2011 Elecciones

El PP logra la victoria y el PVRE obtiene la llave del futuro gobierno

  • Ernesto Marín asegura que "estamos preparados para gobernar en minoría o dentro de un pacto que ponga por encima de todo los intereses de la ciudad"

"Sí, sí, sí, el cambio ya está aquí" fue el grito que anoche, en medio de un ambiente que rozaba la euforia, gritaban los militantes y simpatizantes del Partido Popular mientras se volcaban en felicitaciones y elogios hacia quien esperan que esté al frente del Ayuntamiento los próximos cuatro años, Ernesto Marín.

"Este partido ha demostrado que está preparado y que tiene un proyecto lo suficientemente sólido para gobernar en minoría, pero tampoco descartamos la posibilidad de un pacto que, por encima de todo, mire por los intereses de la ciudad, que, como he dicho siempre, es lo que más nos preocupa", señaló anoche Marín una vez culminado un escrutinio que convertía al Partido Popular en la fuerza más votada de la ciudad.

Un pacto que, de producirse, pasaría por el PVRE, aunque Marín no quiso entrar en detalles. "Lo importante ahora", resaltó, "es que el Partido Popular ha ganado las elecciones, que se ha acabado el ciclo de victorias socialistas y que el pueblo de Chiclana ha decidido apostar por el cambio que representamos. Así que será a partir de mañana cuando abordemos las posibilidades de gobierno con las que contamos".

Eso sí, Marín, que recibió las felicitaciones de su máximo oponente, José María Román, señaló que "hace unos días le mande un mensaje a Miguel Álvaro, del PVRE, para mostrarle la disposición del Partido Popular para trabajar en favor de los intereses de la ciudad".

"No obstante", reiteró, "lo que es evidente ahora es que los ciudadanos han dejado claro que no quieren a Román como alcalde y que han decidido depositar su confianza en una formación, el Partido Popular, que no les va a defraudar".

  Por otro lado, y pese a los buenos resultados del Partido Vecinal Regionalista (PVRE), su candidata, Marisol Ayala, manifestó que "esperaba más de la calle".

 Exhausta, al igual que los compañeros de partido, no quiso definirse en cuanto a los posibles pactos que llevará a cabo su agrupación, que defiende los intereses de los propietarios de viviendas ilegales del municipio. "Esperaremos algunos días para ver lo que hay. Ahora no es momento de análisis", apuntó.

 "Estos  resultados", destacó, "han generado un sabor agridulce en nuestra candidatura, ya que pensaba conseguir más concejales, pero mucha gente no ha ido a votar y eso nos ha perjudicado".

Consciente de que se ha convertido en la tercer fuerza política de Chiclana y de que puede ser la llave de un nuevo gobierno municipal, Ayala insistió en que ahora vienen días "muy largos y muy duros" puesto que su formación tendrá que celebrar una asamblea y, luego, iniciar la ronda de conversaciones tanto con el PP como con el PSOE e IU.

El ambiente en la sede del PVRE, en la plaza Santo Cristo, reflejaba, al principio, cierta decepción, pero conforme avanzaba la noche, los militantes se iban haciendo a la idea de los importantes resultados que han obtenido de cara a la conformación de un nuevo Ayuntamiento.

 "Ahora lucharemos desde dentro", dijo el número 2 de esta candidatura, Tomás Serrano. Asimismo, Ayala recordó que ha sido un trabajo muy intenso el que ha desarrollado la candidatura y simpatizantes desde hace unos 10 meses, "pero, en realidad nuestra lucha comenzó hace unos tres años", a raíz del proceso de regularización de viviendas que iniciaron los socialistas.

 Con todo ello, la candidata del PVRE admitió que "de saber que iba a lograr dos concejales antes de presentase a las elecciones me habrían dicho que me había vuelto loca".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios