EPA

Málaga cierra el año 2019 con 10.800 parados más

  • La provincia tiene la menor tasa de paro (17,75%) de Andalucía a pesar de que es la que ha experimentado un mayor descenso en el número de ocupados

Usuarios en una oficina de empleo. Usuarios en una oficina de empleo.

Usuarios en una oficina de empleo.

Málaga ha cerrado 2019 con 10.800 parados más, una cifra que aparta a la provincia de la tendencia positiva marcada en el conjunto de Andalucía y España, ámbitos en los que se han registrado durante los últimos 12 meses descensos de 10.500 y 112.400 personas respectivamente. Según los datos oficiales de la Encuesta de Población Activa que el Instituto Nacional de Estadística ha publicado este martes, la provincia cerró el ejercicio con 139.800 desempleados647.900 trabajadores (2.500 menos) y una tasa de paro del 17,75%, un punto más que al comienzo del año.

Estos datos se contextualizan al final de una década en la que el mercado laboral ha estado zarandeado por una de las mayores crisis económicas de la historia. Tanto el repunte en el número de parados como la actual tasa de paro son medidas aún considerables pero están lejos de los datos registrados, por ejemplo, en el primer trimestre de 2014, cuando uno de cada tres malagueños en edad laboral estaba desempleado (36,5%).

De inicio de la recesión, a finales de 2008, han pasado 12 años en los que la tasa de paro en la provincia no ha bajado del 20% (del 30 en el periodo que va entre finales de 2010 y mediados de 2015). Hasta el tercer trimestre de 2018, la ratio no bajó ese umbral. Desde entonces, la tasa de paro ha virado entre el 16,54% registrado al cierre de ese mismo año y el 18,09% del tercer trimestre de 2019.

Con todo, el 17,75% actual se enmarca en un periodo de gradual ralentización generalizada, al albur de un contexto exterior incierto marcado por las tensiones comerciales entre EEUU y China y con la propia Unión Europea o el Brexit pero está aún lejos el 9,8% alcanzado en el verano de 2005, en pleno boom del ladrillo. En términos comparados, Málaga tiene la menor tasa de paro de la Andalucía pese a ser la provincia que ha experimentado el mayor descenso en el número de ocupados.

Según la EPA, Málaga finalizó el pasado ejercicio con 2.500 empleos menos que al comienzo, manteniendo la cifra de ocupados en 647.900. El número de malagueños en edad de trabajar, lo que se conoce como población activa, creció en lo últimos doce meses en 8.200 personas, hasta sumar 787.200 personas.

Por sectores productivos, entre diciembre de 2018 y diciembre de 2019 la agricultura sumó 3.100 trabajadores más y la industria, 7.600. Por contra, en servicios, un sector que representa el 82,2% del total de los ocupados, se redujeron en 3.400 personas y en la construcción, en 9.900.

Francisco Villodres, secretario de empleo en UGT Málaga, ha valorado estos resultados "de manera medianamente positiva" aunque "sin olvidar que detrás de ello sigue escondiéndose una precarización absoluta del mercado laboral". "Este es el primer dato de paro desde la creación del nuevo Ejecutivo central y esperemos que el corte progresista del mismo sirva para traer a Andalucía todas las medidas en materia de empleo y de reparto de la riqueza que el Gobierno de la Junta de Andalucía es incapaz de poner en marcha", añadió. 

Además de por la desaceleración económica, el año 2019 ha estado marcado por subidas en el salario mínimo interprofesional de 22,3%, de las cotizaciones sociales y de los salarios en convenio. Además, se ha entrado en vigor el registro de horas.

Patricia Laguna, secretaria de Formación y Empleo CCOO Málaga, ha resaltado por su parte que la tasa de desempleo "tiene rostro femenino". Según la EPA, el 19,48% de las mujeres pertenecientes a la población activa está en paro frente al 16,22% de los hombres, una diferencia de más de tres puntos porcentuales. Por ello, desde este sindicato solicitan a la Junta de Andalucía "políticas activas de empleo que incidan" en ellas y que "den estabilidad a las personas de la provincia" ya que el principal sustento de la es el sector servicios". 

Por su parte, desde la CEM, han destacado que "el incremento registrado de la tasa de paro es el primero que se observa en un cierre de ejercicio desde hace seis años" aunque el aumento de la población activa es un "factor vinculado a esta subida". Con todo, consideran "que es preciso seguir incrementado esfuerzos para consolidar el ritmo de generación de empleo con estrategias orientadas a impulsar el desarrollo del tejido productivo malagueño". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios