Málaga

Marlaska ve prioritaria la lucha contra el narcotráfico

  • Asegura que la pretensión es ofrecer “todos los medios personales y materiales” para frenarlo

Policías nacionales durante una explosión en San Pedro Alcántara Policías nacionales durante una explosión en San Pedro Alcántara

Policías nacionales durante una explosión en San Pedro Alcántara

La lucha contra el narcotráfico, que este año ha dejado un reguero de víctimas en la Costa del Sol, es una de las prioridades del Gobierno socialista que preside Pedro Sánchez. Así lo aseguró ayer el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien recalcó que su “preocupación máxima” no es sino ofrecer tanto en el Campo de Gibraltar como en la provincia de Málaga “todos los medios personales y materiales” para frenar el crimen organizado, que “trata de inocularse en todas las instituciones del estado de derecho”.

El Ejecutivo, según destacó, está “revertiendo todas las carencias de inversión en materia de seguridad de estos últimos años”. “Durante estos últimos meses lo hemos hecho. Se ha podido percibir en poco tiempo”, remachó, al tiempo que insistió en que el objetivo “es garantizar espacios de seguridad”.Grande-Marlaska considera que, no obstante, “nos podemos felicitar”, ya que la Costa del Sol “sigue siendo una zona de turismo importante” y cuenta con “auténticos profesionales a los que estamos implementando medios personales y materiales”.

El Gobierno “está revertiendo las carencias de inversión en seguridad”

El balance de criminalidad que la semana pasada hizo público el Ministerio de Interior refleja cómo los homicidios dolosos y asesinatos consumados han crecido exponencialmente –un 133%– en la provincia de Málaga, con un total de 9 en 2017 frente a los 21 registrados durante el año pasado. Hubo, además, medio centenar de homicidios en grado de tentativa, un 25% más que en el ejercicio anterior. Al respecto, el ministro afirmó que estas muertes responden en su mayoría a ajustes de cuenta a manos de la delincuencia organizada –habitualmente por tráfico de drogas–. Para prevenirlos, el Gobierno está “empleando medios e investigaciones concretas por parte de unidades especializadas”.

Asimismo, los delitos contra la libertad e indemnidad sexual han experimentado también una fuerte subida. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado investigaron el año pasado 551 episodios de estas características y 483 en 2017, lo que significa que se ha registrado más de un delito sexual al día. Las violaciones –o agresiones sexuales con penetración- descendieron casi un 23%. Hubo un total de 37 denuncias de este tipo, mientras que en el ejercicio anterior fueron un total de 48.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios