Educación

Un 40% de la plantilla del Conservatorio Superior de Música de Málaga, sin experiencia en este nivel

  • Una treintena de docentes recién llegados no tiene ni un solo día de tiempo de servicio

Sala Manuel de Falla del Conservatorio Superior de Música de Málaga Sala Manuel de Falla del Conservatorio Superior de Música de Málaga

Sala Manuel de Falla del Conservatorio Superior de Música de Málaga

Lo que se temía ha ocurrido y las plantillas de los conservatorios superiores han sido desmanteladas por el nuevo sistema impuesto por la Junta de Andalucía. De los 90 puestos docentes del Conservatorio Superior de Música de Málaga tan sólo 30 estaban ocupados por catedráticos. El resto del profesorado ha cambiado este curso escolar, es decir, que 60 plazas se cubren este año con personal interino.

Aunque aún faltan 22 vacantes sin adjudicar, algo que se espera solucionar en los próximos días, de los recién llegados una treintena son aspirantes a interinos. Esto supone que no tienen ni un solo día de tiempo de servicio en unas enseñanzas que requieren una alta experiencia y calidad docente por el grado de especialización tan elevado.

“El 40% de la plantilla son aspirantes a interinidad sin un solo día de experiencia”, comenta Encarna de la Chica, portavoz de la Federación de Enseñanza de UGT. “Todos los que tenían la experiencia son los que se han ido y han entrado los que no tienen ni un día de tiempo de servicio, han desmantelado el conservatorio entero”, agrega la responsable sindical.

Se han tenido que marchar los profesionales con experiencia y un nivel impresionante y han llegado personas recién salidas del máster que jamás han trabajado en un conservatorio superior”, recalca De la Chica.

No se abrió un periodo de transición para la estabilización de estos docentes expertos que llevaban décadas ejerciendo sus funciones en el Conservatorio Superior y tampoco se estableció un diálogo con la dirección del centro, por lo que todo el equipo directivo dimitió este verano. Los alumnos, por su parte, consideran que “esto parece una escuela de música municipal” y muestran su descontento.

Una excedencia y la pérdida de su destino definitivo

Víctor López ocupa la cátedra de trombón en el Conservatorio Superior de Málaga. En él lleva seis años y previamente trabajó en el de Córdoba, además de tener aprobadas las oposiciones al cuerpo de profesores. Este curso, para poder seguir en el Superior, “tuve que ponerme en excedencia de mi plaza y he perdido mi destino definitivo en Fuengirola”, comenta el profesor, que sólo tiene seguridad para este curso. “Si el año que viene no ocupo la cátedra de trombón me quedaría en paro”, agrega.

El experto tenía el máster y todos los requisitos, pero le han obligado a pedir excendecia “porque pertenecía a otra bolsa, a otro cuerpo”. Y esto, señala, con lo que supone, ha perdido el seguro privado y el tiempo de servicio le cuenta la mitad. Por eso, la mayoría de compañeros que estaban en su misma situación no se han arriesgado y han vuelto a sus destinos definitivos en los conservatorios profesionales. Esto también ha provocado un segundo efecto, que los que ocupaban sus puestos y tenían menos experiencia están actualmente en la calle.

López también critica que, al quedar puestos sin cubrir en el Superior, han llamado a profesores en comisión de servicio y que, por tanto, no han tenido que pedir la excedencia que a él sí le obligaron al principio del proceso. La desigualdad ha sido manifiesta, según este docente.

En cuanto a la plantilla del centro, considera que “la Junta no ha cuidado a los conservatorios superiores” y destaca que nunca antes había habido un cambio tan drástico con tantos docentes sin experiencia previa.

Advertencias a la Consejería

"El curso pasado ya advertimos a la Consejería de que al cambiar las condiciones y no establecer una moratoria para estos docentes en comisión de servicio iba a pasar esto, que no han querido perder sus destinos y han dejado el Superior", explica Félix Martín, secretario general de Enseñanza de CCOO Málaga. "Al personal funcionario se le podía haber dado la moratoria para tener la titulación exigida y todos hubieran tenido el requisito sin necesidad de esto", agrega. 

Pero también hubo más. Según afirma Martín, en la ordenación de las bolsas el aspirante que participó por el anexo 3 ha quedado por debajo de los que participaron por el anexo 2. "No se han tenido en cuenta las alegaciones, se han cerrado en banda y estos errores informáticos han influido en gran medida", indica el líder sindical.

"Consultaron, se les dio una respuesta oficial, pero los que estaban por debajo se han puesto por encima y han obtenido plaza", agrega Martín y reitera que hay muchísimos afectados "cuando podía haber publicado una corrección de errores y ya está, han originado una discriminación entre unos aspirantes y otros". 

En cuanto al inicio de curso, Félix Martín destaca que aún no se han cubierto 28 plazas entre el Superior de Música y el de Danza, lo que resulta "muy perjudicial que esto resulta para las enseñanzas". "Pedimos la moratoria para evitar esto, aunque la Consejería optó por ponerlo en marcha, no nos hicieron caso y estas son las consecuencias. Hubo varias mesas técnicas, pero se han cerrado en banda", concluye. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios