Málaga

Exigen más recursos sanitarios y sociales para atender la Salud Mental

  • Denuncian que pacientes se quedan "en la calle" tras la fase aguda por la falta de dispositivos

Profesionales de Salud Mental Infantil preparan el material para una sesión. Profesionales de Salud Mental Infantil preparan el material para una sesión.

Profesionales de Salud Mental Infantil preparan el material para una sesión.

Los familiares de enfermos mentales levantaron ayer la voz para denunciar el deterioro que ha sufrido su asistencia por la falta de recursos tanto sanitarios como sociales. Pacientes que aguardan más de lo debido para los controles de seguimiento debido a las listas de espera, altas prematuras por la escasez de camas psiquiátricas en los hospitales y enfermos "en la calle" tras superar una crisis porque no hay suficientes plazas intermedias para atenderlos tras su alta de una unidad de agudos y su vuelta a casa.

El presidente de la Asociación de Familiares con Enfermos de Esquizofrenia (Afenes), Miguel Acosta, resumió: "La atención de la salud mental está muy mal. Hay pocos recursos y los que hay no están bien coordinados". Por eso urgió a que se cree una comisión de trabajo entre familiares, profesionales, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y la Fundación para la Integración Social de las Personas con Enfermedad Mental (Faisem) a fin de que haga un inventario de las carencias y de las soluciones. "Andalucía está a la cola de España, Málaga a la cola de Andalucía y la salud mental a la cola de la asistencia", aseguró Acosta.

Ayer justamente se celebró el Día Mundial de la Salud Mental. Al hilo de esa fecha, Afenes reclamó la apertura de la Unidad de Agudos de Psiquiatría del Hospital de Marbella -bloqueada por la paralización de la ampliación-, que el Hospital de Día de Salud Mental de Ronda pase de dos a diez profesionales, por lo menos 20 plazas de comunidad terapéutica para la atención intermedia entre la hospitalización y la vuelta a casa y por lo menos una casa-hogar por comarca para dar respuesta social a este colectivo. "La salud mental hay que tomársela en serio", urgió Acosta.

Un cualificado profesional que trabaja en este área, pero que prefirió guardar el anonimato opinó: "Los familiares se quejan con razón. Hay recursos, pero son muy escasos. Hacen falta muchísimos más medios. Se necesitan más profesionales en general y psicólogos en particular".

Acosta explicó que hay un convenio con San Juan de Dios para atención de enfermos mentales, pero aclaró que sólo son cincuenta plazas para toda la comunidad autónoma. "La lista de espera "puede ser de dos o tres años", según el presidente de Afenes.

Desde la asociación se insistió en que las carencias de recursos acarrean una cronificación de las patologías psiquiátricas y una atención deficiente de los enfermos, además de un drama para los familiares. Hay casos -explicó Acosta- en los que debido a brotes y episodios de agresividad, un juzgado impone una orden de alejamiento de las familias, pero como luego no hay recursos sociosanitarios están condenados a "la calle". Algo que empeora su situación porque "no tienen ni donde estar ni quien controle su medicación", afirmó. Los expertos estiman que el 25% de la población sufre una patología mental a lo largo de su vida; un porcentaje en donde incluyen desde los casos leves hasta los más graves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios