Málaga

Catorce colegios unen sus fuerzas contra el nuevo sistema de comedores

  • Harán una manifestación en un mes y elevarán un escrito conjunto al delegado de Educación para pedir "cocina de calidad"

Comentarios 12

Niños y padres conocen por su diminutivo a la cocinera del colegio Ricardo León porque ha sido la encargada de llevar a la mesa sus pucheros y potajes durante 27 años. En casi tres décadas de cocina in situ en este centro de Portada Alta no se conoce un solo problema. Pero este año salió el comedor a concurso y la empresa sevillana La Única resultó adjudicataria. Unos 170 niños comían en el centro, ahora tan sólo rondan el centenar. Pero la solución para muchos no pasa por quitar a sus hijos del comedor y están movilizándose para pedir a la Junta un almuerzo "digno". Hasta 14 AMPA de colegios públicos de la provincia se han unido para iniciar un calendario de actuaciones. El próximo mes prevén celebrar una manifestación.

Cansados de esperar, los padres de centros como Luis Buñuel, Antonio Machado, Nuevo Teatinos, Carmen de Burgos, además de colegios de Archidona y Cuevas de San Marcos, están actuando por su cuenta. "Nos sentimos solos, abandonados, desde Fdapa nos piden tiempo aunque no están haciendo nada. Nosotros no nos vamos a cansar porque están tocando a nuestros hijos", comenta María Martín, presidenta del AMPA del CEIP Ricardo León.

Este centro, por su parte, ya envió escritos al delegado de Educación, al director del ente público Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE), y a la consejera. También pidieron y obtuvieron el apoyo del pleno municipal. Pero, desde el ISE ya les advirtieron de que "era imposible" volver a la cocina directa, "que nos fuésemos olvidando". Sin embargo, los padres no están dispuestos a olvidarse del tema y están preparando un escrito conjunto, además de intentar recabar el apoyo de todos los colegios que este año se han visto afectados por este problema. Pretenden salir a la calle "en masa", afirma María Martín, "y seguir moviendo para que nuestros hijos coman bien".

Aunque desde la administración regional se ha querido subrayar la calidad de los menús que realizan las empresas, el responsable del ente público en Málaga visitó ayer por sorpresa el comedor del Ricardo León y dijo, según la presidenta del AMPA, que "la comida deja mucho que desear, sobre todo, en cuestión de elaboración". Y es que, ni el menú está bien confeccionado ni las raciones son suficientes, según Martín. "Ponen raciones muy pequeñas, las verduras caldosas cortadas en trozos muy grandes y la carne brilla por su ausencia", comenta esta madre.

El sabor de las comidas, según critica el AMPA, es muy poco elaborado. "A unas lentejas, por ejemplo, le echan trozos de verdura y da la sensación de que la cuecen muy rápidamente, no coge sabor a los ingredientes", añade María Martín, que también se queja de que cuando ponen huevo "rallan uno o dos encima de la verdura para diez raciones". Los niños dicen que comen helado de tortilla, porque tiene mucha agua, y el arroz está seco. Ayer, como anécdota, comieron un pescado de río que, según una página médica consultada en internet, tiene efectos nocivos para la salud, como señaló la presidenta del AMPA.

Desde que comenzó el curso, la cocinera tira bandejas enteras de comida porque no gusta a los niños, mientras que, subraya María Martín, "la consejera sigue diciendo que somos una minoría que no se nos va a tener en cuenta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios