Málaga

Detenido en Málaga por intentar violar a una amiga tras citarse en un hotel a cenar

  • El hombre la invitó a subir a la habitación con el pretexto de dejar la mochila

Dos agentes de la Policía Local de Málaga en una imagen de archivo. Dos agentes de la Policía Local de Málaga en una imagen de archivo.

Dos agentes de la Policía Local de Málaga en una imagen de archivo. / Javier Albiñana (Málaga)

Un joven de 27 años ha sido detenido por la Policía Local de Málaga por haber intentado violar supuestamente a una amiga de 40 años con la que había quedado a cenar en el restaurante de un hotel de la ciudad.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes en un hotel situado en pasillo Guimbarda de la capital malagueña cuando el hombre la invitó a subir a la habitación del hotel con el pretexto de dejar la mochila, según explicó la víctima a la Policía.

La mujer manifestó que en primera instancia le dijo que no pero, ante su insistencia y debido a que era un incordio llevar la mochila, accedió a subir para depositarla allí mientras cenaban.

Una vez en la habitación, el joven la cogió de la cara a la altura de la barbilla y le propuso soezmente mantener relaciones sexuales, a lo que ella se negó, le dijo que tenía novio y se quería marchar, momento en el que se puso violento, según ha informado este jueves la Policía Local en un comunicado.

La víctima ha relatado que el presunto agresor la cogió del pelo y la zarandeó, por lo que ella comenzó a gritar y éste la arañó en la cara y le tocó los pechos sin su consentimiento, tras lo que le abofeteó, al tiempo que le agarraba del cuello con la otra mano, por lo que no podía seguir pidiendo ayuda.

Ante su temor a que siguiera agrediéndola, la mujer manifestó a los policías que le dijo que esperase, que se podía arreglar, y aprovechó que la había soltado del cuello para salir corriendo de la habitación y llamar a la Policía.

Los agentes averiguaron que el joven se había desplazado en taxi a otra zona de Málaga, donde había recogido a una mujer con la que había vuelto al hotel, por lo que los policías volvieron al establecimiento y lograron arrestarlo.

En el suelo de la habitación del hotel encontraron una trenza de pelo de unos 70 centímetros de longitud similar a otras muchas que tenía la víctima en su peinado y que podría haber perdido durante la supuesta agresión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios