Confesión del cura detenido en Venezuela "Estábamos en el juego, las caricias... Y una cosa llevó a la otra"

  • El religioso motrileño detenido en Venezuela por abuso sexual a una niña de 12 años reconoce los hechos ante la policía 

Una imagen del sacerdote detenido. Una imagen del sacerdote detenido.

Una imagen del sacerdote detenido.

Comentarios 3

El religioso Iván Merino Padial, que fue detenido el pasado sábado en Maracaibo (Venezuela) acusado de abusar sexualmente de una niña de 12 años, reconoció ante la policía de ese país su relación con la menor: "Nos encariñamos y un juego... Y una cosa llevó a la otra", explica el cura en un vídeo difundido que la propias fuerzas de seguridad venezolanas distribuyeron por redes sociales.

El suceso ocurrió la noche del pasado sábado en el Estado de Zulia, cuando una patrulla policial observó el vehículo del sacerdote, y encontró a Merino y a la menor, que pertenecía a su feligresía. En la declaración policial difundida, los agentes le preguntan si antes de la detención estaban practicando sexo oral y el sacerdote natural de Motril respondió: "Estábamos en el juego, las caricias... Y una cosa llevó a la otra".

La policía le reprochaba al detenido que se trata de una menor y Merino vuelve a insistir: "Me he encariñado con ella y ella se ha encariñado conmigo. Ese ha sido el problema". 

Según la información de la investigación que ha trascendido, la menor habría declarado que "el hombre abusaba de ella desde hacía tres años", según la Fiscalía venezolana.

El detenido admitió que conocía a la madre de la menor, dado que formaban parte de su feligresía, aunque negó que los padres estuvieran al tanto de la relación que ambos mantenían. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios