Desayuno Informativo. El reto ante el cambio climático

Málaga puede ser puntera en economía medio ambiental y circular

  • Expertos destacan que la provincia puede captar a empresas especializadas

Un momento del debate celebrado en la sede de 'Málaga Hoy' Un momento del debate celebrado en la sede de 'Málaga Hoy'

Un momento del debate celebrado en la sede de 'Málaga Hoy' / Javier Albiñana (Málaga)

La defensa del medio ambiente no es solo positiva para la salud del planeta sino que genera actividad económica. Queda mucho por hacer, hay empresas que se están especializando y Málaga puede jugar un papel importante para captar talento por sus especiales condiciones climatológicas, de infraestructuras o de calidad de vida. Así lo creen los cuatro expertos que participaron esta semana en el desayuno informativo denominado El reto ante el cambio climático organizado por Málaga Hoy y patrocinado por HeidelbergCement Hispania.

“Hay una economía por el cambio climático que va desde la construcción de diques para crear ecosistemas marinos o nuevas formas de canalización de aguas pluviales. Hay una economía por desarrollar en la que el primero que lo haga se puede poner en cabeza”, explicó Enrique Salvo, profesor de Botánica y Fisiología Vegetal de la Universidad de Málaga (UMA).

Luis Medina-Montoya, director del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, fue en la misma dirección y subrayó que “queremos crear un hub de economía circular junto a la UMA y al Parque Tecnológico de Andalucía”. Marcos Castro, profesor de Economía Aplicada de la UMA y miembro de la Alianza Malagueña por la Emergencia Climática, hizo hincapié en que “solo el 9% de la economía mundial es circular y no tenemos tiempo, por lo que en el ámbito local podemos cambiar la estrategia para conseguir que las ciudades sean circulares y que se genere un ecosistema a través del cual se reutilicen todos los residuos que se generan”.

En esta línea, Medina-Montoya lamentó que “cada vez que se habla de economía circular se acaba hablando de residuos y mientras no se involucren los que diseñan y fabrican los productos no conseguiremos ir a esa economía circular”. Este experto en medio ambiente resaltó que “el consumidor es el que tiene la sartén por el mango, pero mientras que no se cambie el pensamiento de comprar productos baratos aunque se rompan rápido no se podrá hacer”. En este sentido, el director de Medio Ambiente del Ayuntamiento afirmó que “tiene que haber una modificación de los hábitos de consumo porque hemos creado una economía muy lineal relacionada con el capitalismo, una moda, por ejemplo, low cost que genera un verdadero problema y que no es sostenible, por lo que hay que acostumbrarse a volver a lo que se hacía antes”.

Salvo insistió en que “Málaga se encuentra en una posición muy ventajosa para dar un gran salto en I+D en el cambio global y puede ser puntera porque hay un nivel de atracción de inversores muy alto”, si bien reconoció que “nos encontramos con que la economía circular muchas veces solo se entiende como cambiar procesos industriales a gran escala y con el hecho de que en Málaga no hay grandes industrias”. Salvo también indicó que los dos grandes problemas que le preocupan del futuro de Málaga son “el agua y la movilidad”.

Tomás Azorín, director Comercial, Logística y Relaciones Institucionales de HeidelbergCement Hispania y vocal de la Confederación de Empresarios de Málaga, recordó que el PIB industrial en Málaga “no alcanza el 6% y hay que llevarlo al 18%, pero eso requiere la apuesta por parte de todos. Málaga es un sitio bien comunicado y no es difícil captar inversión, aunque se necesita seguridad jurídica y un entorno claro. La apuesta de nuestra empresa es seguir en Málaga mucho tiempo porque es una gran ciudad y va a seguir creciendo al ser un mercado muy atractivo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios