Vélez-Málaga

Rescatan a los ocupantes de un velero a la deriva en Benajarafe, arrastrado por el fuerte temporal

  • La embarcación ha quedado encallada en la playa de dicha localidad veleña

  • Toda la provincia de Málaga está este viernes en alerta amarilla por vientos de hasta 70 km/h y oleaje

  • Fotos del velero en la playa de Benajarafe

El velero, arrastrado por el oleaje, en la playa de Benajarafe. El velero, arrastrado por el oleaje, en la playa de Benajarafe.

El velero, arrastrado por el oleaje, en la playa de Benajarafe. / Marilú Báez

Alex, la primera gran borrasca de este otoño ha dejado este viernes a un velero encallado en la playa de Benajarafe, obligando al rescate de sus dos ocupantes. La embarcación, un velero de tipo oceánico de unos 15 o 16 metros de eslora se encontraba navegando frente a las costas de Vélez-Málaga cuando quedó a la deriva, probablemente debido al temporal.

El incidente tuvo lugar sobre las 14.30, para sorpresa de los vecinos de la zona, que llamaron al servicio Emergencias 112, adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, alertando de que había un barco a la deriva con dos personas a bordo.

A esa hora, el viento de poniente soplaba con fuerza en esta parte del litoral malagueño, con rachas de entre 40 y 50 kilómetros por hora, y olas de hasta tres metros de altura, y seguía vigente el aviso de nivel amarillo de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

De inmediato, el centro coordinador informó de la situación a la Guardia Civil, a la Policía Local, a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) y a Salvamento Marítimo, aunque estos últimos no participaron en el rescate. La Guardia Civil sí confirmó al 112 que sus agentes colaboraron en el auxilio de las dos personas que iban en el velero, que por suerte fueron rescatadas en buen estado.

En cuanto a la embarcación, las mismas fuentes indicaron que se encuentra encallada en la playa de Benajarafe. Según las fuentes consultadas por este periódico, la situación no fue lo suficientemente dramática como para requerir la intervención de Salvamento marítimo, por lo que el barco continúa varado en la arena. Lo más probable es que en estos días, cuando el estado del mar sea más favorable el propietario de la embarcación trate de sacarlo por sus propios medios, siempre y cuando este no tenga daños en el casco. En caso de no conseguirlo, tendría que solicitar la ayuda de un remolcador, para lo que ya se necesita un permiso de la Capitanía Marítima.

En el puerto de Málaga, con los veleros amarrados específicamente para aguantar el mal tiempo, la borrasca no causó ninguna incidencia. Las golondrinas salieron a navegar, aunque con dificultades por las olas, y el Melillero efectuó sus salidas con normalidad.

Además de en el litoral, en alerta por oleaje desde las 09.00 hasta la medianoche, el viento también ha causado algunos problemas en otros puntos de la provincia. La Aemet extendió la alerta amarilla por viento a las comarcas de Ronda, Antequera, Valle del Guadalhorce y Axarquía –en esta última, el aviso permanece activo hasta las 06.00 de este sábado–.

Ayer, el servicio de Emergencias 112 de Andalucía recibió al menos una decena de avisos en la provincia, la mayoría de ellos relacionados con caída de árboles y ramas a la calle. En todos los casos los daños fueron únicamente materiales, sin tener que lamentar heridos. Según explicó una portavoz de este servicio, la mayoría de las llamadas se realizaron por la tarde, a partir de las 15.00 horas. En concreto, en Rincón de la Victoria hubo un aviso por baldosas y tejas caídas en la avenida del Mediterráneo y en Puerto Banús una palmera cayó encima de un vehículo aparcado en la calle.

En Marbella –avenida Severo Ochoa– y en Torre del Mar –avenida de Andalucía– se recibieron varios avisos por la caída de ramas y árboles en la calzada. También en Vélez-Málaga, en calle Huerto Carrión, alertaron de la presencia de un árbol grande doblado con peligro de caerse. Similar situación se vivió en Fuengirola, donde el viento tiró ramas de palmeras en la avenida Alcalde Clemente Díaz Ruiz.

En la A-7 a su paso por Mijas, varios conductores avisaron de que había conos obstaculizando la autovía en el kilómetro 210. En el interior de la provincia el viento también provocó incidendias similares. Así, en Antequera, un árbol volcó en el kilómetro 111 de la carretera A-45; y en Archidona, varias ramas caídas en la vía pública y la acera de la avenida Pablo Ruiz Picasso.

Asimismo, entre los sucesos relacionados con el temporal hay que recordar el rescate de una bañista en torno a las 20.00 del pasado jueves, para cuando el viento ya había empezado a hacerse presente en el litoral. Salvamento Marítimo tuvo que acudir al rescate de una mujer que se encontraba dentro del agua en la playa de los Baños del Carmen, en la capital. Según los testigos, se encontraba agarrada a una boya y no podía salir del agua debido al oleaje.

Hasta el lugar se desplazaron tanto la Policía Local de Málaga como efectivos de la Nacional y Guardia Civil, así como sanitarios de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) y bomberos de la capital, que trasladaron en ambulancia a la víctima a un centro hospitalario.

Más allá de las incidencias y los fuertes vientos, la borrasca Álex también dejó en la capital y en varios puntos de la Costa del Sol un espectacular amanecer rojo fuego, fenómeno conocido como candilazo o arrebol, que se puede producir cuando hay cierto grado de nubosidad de tipo alto o medio. El color que adquieren las nubes al dejar pasar los rayos solares es tan intenso que el cielo parece arder.

Se espera que el temporal afloje conforme avance el fin de semana. Así, para este sábado los vientos seguirán siendo de componente oeste, ocasionalmente fuertes en el litoral y zonas altas, con rachas muy fuertes en la Axarquía de madrugada. El poniente seguirá el domingo, ocasionalmente fuerte en el litoral y zonas altas de la comarca axárquica.

Este sábado habrá cielos poco nubosos o despejados, salvo intervalos de nubes bajas matinales en el interior y las temperaturas descenderán un poco más. La máxima estará en los 25 grados de Marbella y Vélez; 24 se esperan en la capital. En Ronda y Antequera serán de 18 y 19, respectivamente, donde las mínimas caerán hasta los 7 grados. Estos valores se mantendrán similares hasta inicios de la semana que viene, cuando podrían volver a subir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios