Golf | Ryder Cup

Sergio García y Rahm le meten pasión

  • Los golfistas españoles esperan rememorar los éxitos que vivieron la pareja Ballesteros-Olazábal

Jon Rahm escucha las palabras de Sergio García durante el acto de presentación del equipo europeo de la Ryder. Jon Rahm escucha las palabras de Sergio García durante el acto de presentación del equipo europeo de la Ryder.

Jon Rahm escucha las palabras de Sergio García durante el acto de presentación del equipo europeo de la Ryder. / gerry penny / efe

El castellonense Sergio García y el vizcaíno Jon Rahm aportan pasión al equipo europeo de la Ryder Cup, la competición bienal de golf entre Estados Unidos y Europa que se disputará este fin de semana en Le Golf National, a las afueras de París.

"Somos los dos un remanso de paz", dijo con ironía Rahm arrancando una sonrisa a García. "Creo que la pasión que aportamos y que aporta el golf español es una receta que funciona muy bien en esta competición", puntualizó el joven golfista de Barrica recordando a la prodigiosa pareja de Ryder formada por José María Olazábal y el difunto Severiano Ballesteros.

Olazábal y Ballesteros formaron una de las parejas más imbatibles de la Ryder Cup, y Seve capitaneó la victoria del equipo europeo en Valderrama en 1997. Dos años después, Sergio García se estrenó en la competición intercontinental en Brookline, Estados Unidos. "Son muchas ya, pero sigo estando entusiasmadísimo, con muchas ganas de ayudar a todo el equipo y hacer que se sientan cómodos y puedan dar el máximo de sí", dijo el castellonense acerca de su novena participación en la Ryder.

García ha sido uno de cuatro elegidos por el danés Thomas Bjorn, el capitán europeo, para sumarse a los ocho clasificados automáticamente por sus resultados y posición en el ranking mundial. "Claramente sé que Sergio va a ser muy importante esta semana para todo el equipo. Y se merece ser uno de los más importantes del equipo", dijo a Efe el italiano Francesco Molinari, número cinco del mundo y una de las principales bazas del equipo europeo.

Los europeos se enfrentan a uno de los equipos más potentes de la historia del golf estadounidense, iluminados por la estrella Tiger Woods, que ha vuelto a relumbrar durante la última temporada y acaba de ganar su primer torneo en cinco años.

"Una vez que llegas a la Ryder, lo que hayas hecho antes da igual. Se trata simplemente de jugar mejor que tus contrincantes ese día", dijo el joven Jon Rahm, número ocho del mundo, que también se ha ganado un puesto automático en la escuadra europea.

Rahm y García conocen bien el complicado recorrido con calles estrechas de Le Golf National, donde compartieron partido y posibilidades de victoria durante el Abierto de Francia en junio.

"Lo pasamos bien, estuvimos los dos para ganar y esperemos que podamos jugar parecido a como jugamos esa semana", señaló a Efe el veterano Sergio García, que recomienda a su compatriota que se divierta en su estreno en la Ryder Cup. "Todos sabemos lo bueno que es y que nos va a ayudar muchísimo", agregó el castellonense.

"Jugó su primera Ryder cuando yo no había cumplido 5 años. Es un ídolo y sería un honor compartir partido con él", dijo el golfista de Barrica intercambiando halagos y entusiasmo con García.

Antes de salir al campo para la primera ronda de práctica, los dos españoles se colocaron un lazo en memoria de Celia Barquín, la joven golfista española asesinada hace unos días en Estados Unidos, un gesto que replicaron sus compañeros de equipo.

"Va a ser espectacular para todos y nosotros tenemos que concentrarnos en preparar el torneo de la mejor manera posible. Además, estamos jugando en casa y la pasión no puede faltar", señaló Francesco Molinari.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios