Málaga

La Junta financiaría un intercambiador de La Marina sin aparcamientos ni tiendas

  • El Gobierno andaluz acepta el plan del Ayuntamiento pero sin los elementos que entiende supondrían un foco de atracción de tráfico privado hacia el centro de la ciudad · El proyecto inicial eleva a unos 100 millones el coste de esta infraestructura

Comentarios 4

Los pésimos augurios que se ciernen desde hace años sobre el proyecto del intercambiador de transportes de La Marina, una de las actuaciones estrella del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, podrían empezar a diluirse. La Junta de Andalucía estaría dispuesta a colaborar en la financiación de esta infraestructura, cuyo presupuesto se ha calculado en unos 100 millones de euros, si se cambian algunos aspectos fundamentales de su diseño. En concreto, fuentes cercanas a la Administración autonómica precisaron que los escollos que en estos momentos alejan al Gobierno regional de esta intervención son las más de 586 plazas de aparcamiento que contempla el Consistorio en esta gran estación modal y los cerca de 5.000 metros cuadrados de superficie que se destinan a uso comercial.

Ambos detalles, según indicaron las fuentes consultadas, van en contra de los criterios de movilidad sostenible que propugna la Consejería de Obras Públicas y Transporte, al suponer dos importantes focos de atracción del tráfico privado hacia el centro de la ciudad. En caso de que el planteamiento inicial del equipo de gobierno sufra variaciones en este sentido, las fuentes apuntaron que la Junta estaría en disposición de participar económicamente en las actuaciones, a través de los fondos Feder.

Responsables de ambas instituciones negocian desde hace meses la posible implicación de la Junta en ésta y otras grandes intervenciones en la capital. "La Junta colaborará en todas aquellas actuaciones que sean de interés para la ciudad", apostillaron las fuentes, que recordaron que cualquier determinación empezará a conocerse a mediados de febrero. Una de las acciones en la que públicamente ya ha anunciado su cooperación el ente regional es el bulevar sobre el soterramiento del AVE.

La posición de la Administración andaluza supone un importante cambio respecto a las respuestas que originalmente dio la entonces responsable de Obras Públicas Concepción Gutiérrez a la petición de apoyo económico del alcalde malagueño. El regidor del PP, que también remitió su demanda al Ministerio de Fomento, con la negativa por contestación, lleva insistiendo, sin éxito, en la ejecución de este proyecto desde hace varios años.

Más allá de los elementos que provocan la disconformidad de la Junta, en especial las dos plantas de aparcamiento y los espacios comerciales, las fuentes consultadas valoraron la posibilidad de que un mismo edificio acoja las futuras estaciones del Metro y del corredor costero, que se presume deberá atravesar la urbe para extender su recorrido hacia la zona oriental de la provincia.

Los datos del anteproyecto elaborado en su momento por el Ayuntamiento ponen de relieve una importante apuesta municipal por dotar de plazas de estacionamiento a esta construcción, ya que a los 450 aparcamientos ya existentes, pretende sumar otras 136, así como zonas de restaurantes, cafetería y locales. Sin embargo, la principal apuesta pasa por destinar dos de las cuatro plantas que tendría esta estructura a albergar las paradas de los autobuses urbanos de la Empresa Malagueña de Transporte (EMT), ahora localizadas en la Alameda Principal, e interurbanos, situadas en la zona de Muelle Heredia. En total, los niveles reservados darían cabida a 41 dársenas, 21 de ellas para buses urbanos y 20 para las líneas metropolitanas.

Este paso es fundamental en la previsión municipal de liberar todo el espacio de la Alameda de las citadas paradas y de peatonalizar el eje central de este eje viario, por el que a diario transitan unos 60.000 vehículos diarios. Para ello, no obstante, resulta necesaria la construcción de un doble túnel. Uno de ellos tendría una doble salida hacia los laterales norte y sur de la Alameda y permitiría el paso de la circulación rodada hacia el Paseo del Parque. El otro paso soterrado estaría localizado en las cercanías del Puerto y conectaría la Avenida Muelle Heredia con el Paseo de los Curas.

En caso de llevarse a cabo este plan, la ciudad podría ganar unos 25.000 metros cuadrados de espacio para uso exclusivamente peatonal, según los estudios elaborados por el Consistorio. En estos mismos documentos, se subraya que esta infraestructura supondría un trasvase de unos 24.000 viajeros del vehículo privado al transporte público. Asimismo, desde el punto de vista urbanístico, esta actuación vendría a dar respuesta a una de las grandes asignaturas pendientes de la ciudad: una conexión directa entre la calle Larios y el futuro Palmeral de las Sorpresas, que se construye actualmente en el muelle 2 del Puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios