Propuestas del candidato del PSOE a la Alcaldía de Málaga en las elecciones municipales de 2019 El modelo de Daniel Pérez para ser alcalde

  • El cabeza de cartel socialista formula un plan estratégico para una década y mantiene la apuesta de eliminar la plusvalía por herencia

  • El alcalde, Francisco De la Torre, quiere que la ciudad tenga 11 millones de metros de zonas verdes

Daniel Pérez, en el centro, junto a Susana Díaz, ayer. Daniel Pérez, en el centro, junto a Susana Díaz, ayer.

Daniel Pérez, en el centro, junto a Susana Díaz, ayer.

Día 12 de campaña en Málaga capital. Y Daniel Pérez, candidato con el que el PSOE trata de arrebatar la Alcaldía al Partido Popular 24 años después, puso sobre la mesa el modelo con el que aspirar a conseguir el reto. Para cumplir tan elevada aspiración, el cabeza de cartel socialista plantea una hoja de ruta que excede con mucho el plazo para el que, si así lo quieren los electores, será votado en las urnas el próximo 26 de mayo. En concreto, formula una estrategia para una década completa, la que se extiende entre los años 2020 y 2030, con la que se compromete a "construir una ciudad moderna, abierta y tolerante, con el feminismo, el ecologismo y el animalismo como ejes estratégicos".

Así lo expuso Pérez en un encuentro organizado por la Cadena Ser y en la que contó con el madrinazgo de la secretaria general del PSOE andaluz y ex presidenta de la Junta, Susana Díaz. Para el candidato a las municipales, es necesario "generar oportunidades de empleo, asomando la ciudad al mar y potenciando espacios de creación de riqueza como el PTA, el aeropuerto y el Palacio de Congresos", entre otros. En su intervención, contrapuso su plan de ciudad al crecimiento "absolutamente inconexo que ha experimentado esta ciudad y que es el resultado de la evidente ausencia de un proyecto de ciudad".

"El resultado no es otro que la aparición de una Málaga olvidada", dijo, apuntando directamente a los barrios, que llevan años "sin recibir inversiones municipales y con graves problemas de falta de limpieza e inseguridad". Frente a esta falta de atención, garantizó que bajo su mandato la ciudad se construirá “a partir de sus barriadas”, al tiempo que subrayó su compromiso en defensa del patrimonio.

"Queremos conectar la ciudad al mar a través de un eje peatonal para esparcimiento ciudadano, una zona ubicada entre calle Larios, Molina Lario, Plaza de la Marina, Paseo del Parque, la Alameda y el Puerto, ganado al peatón", expuso en su intervención, en la que anunció que su primera medida si es elegido alcalde será eliminar las plusvalías por herencia, "un impuesto abusivo, confiscatorio y con el que el actual gobierno local ha expoliado los bolsillos anualmente de más de 14.000 malagueños".

Asimismo, subrayó la necesidad de adoptar medidas para mejorar el funcionamiento de las áreas municipales debido, entre otras razones, al "grave déficit de medios humanos y materiales". Puso como ejemplo a la Gerencia de Urbanismo, "en la que los propios funcionarios municipales han dado testimonio de cómo se actuaba, de cómo presuntamente se perdían expedientes urbanísticos y de cómo se hacía la vista gorda para que, supuestamente, prescribieran y así se evitaran sanciones. Esta forma de actuar nunca más debe repetirse".

Díaz enfatizó que el modelo de Dani Pérez es la alternativa a a una potencial alianza del bloque de centro derecha. "Málaga no puede tener condicionado su gobierno a una alianza que dependa de un partido de extrema derecha", expuso, confiando en que en los próximos años se convierta en la "capital del mediterráneo".

Y ensalzó la figura de Pérez "por su talante, sus cualidades como político, su compromiso y sus ideas modernas". "Supone ese tiempo nuevo para una ciudad que lo merece, para una ciudad que es un escaparate de toda Andalucía, una ciudad dinámica, motor económico y con una potencia de crecimiento enorme", sostuvo.

De la Torre, ayer, junto a un parque infantil. De la Torre, ayer, junto a un parque infantil.

De la Torre, ayer, junto a un parque infantil.

De la Torre, por su parte, dio a conocer su objetivo de que la ciudad, al final del mandato, pueda contar con 11 millones de metros cuadrados de zonas verdes, casi dos millones más que en el momento actual. En este sentido, una de las apuestas estrella en esta materia es la conversión de los Baños del Carmen en un gran parque marítimo terrestre, que incluya, en colaboración con el Gobierno central y la Junta de Andalucía una conexión peatonal de los dos paseos marítimos de la zona. Otra zona verde quedaría instalada en el antiguo CIE de Capuchinos, junto a instalaciones deportivas.

El alcalde habló de su intención de dotar a los antiguos terrenos de Repsol de un gran parque y equipamientos que sumen 130.000 metros cuadrados, promoviendo un espacio de oportunidad empresarial y ofreciendo ámbitos para la implantación de oficinas.

Adelante Málaga mostró su compromiso con la creación de centros de día para mayores en cada uno de los distritos y que ofrecerían, además de cuidados médicos y ciertos servicios como peluquería, actividades de ocio activo que puedan servir para mejorar su día a día. "Sería una alternativa para los mayores que quieren seguir viviendo en sus casas, que todavía tienen capacidad física, pero que no tienen actividades durante el día para realizar un ocio activo y saludable", explicó el candidato de la formación a la Alcaldía, Eduardo Zorrilla.

Málaga Ahora, por su parte, presentó los diez puntos que plantea para "abrir la puerta del cambio" en la ciudad. "Tenemos claro que es el momento del encuentro y del consenso para hacer posible ese cambio", dijo su cabeza de cartel, Rosa Galindo, quien citó entre las prioridades a tener en cuenta el apartado de vivienda, con la creación de parque municipal de viviendas de alquiler social y alojamiento temporal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios