Cómics

La otra vida de Peter Parker

  • Las peripecias del Trepamuros no han sido solo narradas dentro el formato comic-book, y este nuevo volumen viene a mostrarnos el increíble trabajo realizado por dos genios de la viñeta

Detalle del cómic. Detalle del cómic.

Detalle del cómic.

En el centro del salón de mi casa tengo colgado un enorme print. En él podemos ver a todos los personajes creados por uno de mis dibujantes favoritos. Se trata, claro está, de John Romita.

Su elegante trazo, la manera de componer las páginas, la singular belleza de las mujeres que retrataba en las viñetas, lo convertían en el dibujante de superhéroes perfecto, o al menos esa ha sido mi particular opinión desde que lo descubrí, hace ya muchos años, dentro de las páginas de aquellos primeros tebeos Vertice que devoré con fruición, sin saber aún ni su nombre pero sí que pudiendo distinguirlo de otros dibujantes de la época…

Pues bien, recién llegado a las librerías, ahora tenemos la oportunidad única de disfrutar en todo su esplendor de uno de sus mayores y mejores trabajos, realizado junto al que está considerado uno de los padres del Universo Marvel, Stan Lee que, junto a talentos como los de Jack Kirby, Steve Ditko y el propio John Romita, entre algunos otros, construyó los cimientos de unos comics que nos han maravillado desde nuestra infancia, convirtiéndose en parte de las vidas de muchos de nosotros, que comenzamos siendo bisoños lectores y aún seguimos deleitándonos con aquellas maravillosas páginas.

Como seguro que también lo hacéis con las tiras de prensa contenidas en este primer volumen, que recopila las publicadas en el periodo perteneciente a los años 1977 al 79, en los que Stan Lee, con su particular manera de escribir, va a crear una vida paralela para su protagonista, Peter Parker, con importantes diferencias con respecto a la de los comic-books, en los que había padecido el dolor de la pérdida del amor de su vida, al rubia Gwen Stacy.

En la tiras Parker se ha independizado, tiene una relación con la pizpireta Mary Jane Watson y, cada vez que el momento lo precisa, se calza su disfraz de Trepamuros, enfrentándose a una y mil amenazas.

Y preparaos, porque la lista es larga y apasionante: Comenzaremos con la visita a la ciudad del mandatario de un pequeño y lejano país llamado Latveria… ¿Adivináis de quién se trata, no? El Doctor Muerte, con la prepotencia que le caracteriza, tratará de hacerse con las riendas de la ONU y ya podéis imaginar quién tendrá que pararle los pies.

Pese a las aparentes buenas intenciones que tiene hacia la frágil tía May, el doctor Otto Octavius oculta un plan que va a ser que en su camino se cruce el sobrino de la anciana, que no es otro que Peter Parker.

En la siguiente aventura conoceremos a un villano creado expresamente para las tiras, el letal Víbora, un tipo que va a darle más de un dolor de cabeza a Spiderman.

Resulta especialmente meritorio como Romita, con una narración fluida, logra mantenernos pegados a sus viñetas, en un formato especialmente complicado para trasladar el género superheroico, labor de la que sale totalmente victorioso, realizando uno de sus mejores trabajos alejado del formato comic-book y planeando en ocasiones junto a Lee, un divertido juego de “Quién es quién”, en el que tendréis que reconocer a muchos famosos de la ´poca, lso setenta.

Kingpin, Kraven el Cazador, el origen del protagonista, un peligroso terrorista que siembra la ciudad con bombas, un nuevo amor, Hollywood, Mysterio, el regreso del Doctor Muerte…

Todo esto y mucho más vais a encontrar en este primer e imprescindible volumen en el que vais a reencontraros con un personaje, Spiderman, protagonizando sus mejores, y alternativas, aventuras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios