Pasarela

Tres años sin David

  • El 'niño malo' de la pasarela, el malagueño David Delfín, falleció en 2017 debido a un cáncer tras plasmar su audaz y genuino lenguaje en la moda española.

El diseñador David Delfín, fallecido a consecuencia de un cáncer en 2017. El diseñador David Delfín, fallecido a consecuencia de un cáncer en 2017.

El diseñador David Delfín, fallecido a consecuencia de un cáncer en 2017. / Efe

"Es la ternura en estado puro. Sólo hay que mirarle a los ojos que siempre sonríen". Bimba Bosé, su amiga del alma, hizo esta descripción de Diego David Gómez González, el niño malo de la moda española que se puso David Delfín como nombre artístico porque le encantaba lo libres que eran los delfines. El pasado miércoles día 3 se cumplieron tres años desde que el diseñador malagueño falleciera a los 46 años de edad a causa del cáncer contra el que llevaba años luchando. 1.096 días en que sus amigos y familiares no han querido que caiga en el olvido su figura y le han rendido homenaje en este triste aniversario a través de varias publicaciones en sus redes sociales.

Le querían hasta el infinito, y así ha sido. La primera de sus amigos en recordarle en las redes ha sido Bibiana Fernández con una foto en la que aparece a punto de besar al diseñador, y que ha acompañado con un mensaje: "Ayer, hoy y siempre, estás en mis pensamientos, esa maldita pared, vuelve a esta casa, será la bienvenida... Hoy compraré flores, me tomaré una copa contigo, por ti. Gracias por dejarme este sabor dulce cada vez que te pienso te siento o te nombro (...)"

David y Pelayo Díaz, quien fue su pareja durante muchos años. David y Pelayo Díaz, quien fue su pareja durante muchos años.

David y Pelayo Díaz, quien fue su pareja durante muchos años. / Efe

Aunque uno de los más mensajes más emotivos ha sido el de Pelayo Díaz, el que fuera su pareja durante años y con quien trabajó mano a mano en la creación de algunas de sus colecciones más emblemáticas. "(...) A David le apasionaba viajar (...) Me gusta pensar que está en uno de esos viajes y que cualquier día quedaremos todos para que nos cuente qué ha estado haciendo", ha escrito.

Alaska, Mario Vaquerizo, Rossy de Palma y Gorka Postigo, entre muchos otros, también figuraban en el entorno más cercano de David. La cantante también ha compartido un bonito recuerdo de él en Instagram, amén de un selfie inédito del creador.

David (dcha.) con el director Pedro Almodóvar y su musa, amiga y socia Bimba Bosé. David (dcha.) con el director Pedro Almodóvar y su musa, amiga y socia Bimba Bosé.

David (dcha.) con el director Pedro Almodóvar y su musa, amiga y socia Bimba Bosé.

Emocional, valiente y luchador infatigable, David Delfín se convirtió en la mirada más audaz e intensa de la moda española de las últimas décadas. Con gran capacidad para absorber referencias y estéticas urbanas, siempre sorprendía en la pasarela madrileña, un escenario en el que mostraba su mundo interior, sus gustos, sus sentimientos, sus pasiones y también sus debilidades y tristezas.

Este malagueño no se escondía, era visceral, se mostraba a cara descubierta y así, a través de su costura, de sus creaciones se vaciaba, sacaba lo que llevaba dentro. "Todo lo que me ha tocado en la vida acaba en mis diseños", decía en una de sus últimas entrevistas, cuando le otorgaron el Premio Nacional de Diseño de Moda 2016.

Poseedor de uno de los lenguajes más genuinos y reconocibles de la pasarela española, David Delfín concebía la moda como un "soporte polifacético, que se contamina de todo", y como un campo de creación influenciado por otras disciplinas. "Prefiero añadir, por eso elegí diseñar, es un soporte perfecto para aunar todas las artes", explicaba quien consideraba que "hay un cordón umbilical invisible que las une: el sentido de la creatividad".

Desfile de 2012 en Cibeles con la actuación de Alaska, Mario Vaquerizo y Bimba Bosé. Desfile de 2012 en Cibeles con la actuación de Alaska, Mario Vaquerizo y Bimba Bosé.

Desfile de 2012 en Cibeles con la actuación de Alaska, Mario Vaquerizo y Bimba Bosé. / Efe

A pesar de su imagen de rebelde y también de transgresor, David Delfín, nacido en Ronda en 1970, era pura emoción, sentimiento y pasión. "Sí, puedo mostrar una cara transgresora y luego me gusta Rocío Jurado o Raphael", bromeaba el modisto, quien siempre quiso "generar sorpresa".

Propuestas de su colección debut en 2002, con la que generó mucha polémica por mostrar a las modelos encapuchadas y con sogas. Propuestas de su colección debut en 2002, con la que generó mucha polémica por mostrar a las modelos encapuchadas y con sogas.

Propuestas de su colección debut en 2002, con la que generó mucha polémica por mostrar a las modelos encapuchadas y con sogas. / Efe

Debutó en la Pasarela Cibeles en 2002 con la colección Cour des miracles, inspirada en las películas Viridiana y Belle de Jour, de Luis Buñuel, y su puesta en escena recordaba a Los amantes encapuchados, de Magritte. Un trabajo "traumático" que suscitó una gran polémica porque puso a pasear a modelos encapuchadas y con sogas al cuello. Para unos, una provocación que invitaba a salir de la pasarela; para otros, pura vanguardia. Desde ese momento, David entró a formar parte de la historia de la moda de España, sedujo con su trabajo y carisma y en la siguiente edición de la cita madrileña introdujo un aire fresco que le hizo merecedor del premio a la mejor colección de un joven diseñador.

Autodidacta, Delfín llegó a la moda a través de la pintura, se enorgullecía de ser un diseñador "conceptual" al que lo único que le interesaba era crear moda llena de contenidos. Con la curiosidad de un niño, se movió en distintas aguas artísticas, diversificó su campo creativo hacia nuevas líneas de negocio y entró en territorios creativos como el cine, el vídeo, las artes plásticas o la creación de vestuario para la danza.

Bimba, luciendo un diseño de David Delfín en uno de sus desfiles. Bimba, luciendo un diseño de David Delfín en uno de sus desfiles.

Bimba, luciendo un diseño de David Delfín en uno de sus desfiles. / Efe

Con los ojos siempre abiertos, este generoso creador decía que "sin equivocación no hay crecimiento" y que "arriesgar es la única manera de crecer". Elogiado por la prensa especializada, el creador de la firma homónima David Delfin siempre quiso sumar, detestaba que le encasillaran en una sola disciplina, una filosofía que compartió con Bimba Bosé, su amiga y socia a la que desgraciadamente le unió el mismo destino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios