Málaga

Suspenden operaciones en el Regional por la rotura de la conducción de oxígeno y gas anestésico

  • La caída de un muro del colegio contiguo sobre las tuberías ha sido la causa

  • Los sanitarios han  tenido que recurrir respiradores manuales y bombonas para los pacientes de la UCI

Muro caído entre el Hospital Regional y el colegio Santísima Trinidad. Muro caído entre el Hospital Regional y el colegio Santísima Trinidad.

Muro caído entre el Hospital Regional y el colegio Santísima Trinidad.

Quince operaciones programadas se han suspendido hoy en el Hospital Regional debido a la rotura de las conducciones de oxígeno, nitrógeno y gas anestésico como consecuencia de la caída del muro del colegio contiguo Santísima Trinidad sobre la tubería. El incidente se ha producido sobre las cinco de la madrugada y ha obligado a los sanitarios a recurrir a respiradores manuales y bombonas de oxígeno para atender a 22 pacientes de la UCI ya que que los gases que llegan por los caños de la pared no funcionaban. 

La avería ha sido provisionalmente reparada, pero como hay que derribar el muro por completo -según han aconsejado los Bomberos- en prevención de posibles incidencias en el suministro, la dirección ha decidido aplazar intervenciones programadas. En total, se han suspendido 15 operaciones. Eran pocas porque eran complejas. Algunas ya han sido programadas para mañana. 

Ha sido una madrugada de vértigo en el hospital. La rotura de las tuberías ha afectado sólo al pabellón B. Tras caer el muro del colegio sobre las conducciones del centro sanitario, el personal detectó el problema. Mientras los Bomberos inspeccionaban las tuberías, los profesionales se esmeraban por garantizar la seguridad de los pacientes. "Enfermeros y auxiliares daban carreras para darles respiración manual con el ambú (mascarilla manual) a los enfermos de la UCI", explicó Ignacio Anguita, delegado del Sindicato de Enfermería (Satse). 

La empresa que suministra los gases ha reparado provisionalmente la avería causada por la caída del muro, pero los Bomberos aconsejaron que sea demolido por completo.

El responsable de Sanidad de UGT, Vicente Sandoval, explicó que ante esta situación y para evitar las consecuencias de eventuales nuevas interrupciones del suministro, la gerencia ha optado por suspender intervenciones programadas. Según detalló tras una reunión de urgencia que la dirección ha mantenido esta mañana con los sindicatos para informarles de la situación, en el pabellón A no ha incidencias ya que lleva otro circuito de gases diferente. Y en el B, "todo funciona con normalidad salvo los quirófanos que quedan mermados por razones preventivas hasta que no se tenga seguro que la solución es definitiva".

Según Sandoval, la razón de la caída del muro -que es del colegio, no del hospital- aparentemente ha sido un "defecto de construcción". "Esta formado por bloques de hormigón de 20x40 que suelen rellenarse. Sin embargo, estaban huecos y sin pilares de refuerzo. Además, la pared presentaba fisuras en varias partes", señaló. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios