La farola

Qué ver y dónde comer en Fuengirola

El Castillo de Sohail de Fuengirola.

El Castillo de Sohail de Fuengirola.

Fuengirola es otro de los municipios que de un tiempo a esta parte ha crecido exponencialmente, principalmente por el atractivo de su costa y también por la amplia oferta gastronómica que ofrece de este a oeste y de norte a sur. De hecho, con sus más de 82.000 habitantes en el último censo, es la quinta población de la provincia, muy pareja con Vélez-Málaga (4ª) y Mijas (3ª). No hay duda de que Fuengirola ofrece mucho más en la temporada alta veraniega que en invierno, aunque demuestra que es mucho más que eso.

Echar un día en Fuengirola da para mucho pero no hay mejor forma de comenzarlo que con un buen desayuno. Nuestra recomendación para en calle San Pancracio, 6, en San Chocolate, una cafetería que abre todos los días de 9 a 22:00 horas en la que encontrarás dulce, salado y opciones muy saludables en un entorno acogedor, que invita a alargar el café.

Una vez cargadas las pilas, te aconsejamos que te prepares con ropa y calzado cómodo y pilles entradas para Bioparc Fuengirola. Este parque de animales cuentan con una infinidad de especies, desde los imponentes orangután de borneo o el gorila occidental de llanura, hasta los encantadores lemures de cola anillada, negros, de collar blanquinegro o rojo, o los suricatos. La tarifa general para acceder al parque es de 23 euros, 17 para menores de 3 a 9 años y 18 para mayores de 65. Hay algunos tipos de descuentos que puedes consultar en su web

Algunos de los animales de BIOPARC Fuengirola Algunos de los animales de BIOPARC Fuengirola

Algunos de los animales de BIOPARC Fuengirola / Bioparc Fuengirola

Fuengirola, por su evolución y gran foco turístico, cuenta con un amplísimo número de restaurantes, de gran variedad y también de calidad. Entre las recomendaciones que ofrecemos para el almuerzo, hay dos que en Fuengirola son sencillas. Para tradición y reconocimiento, Los Marinos José es un imprescindible en Fuengirola, un templo del marisco y el pescado donde disfrutar de la calidad y la lonja local. Charolais (calle Larga, 15) o Aesgaya (avenida Santa Amalia, 5) son otras opciones interesantes para a comer.

Por la tarde es obligatoria la parada también en el Castillo de Sohail por todo lo que ofrece, tanto a nivel histórico ya que sus muros datan del siglo X, como a nivel de ocio a sus alrededores. Durante todo el año es uno de los lugares de conciertos de la zona, justo al pie de la playa. Acudir a la zona del puerto deportivo también es otra visita interesante, un paseo agradable que puede complementarse con una cerveza bien fría en alguno de sus muchos bares y pubs.

Para acabar el día por todo lo alto, recientemente se ha actualizado la lista de estrellas Michelin de Málaga. La de Sollo, en el Higuerón Hotel de Fuengirola, sigue intacta. Diego Gallegos, el denominado chef del caviar, hace de las suyas con su cocina mediterránea e innovadora donde dejan huella sus raíces sudamericanas. No es una opción para todos los bolsillos, eso sí. Pero hay opciones más asequibles. Algunos de los chiringuitos como Oasis (Paseo Marítimo Rey de España, 132) o La Caracola (9) ofrecen calidad junto al mar o también son recomendados El Laberinto (calle Marbella, 19) o Tabanko El Callejón (avenida Condes de San Isidro, 55).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios