Pleno municipal

La Fiscalía Anticorrupción asume las competencias del caso Villas del Arenal

  • El Pleno, con los votos de la oposición, vuelve a exigir la dimisión de Porras, Pomares y Cardador

  • El PSOE amaga con la moción de censura si el alcalde no los cesa

El alcalde, accediendo este lunes al Ayuntamiento El alcalde, accediendo este lunes al Ayuntamiento

El alcalde, accediendo este lunes al Ayuntamiento / Javier Albiñana

Horas antes de la celebración en el Ayuntamiento de Málaga del Pleno extraordinario solicitado por la oposición para abordar el tema de Villas del Arenal, se dio a conocer que la Fiscalía Anticorrupción asumía las competencias de dicho caso, en el que se investigan supuestas injerencias políticas en la tramitación de expedientes urbanísticos. La noticia cayó como un jarro de agua fría en el equipo de gobierno del PP y en el alcalde, Francisco de la Torre, que desde el inicio ha rechazado hablar de corrupción. La oposición aprovechó la decisión de la Fiscalía para sumar a la lista un argumento más con el que exigir, por enésima vez, la dimisión de los concejales Teresa Porras y Francisco Pomares, y del gerente de Urbanismo, José Cardador, llamados a declarar como investigados el próximo 25 de abril.

En este escenario, el salón de plenos acogió una sesión tensa y bronca en su desarrollo, por la presencia de numerosos vecinos a favor y en contra de la postura de la oposición –la elevada asistencia de público obligó a habilitar la sala de prensa para que todos pudieran seguir el pleno–, pero sin sorpresas en su desenlace.

Por segunda vez en apenas un mes, el alcalde se quedó solo en su defensa de los concejales afectados. Los grupos de la oposición en bloque volvió a aprobar una moción en la que exigían la dimisión de los Porras, Pomares y Cardador. Tal y como estaba previsto, la propuesta salió adelante con 14 votos a favor y los 13 del equipo de gobierno en contra –el ajustado resultado respondió a varias ausencias en la bancada de la oposición–.

La edil Teresa Porras con un gesto expresivo durante el Pleno. La edil Teresa Porras con un gesto expresivo durante el Pleno.

La edil Teresa Porras con un gesto expresivo durante el Pleno. / Javier Albiñana

A la esperada bronca política se sumaron las continuas interrupciones por parte de los residentes en Villas del Arenal, a los que desde su asiento la edil de Cruz de Humilladero, Teresa Porras, alentaba a mostrar los carteles que portaban y en los que se podía leer, entre otros, mensajes como ‘No utilices mi casa para tu éxito político’ o ‘Porras=inocente’. Los vecinos se mostraron especialmente beligerentes con el portavoz socialista, Daniel Pérez, quien en su primera intervención pidió hasta en cuatro ocasiones la dimisión de los tres afectados. “Hágalos dimitir y todo esto habrá acabado”, repitió al alcalde.

Recordó los delitos de prevaricación, tráfico de influencias, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos, por los que han sido citados a declarar los tres dirigentes del PP, subrayando la gravedad de los mismos. Así, indicó que “la Fiscalía especial contra la corrupción y la criminalidad organizada” se ha hecho cargo del caso.

“La presunción de inocencia está garantizada, pero ustedes no deberían continuar ni un minuto más en este salón de Plenos solo por los señalamientos judiciales que hay en estos momentos”, sostuvo. Al mismo tiempo, aludió a la “obligación y responsabilidad” del alcalde para “hacerlos dimitir”, precisando que “aquí nadie está condenando a nadie, pero hay responsabilidades políticas que se tienen que tener en cuenta”.

“Si sigue sin actuar, nos veremos obligados a actuar con contundencia y explorar nuevas vías para devolver la dignidad y acabar con la sombra de corrupción que se ha posado en este Consistorio”, insistió Pérez, en un nuevo amago de presentar una moción de censura contra De la Torre, a quien los socialistas consideran “conocedor de todo”. Un camino, el de la moción de censura, que el concejal no adscrito Juan José Espinosa animó a explorar, pero que a ojos de Ciudadanos tiene “remotas” posibilidades de salir adelante a dos meses de las municipales.

Por su parte, la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, explicó que su grupo se personará como parte interesada en el caso Villas del Arenal, advirtiendo de que se está hablando de “delitos muy graves”. En palabras de Torralbo, “la ética es fundamental” en política, por lo que con una investigación en curso consideró que “no puede ser responsable de Urbanismo una persona investigada”. “Usted –dijo al alcalde– nos trata como niños cuando intenta convencernos de que la corrupción solo tiene forma de maletines, pero no, esto también puede ser corrupción”.

El portavoz del PSOE, Daniel Pérez, en una de sus intervenciones. El portavoz del PSOE, Daniel Pérez, en una de sus intervenciones.

El portavoz del PSOE, Daniel Pérez, en una de sus intervenciones. / Javier Albiñana

Para IU, el caso Villas del Arenal responde al “modus operandi de Urbanismo”. Su portavoz, Eduardo Zorrilla, hizo hincapié en que “las responsabilidades políticas van más allá” de los tribunales. Por ello, dijo que si los sigue respaldando, su grupo pedirá directamente la dimisión del alcalde, quien “ha dirigido y controlado el urbanismo los últimos 24 años”. El viceportavoz de Cs, Alejandro Carballo, acusó al alcalde de tener una “estrategia cínica para enredar”. “No asume ni cumple lo que acuerda ¿o es que nos quiere tomar el pelo? ¿Está usted por encima del bien y del mal”, interpeló.

El equipo de gobierno criticó el “show mediático” montado “sin escrúpulos” por la oposición. “Han suspendido el examen de constitucionalidad”, dijo Carlos Conde, portavoz del PP. En su turno, De la Torre recomendó a la oposición que “lean y repasen” lo que los códigos éticos de sus partidos dicen sobre el momento en que los cargos públicos deben ser apartados. “Cuando se inicia juicio oral, en caso de imputación formal, en caso de procesamiento, condena...”, desgranó uno por uno el regidor, que afeó que la oposición “den por hecho y atribuyen presuntas posibilidades como realidades”. Así, De la Torre dejó claro que “llegado el caso, que no va a llegar”, Porras, Pomares y Cardador, “serían apartados”.

El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, se defendió acusando a la oposición de “predeterminar nuestra culpabilidad; promover y alentar juicios paralelos y sumarísimos buscando nuestra condena social y política; y pretender que se nos imponga lo peor, una pena anticipada” por un delito “que ni siquiera ha sido enjuiciado y ni existe condena”. “Ejerceremos cuantas acciones legales estén a nuestro alcalce para defender nuestros derechos políticos, honor y presunción de inocencia”, concluyó Pomares.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios