Fórmula 1

La corona busca a su rey

  • Los favoritos para suceder a Nico Rosberg, retirado tras conquistar el anterior Mundial, son Hamilton (Mercedes) y Vettel (Ferrari). Alonso (McLaren) es aún una incógnita.

Fernando Alonso con su McLaren. Fernando Alonso con su McLaren.

Fernando Alonso con su McLaren. / EFE

Con Nico Rosberg jubilado y Bernie Ecclestone apartado por los nuevos propietarios, la Fórmula 1 vivirá esta semana en Melbourne el inicio de un campeonato del mundo sin un rey y lleno de incertidumbre. Lo único que está claro es que los nuevos organizadores de las carreras prometen más espectáculo. Los coches son más anchos, tienen apariencia de agresivos, son propulsados por unos 1.000 caballos de potencia y son más difíciles de conducir que en temporadas anteriores.

La pregunta del millón es quién sucederá a Rosberg como campeón mundial. El alemán sorprendió al mundo el 2 de diciembre al anunciar su retirada apenas cinco días después de haber ganado su primer título. Eligió dedicarse en cuerpo y alma a su familia en vez de seguir compitiendo en la Fórmula 1. Mercedes y Ferrari fueron las escuderías más veloces en la pretemporada, pero siempre se dice que nadie enseña sus cartas hasta que llega el momento de la verdad. Y la partida empezará el domingo con el Gran Premio de Australia, el primero de los 20 programados hasta que concluya el calendario, el 26 de noviembre en Abu Dhabi.

Los grandes favoritos para alzarse con el título son el británico Lewis Hamilton, de Mercedes, y el alemán Sebastian Vettel, de Ferrari. El primero ya ha ganado tres títulos mundiales (2008, 2014 y 2015) y el segundo, cuatro (2010, 2011, 2012 y 2013).

Vettel llega a su último año de contrato con Ferrari tremendamente exigido tras un 2016 en el que no logró ninguna victoria. Pero el nuevo bólido de la escudería italiana, que contará con el finlandés Kimi Raikkonen en el otro volante, asombró en los ensayos de Barcelona por su velocidad y fiabilidad.

"Ferrari ha hecho un trabajo fantástico y creo que aún podemos esperar más", dijo Hamilton después de terminar las primeras pruebas con el mejor tiempo.

Con la retirada de Rosberg nadie lucirá este año el número 1. Pero pretendientes no le faltan a la corona. El sucesor del alemán en Mercedes llegó del equipo Williams. Valtteri Bottas, finlandés, de 27 años, ya avisó: "No vine aquí para ser segundo".

El único bólido que logró hacer sombra a Mercedes en 2016 fue el Red Bull, que arrebató dos victorias a las flechas de plata en las 21 carreras disputadas. El equipo energético contará este año con los mismos pilotos, el holandés Max Verstappen y el australiano Daniel Ricciardo, y en la pretemporada ha mostrado potencial para dar más de un susto.

Pero no hay favorito claro para el campeonato. "Mercedes es el rival a batir", dijo sin embargo Vettel. "Creo que tenemos por delante un año duro", indicó por su parte el jefe del consejo de vigilancia de Mercedes, Niki Lauda.

Quizás sea un año duro, pero de lo que no hay duda es que será un año más rápido. El mejor tiempo de Raikkonen en pretemporada, en el circuito de Barcelona, fue tres segundos más veloz que el de Hamilton para conseguir la pole position del Gran Premio de España en 2016.

Los bólidos ganan mucho tiempo en las curvas y los nuevos coches demandan mucho más de los pilotos. A Vettel, Hamilton y compañía les gusta. La otra cara de la moneda es que los adelantamientos serán más difíciles. O eso al menos es lo que se teme antes del inicio de la temporada.

Mucho temor hay en McLaren. La histórica escudería, con el español Fernando Alonso y el belga Stoffel Vandoorne como pilotos titulares, ha vivido una nueva pesadilla en la pretemporada. El motor Honda sigue sin dar las respuestas esperadas, lo que amenaza con otro año para el olvido.

En la lucha por mantener los antiguos hinchas y lograr nuevos, la Fórmula 1 tiene mucho que hacer. ¿Qué camino elegirán los nuevos dueños estadounidenses? Todavía no está claro qué ocurrirá en un negocio que desde hace cuatro décadas estuvo controlado por Ecclestone. Muchos echarán de menos en el paddock al magnate británico de 86 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios