Deportes

El derbi examina los proyectos de Setién y Machín en un año europeo

Quique Setién observa a sus jugadores en el entrenamiento. Quique Setién observa a sus jugadores en el entrenamiento.

Quique Setién observa a sus jugadores en el entrenamiento. / juan carlos muñoz

El Betis y el Sevilla se ven las caras hoy en un primer derbi de la temporada muy tempranero y que examinará a las primeras de cambio el potencial de los nuevos proyectos de sus respectivos técnicos, Quique Setién y Pablo Machín, en un año en el que ambos equipos vuelven a coincidir en Europa.

Los eternos rivales sevillanos buscarán en este duelo cainita una victoria que les dé caché ante sus aficiones y fuerza para una campaña exigente, con los dos aspirando de nuevo a estar en la zona de arriba y con dos plantillas renovadas tras una planificación en la que quizás han quedado asignaturas pendientes.

Béticos y sevillistas se juegan algo más que un partido, la honrilla particular de dos aficiones que vivirán varios meses de manera muy diferente dependiendo del resultado que se dé en este primer choque y acostumbradas a soportar la típica guasa de los vecinos, al menos hasta el duelo de la segunda vuelta.

Ambos equipos, que se han reforzado a última hora con la llegada de dos jugadores de nivel, el medio argentino Giovani Lo Celso al Betis y el extremo holandés Quincy Promes al Sevilla, afrontan la cita con buenas sensaciones y ambiciosas perspectivas, a pesar de que, en el caso de los verdiblancos, aún no han ganado ni marcado un gol en esta Liga.

Los precedentes más recientes favorecen al equipo del barrio de Nervión, al que el Betis no le gana en casa desde hace más de doce años (2-1 en abril de 2006).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios