Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

cómics

La etapa dorada

A finales de 1941, Will Eisner fue llamado a filas por el ejército y tuvo que abandonar temporalmente su trabajo en The Spirit. A partir de entonces, la serie siguió publicándose con el concurso de guionistas como William Woolfolk o Manly Wade Wellman y dibujantes como Jack Cole o Lou Fine, colaboradores habituales de Eisner. La elección de Fine, uno de los artistas más espectaculares de la Edad Dorada del cómic, parecía de lo más adecuado, pero lo cierto es que el creador de Black Condor o The Ray no supo mantener el espíritu juguetón y desenfadado de Eisner, de modo que el producto final fue resintiéndose progresivamente. Como dice Dennis Kitchen en su introducción al tomo 11 de Los archivos de The Spirit: "Los episodios que van desde finales de 1942 hasta mediados de diciembre de 1945 no representan lo más destacado -ni tampoco lo medianamente destacado- del personaje". Por fortuna, en dicho mes de diciembre, Eisner regresó y dio comienzo la mejor etapa del conjunto de la serie. "Según el mismo Eisner", nos recuerda Kitchen, "tanto él como su personaje maduraron durante su ausencia. Su estilo (…) se ha vuelto más firme y atrevido. Sus layouts y primeras páginas de presentación son más espectaculares y ambiciosas. El propio Spirit no siempre es el personaje central, y se ve superado por la historia que se narra".

El citado volumen 11 de Los archivos de The Spirit contiene las últimas páginas de Fine y las dos primeras historietas nuevamente producidas por Eisner (guion y tintas), acompañado por John Spranger a los lápices. Es en 1946 cuando la serie levanta poderosamente el vuelo, gracias al férreo control del padre de la criatura, que firma los guiones y alterna sus bocetos, lápices y tintas con los de otros profesionales como Spranger, Bob Palmer o Alex Kotzky. Toda la producción de ese año inolvidable está recogida en los tomos 12 y 13 de Los archivos…, publicados en España por Norma Editorial, y es este quizá el momento ideal para asomarse a The Spirit, una de las obras maestras del tebeo estadounidense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios