Málaga

Fujitsu en Málaga presenta un ERTE ante la falta de material de China por el coronavirus

  • La medida de regulación de empleo podría afectar a 336 trabajadores del área de producción

  • Hasta ahora se ha logrado retrasar hasta el 16 de marzo y por el momento se opera con normalidad

Trabajadores de la empresa Fujitsu en una imagen de archivo. Trabajadores de la empresa Fujitsu en una imagen de archivo.

Trabajadores de la empresa Fujitsu en una imagen de archivo. / Javier Albiñana (Málaga)

China, la fábrica del mundo, lleva cinco semanas parada a causa del coronavirus y eso está afectando a empresas como Fujitsu, que depende del envío de material del gigante asiático. Ante el agravamiento de los contagios y en vista de que las medidas gubernamentales para intentar frenar la propagación del virus seguían retrasando la producción, Fujitsu en Málaga presentó el pasado 18 de febrero un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que podría afectar a 336 trabajadores

Blanca Hermana, directora de esta empresa tecnológica, explica que, por el momento, han logrado minimizar el impacto de la escasez de material debido al coronavirus y la producción se sigue desarrollando con normalidad. Aunque el ERTE tenía una fecha de aplicación del 2 de marzo al 17 de mayo se ha logrado retrasar su aplicación, al menos, hasta el 16 de marzo. 

"Hay fábricas que no están operativas o que lo hacen bajo mínimos, hemos seguido trabajando para recoger materiales y continuaremos intentando que esta medida se retrase y finalmente no tengamos que aplicarla, pero si hay que parar alguna línea de producción debíamos de tener una herramienta para miniminzar el impacto", indica Blanca Hermana. 

Los 336 empleados a los que afectaría son los que están dedicados directamente a la fabricación en Fujitsu en Málaga. El resto, hasta 450, conforman los equipo de compra y control de producción que seguirían en activo durante el periodo del ERTE. 

"No estamos pensando en parar la producción, en absoluto, solo habría que enviar a casa a esos trabajadores implicados en las líneas que se quedasen sin material para poder continuar y reincorporarlos inmediatamente cuando tengamos nuevamente producción", agrega la directora de Fujitsu.

"Esto no depende de nosotros, depende de las capacidades de fabricación en China, de la capacidad de transporte mundial cuando se reactive la fabricación y de las necesidades de nuestros clientes", añade Hermana, que revisa con su equipo la situación a diario. 

En China la situación sigue estando muy complicada, como explica la directora de la firma tecnológica. "El Gobierno chino ha obligado a algunas fábricas a reiniciar la actividad y tienen que ir con mascarillas que escasean y otras están bajo mínimos con mucho menos personal porque tiene que haber una separación de dos metros entre ellos, por lo que si antes producían diez ahora producen cuatro". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios