Sucesos Detenido un director financiero en Málaga por desviar fondos de una empresa y apropiarse de 2,6 millones

Málaga CF La camiseta del Málaga 2023/2024, un secreto que aguanta

Málaga

El Metro perderá hasta un tercio de viajeros si no llega al centro

  • Prevé 20 millones de usuarios si alcanza La Marina · La Junta sólo garantiza la unión de las líneas 1 y 2 en Renfe, donde la demanda será de 15 millones, aunque varios expertos creen que la penalización será mayor

La posibilidad de que el Metro de Málaga no llegue al centro histórico de Málaga y culmine su recorrido en el entorno de la estación de Renfe, donde en unos años quedarán conectados los ramales de Teatinos y Carretera de Cádiz, se traducirá en la pérdida de unos cinco millones de viajeros anuales, lo que equivale a una cuarta parte de los 20 millones de usuarios que, según las últimas estimaciones, moverá el recorrido completo del suburbano.

No obstante, algunos expertos consultados indicaron que la "penalización" de no alcanzar, en un primer estadio, la zona de El Corte Inglés (estación Guadalmedina), y la Plaza de la Marina, puede ser superior, dado el efecto de atracción que tiene alcanzar en un solo viaje el casco urbano. Por ello, señalaron que la estimación existente de que el ferrocarril urbano hasta Renfe puede transportar hasta 15 millones de pasajeros es excesiva.

El efecto directo de la incertidumbre que pesa sobre las dos piezas finales del trazado del Metro en el centro es incuestionable. Unas dudas que sigue sin despejar la Administración autonómica, a pesar de que ayer mismo la consejera de Obras Públicas, Josefina Cruz, se corregía a sí misma y aseguraba que la obra en el tramo Guadalmedina-Malagueta será impulsado mediante la fórmula de colaboración público-privada. Lo que no hizo fue aclarar los horizontes temporales de la parte más importante de la infraestructura, ni si de las afecciones económicas que padecen las arcas autonómicas se libra el tajo ya abierto de Callejones del Perchel, adjudicado en 49 millones de euros y a sufragar íntegramente por la Junta.

Si bien varias fuentes próximas al proyecto del Metro dan por segura la continuación de los trabajos entre Renfe y Guadalmedina, las manifestaciones de la consejera y del delegado de este departamento en Málaga, Enrique Benítez, mantienen sobre el alambre esas afirmaciones. Ayer mismo, la titular de Obras Públicas confirmó que la prioridad del Gobierno andaluz es "poner en marcha el enlace y la conexión entre las líneas 1 y 2", que tiene lugar en Renfe, algo que el pasado martes ratificó el propio Benítez, que sólo garantizó la culminación de la denominada V invertida, que es la que permitirá ir desde Carretera de Cádiz hasta Teatinos (líneas 2 y 1, respectivamente) pasando por el intercambiador de la calle Mendívil.

Asumiendo estas apreciaciones, las aportaciones financieras de la Junta podrían dejar en un segundo plano el tramo Callejones del Perchel, afectado desde hace meses por la aparición de restos arqueológicos, y por la reprogramación de pagos acordada con las empresas que se encargan de su ejecución. Un extremo que descarta el director del Metro, Enrique Salvo, quien insiste por activa y por pasiva en el desarrollo normal de la actuación.

Sin embargo, hay que recordar la existencia de "tensiones" de financiación en la intervención, ya que de los más de 30 millones que la Junta ha de aportar a los trabajos del suburbano este año sólo garantiza 10, situación que, por el momento, no tendrá incidencia directa sobre el ritmo de los trabajos.

La realidad es que esta parte del tramo común de las líneas 1 y 2 va a un ritmo inferior a lo inicialmente proyectado. Muestra de ello es que, tras superar las trabas impuestas por el Ayuntamiento, los trabajos no pudieron iniciarse hasta marzo de 2010, momento a partir del cual la previsión era desarrollar la obra civil en nueve meses, sin que ello haya sido posible. Ahora, la Junta habla de que la reposición en superficie de parte de la calle tenga lugar en noviembre, quedando por delante la recuperación de los espacios de la Plaza Manuel Alcántara y de la Avenida de Andalucía hasta llegar a Correos, lo que se pospone a verano de 2012.

Y todo con un elemento más a tener en cuenta, la necesidad de salvaguardar de cualquier afección el trozo de muralla nazarí hallada al principio de Callejones del Perchel y catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC). Una circunstancia que los responsables del suburbano quieren aprovechar para, mediante una fórmula de intervención compleja, garantizar no sólo su protección sino también la posibilidad de que los ciudadanos puedan contemplarla desde el interior del túnel.

El cronograma que se viene manejando desde hace algunos años, asumido el retraso que acumula el proyecto, fija la apertura del suburbano en diferentes fases. Al 11 de noviembre próximo, con la puesta en servicio del tramo de la línea 2 que discurre entre el Martín Carpena y Héroe Sostoa, le seguirá a finales de diciembre la apertura del tramo en superficie entre la Universidad y las cocheras, situadas en Los Asperones.

Habrá que esperar a febrero de 2013 para ver la conexión de los dos ramales en la calle Mendívil, lo que sí dará utilidad funcional al ferrocarril urbano, con una previsión de unos 15 millones de viajeros anuales. La siguiente etapa, si no se viese afectada por los recortes, tendría lugar a finales de 2013 con la llegada a la estación Guadalmedina, donde el flujo de viajeros anuales se elevaría a los 17 millones, quedando pendiente el recorrido hasta La Malagueta, con unos 20 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios