Sentencia ERE Del "muy tranquilo" de Guerrero al gesto serio de Chaves y Griñán

  • Todos los acusados del caso de los ERE han llegado a la Audiencia de Sevilla con el semblante serio y ante una gran expectación mediática

  • Sólo el ex director de Trabajo se ha detenido un instante con los medios de comunicación

Llegada del ex presidente de la Junta Manuel Chaves. Llegada del ex presidente de la Junta Manuel Chaves.

Llegada del ex presidente de la Junta Manuel Chaves. / Antonio Pizarro

El termómetro del Prado de San Sebastián marca diez grados. En la puerta de la Audiencia de Sevilla hace algunos menos. Un corro de periodistas se agolpe ante unas vallas colocadas en la entrada. Hay decenas de cámaras, reporteros y auxiliares pendientes de la llegada de los acusados del caso de los ERE. Detrás, una dotación de la Policía Nacional controla el acceso y la salida al perímetro acotado. Todo transcurre en orden. Sólo un grupo de limpiadoras de los juzgados, convocadas por el sindicato CCOO, protesta en la lejanía.

Los acusados van llegando a cuentagotas. El día se parece mucho al del inicio del juicio. Igual de frío, la misma expectación mediática y un dispositivo policial similar. Lo que no se asemeja tanto son los rostros de los acusados, mucho más serios y apesadumbrados que entonces. Nadie sonríe ya. Algunos saluda, otros ni eso. El único que se para un instante con los periodistas es Francisco Javier Guerrero. 

Los informadores le hacen la misma pregunta que al resto de acusados. "Señor Guerrero, ¿qué espera de la sentencia?". "Buenos días, estoy muy tranquilo", expresa el ex director de Trabajo, que reinicia su camino y entra en la Audiencia de Sevilla.

Cámaras esperando a que lleguen los acusados para recoger la sentencia de los ERE Cámaras esperando a que lleguen los acusados para recoger la sentencia de los ERE

Cámaras esperando a que lleguen los acusados para recoger la sentencia de los ERE / José Ángel García

Los ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán llegaron en coche por el callejón que separa el edificio de la Audiencia del de los juzgados. Se apearon y recorrieron los escasos metros hasta la puerta con el semblante serio. Chaves saludó, Griñán intercambió unas palabras con su abogado.

A las doce menos cuarto llegaron los últimos acusados. Magdalena Álvarez, Gaspar Zarrías y José Antonio Viera. Saludo cordial, rostro serio y paso ágil hasta la entrada. Dentro estaban ya los 21 acusados del caso de los ERE. Los primeros en llegar fueron los ex directores de la agencia Idea Jacinto Cañete y Miguel Ángel Serrano, sobre las diez y media de la mañana, una hora y media antes de la citación.

Noris, el perro de la Policía que ha inspeccionado la sala donde se leerá el fallo de los ERE Noris, el perro de la Policía que ha inspeccionado la sala donde se leerá el fallo de los ERE

Noris, el perro de la Policía que ha inspeccionado la sala donde se leerá el fallo de los ERE / M. G.

Cuatro policías nacionales custodian la entrada de la Audiencia. Un perro de la Policía, Noris, ha revisado la sala en la que se notifica el fallo, algo inédito en la historia de los tribunales sevillanos. La nota de color la puso la guía canina, que llevaba un juguete de color rosa en el cinto, al lado de la pistola, la defensa y los grilletes, rompiendo así la monocromía azul del uniforme.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios