. Eso hace que la temporada tenga una cierta incertidumbre. Si todo fuera normal yo creo que el equipo será capaz de pelear con los mejores", dispara alto Quique Gutiérrez, buen conocedor de la categoría de plata, que echa el freno de inicio: "Ha sido una época de mucha incertidumbre. Lo que nos gusta es jugar y competir. Tenemos mucha ilusión, trabajamos bien y hay cosas que hacemos a un buen nivel. Quizá necesitemos tiempo u experiencia para poder jugar al nivel que creo que podemos jugar. Esto le pasa a casi todos los equipos". 

El técnico sevillano se muestra satisfecho con lo que tiene entre manos. "Estoy muy, muy contento con la plantilla que ha construido el club. Hay que agradecer la aportación económica porque si no no podríamos haber hecho esta plantilla competitiva. Empezamos muy pronto a trabajar y dejando muy claro el equipo que queríamos hacer, que compitiera y que hubiera jugadoras malagueñas. Son buenas personas y gente que trabaja bien y sabe convivir. Ahora cuando empiece la competición serán pruebas de fuego para ver la valía real del grupo", afirma el entrenador de un plantel al que llegaron jugadoras como Bea Bajo (desde Alhaurín de la Torre), Clara Cáceres, Anne Senosiain, Claudia Calvelo o Jone Azkue. 

La guinda fue Luci Pascua, un fichaje galáctico para el Estepona. La pívot catalana de 37 años es subcampeona mundial y olímpica y proviene del Cadí La Seu. Una leyenda del baloncesto español con ocho medallas internacionales. Su llegada da otra dimensión al proyecto. "Fue una gestión del club, cuando me lo plantearon el mercado no ofrecía jugadores del perfil que buscábamos y tuvimos claro que era una oportunidad para tomar. Sin haber jugado ya puso en el mapa a Estepona. Si ya se hablaba de Estepona, el fichaje de Luci le dio una repercusión muy grande. No era el perfil que buscábamos, pero cuando se te presenta una jugadora de este nivel ya nos adaptaremos. Nos da tantas cosas...", reflexiona Gutiérrez. 

De la más veterana a la más joven. Carla Viegas, de 14 años, es uno de los mayores talentos del panorama nacional. "Cuando llegué ya estaba en el equipo y jugaba en Nacional. Hace una cosa extremadamente bien que es tirar de tres puntos, no recuerdo cosa igual en mucho tiempo, y me sorprendió que tenía el respeto de la plantilla habiendo cinco extranjeras. Siempre le daban el balón. Este año pasa igual. Cuando ven a Carla con opciones de tirar le pasan el balón. Ella lo lleva con naturalidad, supo adaptarse y ahora se está adaptando y convive con jugadoras de mucha más experiencia. Hay que tener paciencia, que disfrute y el tiempo dirá", afirma de la joven, que hoy debutará en Liga Femenina 2 en el encuentro del Estepona frente al Real Canoe a domicilio (19:30). Las madrileñas se reforzaron con fichajes con pedigrí como Mariana González e Irene San Román (procedentes del Estudiantes) y la malagueña Patricia Soler. 

Hay buena sintonía entre los clubes malagueños, respetando ambos su espacio. Se intercambian halagos con Málaga Hoy como interlocutor. "Llevan años haciendo buena inversión y buen trabajo en la cantera femenina. Se ha reforzado y aunque sea un recién ascendido si miras la plantilla ninguna jugadora es recién ascendida. Cuentan con Luci, nadie hace falta que diga quien es; con Calvelo, que estuvo en LF-2; tienen a Senosiain, que es una base espectacular. Han rescatado a Cáceres, que en los últimos partidos en Bembibre se ha visto su evolución, está espectacular y la hemos sufrido. Azkue viene de hacer el mejor porcentaje de triples en jugadoras nacionales en el otro grupo de LF-2, pero la ves jugar y es vertical al aro y corre el campo. Luego está Pili Arrivi, que conoce la categoría y al entrenador. Sierra Moore, que físicamente es un espectáculo. Tienen una plantilla completamente equilibrada y con capacidad para estar muy arriba", explica Lorena Aranda. 

Loas que van de vuelta hacia la capital de la Costa del Sol. "El Unicaja para empezar es un club con una estructura de las mejores de España. En femenino el club está apostando y dando los mejores medios para trabajar. Han hecho una buena plantilla, tienen buena cantera, buenos entrenadores, buenos especialistas, tradición de baloncesto... Será un equipo que va a estar en la pelea, eso seguro. Ni ellos ni nosotros ni nadie lo va a tener fácil porque hay un grupo de equipos que quieren competir y esa espada de Damocles del virus. Hay que ser cauteloso y ya está. Unicaja tiene una gran plantilla y el club apuesta por el femenino y es de agradecer", termina Quique Gutiérrez. Una carrera de fondo que inician hoy y mañana el Unicaja Femenino y el CAB Estepona, dos picas en Flandes. Se inicia la Liga Femenina 2 más malagueña de siempre. 

Plantilla del Unicaja Femenino

2 Taja Cole

3 Salomé García

5 Gema García

7 Ana Jiménez

8 Sofía Arcos

10 Vero Matoso

13 Cristina Noemí Ugochukwu 

15 Marta Ortega

18 Eva Sirena de Meyer

20 María Torreblanca

26 Nneka Ezeigbo

33 Ana Pocek

Entrenadora: Lorena Aranda

Tiempo muerto del Unicaja Femenino en un partido de pretemporada. Tiempo muerto del Unicaja Femenino en un partido de pretemporada.

Tiempo muerto del Unicaja Femenino en un partido de pretemporada. / unicajacb

Plantilla del CAB Estepona

0 Marta Pérez

3 Bea Bajo

5 Sierra Moore

6 Clara Cáceres

7 María Vera

8 Anne Senosiain

11 Claudia Calvelo

12 Pili Arrivi

13 Carla Viegas

14 Eli Iborra

15 Rocío Plaza

18 Jone Azkue

21 Luci Pascua

32 Marina Markovic

Entrenador: Quique Gutiérrez

Foto de plantilla del CAB Estepona para la temporada 2020/21. Foto de plantilla del CAB Estepona para la temporada 2020/21.

Foto de plantilla del CAB Estepona para la temporada 2020/21. / cab estepona

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios