Universidad

Kazuyo Sejima y su arquitectura inmaterial, Doctora Honoris Causa de la UMA

  • La Universidad de Málaga rinde homenaje a la arquitecta japonesa, premio Pritzker en 2010 y todo un referente mundial

Kazuyo Sejima, nueva doctora honoris causa de la UMA. Kazuyo Sejima, nueva doctora honoris causa de la UMA.

Kazuyo Sejima, nueva doctora honoris causa de la UMA. / Javier Albiñana

Ligera, transparente e inmaterial. Delicada y a la vez poderosa, precisa aunque fluida, ingeniosa sin dejar de ser discreta. Muchos han sido y son los calificativos que recibe la obra de la arquitecta japonesa Kazuyo Sejima, premio Pritzker 2010 y una de las creadoras más laureadas en el ámbito internacional. No es para menos, según los logros desgranados este martes en su laudatio por los profesores de la Escuela de Arquitectura de Málaga Nuria Nebot y Antonio Álvarez. A sus títulos se añade uno más, el de Doctora Honoris Causa por la Universidad de Málaga.

La foto de una casa en una revista le cambió, siendo una niña, su visión de la arquitectura. Y tanto le impactó que quiso dedicar su vida a ello. En 1981 se graduó como arquitecta en la Universidad de Mujeres de Tokio y ese mismo año comenzó a formar parte del estudio del arquitecto Toyo Ito. Precisamente ahí conoció a Ryue Nishizawa, con quien en 1995 creó Sanaa, uno de los estudios de arquitectura más reconocidos a nivel mundial.

Su obra es un referente para todas las escuelas de arquitectura del mundo, desde Japón, Estados Unidos, Suiza, Reino Unido, a la joven escuela de Arquitectura de Málaga que celebra este año su 15º aniversario desde su fundación”, explicaron en el acto los docentes.

De ahí el orgullo de otorgar esta distinción a una de las tres mujeres destacadas con el Premio Pritzker. Frente a 41 hombres, tan sólo Sejima en 2010, Zaha Hadid en 2004 y Carmen Pigem en 2017 han obtenido el preciado galardón.

“Este acto de investidura adquiere todavía un mayor valor si atendemos a la falta de reconocimiento histórico a la labor de las grandes arquitectas”, comentaron e hicieron alusión, igualmente, a la Medalla de Oro Riba. De sus 170 premiados desde 1848 solo se le ha concedido a una mujer por su contribución al desarrollo de la arquitectura.

Kazuyo Sejima y el rector de la UMA, José Ángel Narváez. Kazuyo Sejima y el rector de la UMA, José Ángel Narváez.

Kazuyo Sejima y el rector de la UMA, José Ángel Narváez. / Javier Albiñana

Una nueva manera de entender la arquitectura

Pero la obra de Sejima no se puede pasar por alto, ya que “sin duda, representa una nueva manera de entender la arquitectura”, expusieron los profesores de la UMA. “Aborda el proyecto como un proceso de descubrimientos y experimentación, donde no hay conceptos arquitectónicos previamente establecidos”, añadieron.

Como subrayó el jurado del Pritzker, algunos de los valores de su arquitectura son explorar las cualidades de ligereza, transparencia y materialidad y la creación de edificios que interactúan con su contexto y con las actividades que se desarrollan en ellos, “generando una sensación de plenitud y una experiencia exquisita”.

Los arquitectos encargados de la hablar sobres su figura en el acto celebrado este martes en el Paraninfo también expusieron que “su obra ha sido calificada de muy diferentes formas: arquitectura diagrama, arquitectura líquida, arquitectura inorgánica, arquitectura moderna y al mismo tiempo con una impronta netamente japonesa, arquitectura ligera y transparente, sensitiva y altamente personal”. Sean una concreta o todas juntas, lo que parece evidente es que su figura es fundamental para comprender los retos de la arquitectura del siglo XXI.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios