Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga

Marbella y la calle Larios reactivan el interés de los grandes inversores

  • Expertos señalan que el cambio de tendencia "ya se ha consolidado" y que hay empresas interesadas en suelos, oficinas o locales comerciales Muchos extranjeros pagan al contado

La recuperación económica no se produce de un día para otro. Antes de que se pongan en marcha nuevas promociones inmobiliarias o que se instalen en Málaga empresas hay un trabajo previo de preparación y búsqueda de las mejores ubicaciones que puede durar meses e incluso años. Esa tarea preliminar estaba prácticamente parada en 2012 y ahora se está reactivando de nuevo, teniendo a Marbella en el plano inmobiliario y la calle Larios en materia comercial como principales revulsivos.

El crecimiento de Marbella en venta de viviendas está siendo espectacular. Según los datos del Ministerio de Fomento, el año pasado se realizaron 3.115 compraventas en esta localidad, un 23,6% más que en 2012. "Estamos viendo un cambio de tendencia desde finales de 2012. El tema ya no es si se consolida la recuperación sino que ya se ha consolidado y hay un frenesí, sobre todo, en Marbella", explica Íñigo Molina, director de la consultora internacional CBRE en Andalucía.

Este experto apunta que ese tirón se debe, por una parte, a que "en Marbella no había mucha obra nueva por el problema del PGOU y el stock es inferior al de otros sitios". En segundo lugar, los precios han caído hasta tal punto que tanto los compradores de viviendas como los inversores vuelven a mirar hacia la costa malagueña. "Hay suelos y viviendas que ya se han puesto a tiro", añade Molina, quien considera que la incertidumbre por una posible falta de seguridad jurídica por parte de los extranjeros se está disipando. "Los extranjeros no son tontos y el 90%, por no decir el 100%, de los que vienen a comprar lo hacen junto a un abogado. Además, la mayoría de las ventas las realizan los bancos y saben que éstos no van a hacer operaciones que no sean limpias", añade.

Los extranjeros no residentes adquirieron el año pasado un millar de viviendas en la Costa del Sol, un 22% más que en 2012. En Marbella se pueden encontrar inmuebles desde 100.000 euros hasta 15 millones, por lo que la horquilla es considerable. En cualquier caso, al extranjero, según el directivo de CBRE, "lo que más le importa es el clima, por lo que si le parece caro un inmueble en Marbella se va a otro municipio sin problema y eso beneficia a todos". En este sentido, llama la atención, por ejemplo, que los suecos o los noruegos son de los que más pisos han comprado en España y en Málaga, cuando era un mercado prácticamente desaparecido hace unos años. La causa es que los nórdicos no estaban dispuestos a pagar fortunas por las viviendas, pero ahora sí ven que los precios son acordes a lo que pueden y quieren gastar en una segunda residencia.

Se está dando además la circunstancia de que, ante las pegas a la hora de conseguir créditos en España, muchos compradores están pagando al contado, tirando de ahorros o rehipotecando sus viviendas en sus países de origen en mejores condiciones.

José Antonio Pérez, portavoz de la Red Asesores Inmobiliarios Cualificados, explica que "efectivamente, el cambio de tendencia discreto ya está aquí, aunque a nivel de visados, obra nueva y empleo, tardará en notarse. De momento el repunte se inicia por las ventas, de igual forma que fueron las primeras que cayeron a finales de 2006". Señala que tras una disminución de dos tercios de las ventas inmobiliarias en la Costa del Sol y Andalucía, éstas "empiezan a incrementarse, especialmente en Marbella, Estepona y Benahavis en vivienda muy bien ubicada sobre plano".

No obstante, Pérez cree que estamos ante dos tipos de compradores. Por una parte están los finalistas, nacionales y extranjeros, a los que, según este experto, no les convence el stock que les queda a los bancos. En segundo lugar están los inversores pequeños que están comprando pisos baratos a los bancos para revenderlos; los medianos, que deciden en función de las tasas de rentabilidad y alternan el disfrute personal siempre que no supere los 500.000 euros; y el gran inversor de paquetes que compra a través de la banca, la Sareb, etcétera para luego estructurar y vender por partes.

Marbella está siendo el polo de atracción en materia inmobiliaria y Málaga capital en el aspecto comercial y de oficinas, siendo Larios el principal referente. "Los operadores grandes solo quieren calle Larios, incluso aunque ya tengan presencia en esta vía. Hay más demanda que hace unos años", asegura Molina. Prueba de ello es que hace unos meses se abrió una nueva tienda de Springfield, que se ha comunicado recientemente la entrada de H&M a través de dos de sus marcas, y esta semana la marca COS anunció que en otoño abrirá en Larios 4 su séptima tienda en España en un local de 340 metros cuadrados.

También está habiendo movimiento en la capital en materia de oficinas y suelo industrial. El directivo de CBRE destaca que hay empresas que han aprovechado la rebaja de precios para mudarse a unas instalaciones más amplias o céntricas y que hay firmas foráneas con interés. En su oficina están asesorando en estos momentos a una multinacional española que busca entre 2.000 y 4.000 metros cuadrados de oficinas en Málaga capital o a otra que quiere 5.000 metros cuadrados de superficie industrial. "Hace un año no había demanda", recuerda Molina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios