Pleno de constitución del Ayuntamiento de Málaga Francisco de la Torre, alcalde de Málaga: “Seremos capaces de hacer lo que soñamos”

  • El cogobierno del PP y Cs convierte a De la Torre en regidor por sexto mandato 

  • El PSOE carga contra el partido naranja por mantener el ‘status quo’ en la Casona 

  • El alcalde sitúa el Auditorio como una de las grandes prioridades del nuevo mandato

Francisco de la Torre, tras ser investido alcalde de Málaga. Francisco de la Torre, tras ser investido alcalde de Málaga.

Francisco de la Torre, tras ser investido alcalde de Málaga. / Marilú Báez

La figura de Francisco de la Torre se hace eterna, alargándose en el tiempo como el regidor más longevo en la historia de Málaga (ya lo es tras superar los 16 años de Pedro Aparicio) y con el compromiso de continuar al frente del timón de la capital de la Costa del Sol otros cuatro años más. El respaldo logrado el pasado 26 de mayo en las urnas, con 14 concejales, se acabó consumando en el mismo momento en que el secretario municipal le hizo entrega de la vara de mando. Una imagen repetida en hasta seis ocasiones desde que tomase posesión del cargo a principios de 2000, en sustitución de Celia Villalobos. Desde ese día Málaga no ha conocido otro alcalde.

Pero esta última investidura incorpora un elemento novedoso respecto a todas las citadas anteriores, al asentarse sobre un gobierno de coalición con su otrora socio de investidura, Ciudadanos. Nunca antes De la Torre, con cuatro mayorías absolutas a sus espaldas y un gobierno en minoría, ha gestionado con la fórmula actual.

Imagen de la nueva Corporación del Ayuntamiento de Málaga. Imagen de la nueva Corporación del Ayuntamiento de Málaga.

Imagen de la nueva Corporación del Ayuntamiento de Málaga. / Marilú Báez

En la misma, la formación naranja pasa a integrar activamente el Ejecutivo local, con área propia (Cultura, Deporte y el distrito 11, el de Teatinos). Aunque de sus dos concejales, sólo uno, Noelia Losada, que asume el papel de portavoz del grupo, formará parte del Ejecutivo. Juan Cassá, defenestrado en su papel de referente de la organización presidida por Albert Rivera, mantiene el acta de concejal pero desempeñará su labor en la Diputación provincial, donde se repite la misma fórmula de cogobierno que en el Consistorio.

De la Torre ha sido reelegido con los votos de los suyos, los ediles del PP, y de los dos concejales de Cs. Tras una semana de negociaciones, la firma en la noche del viernes del pacto de gobierno allanó definitivamente el camino. Cassá, que hizo acto de presencia en la Casona del Parque pocos minutos antes del inicio de la sesión, cumplió con lo esperado.

La fotografía de lo ocurrido fue la que ya podía imaginarse en la misma noche electoral, cuando la victoria de De la Torre y la incapacidad de las fuerzas de izquierda para sumar la mayoría absoluta hacían adivinar la alianza finalmente sellada. A Daniel Pérez, candidato del PSOE, le votaron 15 ediles, los doce socialistas y los 3 de Adelante (IU y Podemos). En su intervención, el de nuevo máximo representante de la oposición se mostró dispuesto a tender puentes con el nuevo Ejecutivo, si bien cargó con dureza contra Ciudadanos por facilitar la reelección de De la Torre y el mantenimiento del status quo vigente desde 1995.

Saludo de Juan Cassá y Elías Bendodo. Saludo de Juan Cassá y Elías Bendodo.

Saludo de Juan Cassá y Elías Bendodo.

La primera intervención del regidor tras su designación formal estuvo marcada por el tono institucional ya habitual en estas citas, abogando por no limitar la ambición del nuevo equipo de gobierno "porque a Málaga le queda recorrido y potencial; porque nuestro trabajo es llegar tan lejos como queremos soñar". "Si hemos conseguido cosas que hace unos años solo soñábamos, seremos capaces de hacer realidad lo que soñamos ahora", afirmó en la parte final de su discurso.

Noelia Losada: "Quede aquí nuestro compromiso para contribuir a que éste sea un mandato histórico, en el que la lealtad institucional y el acuerdo nos haga salir del bucle"

Su socia de gobierno, la portavoz de Cs mostró el deseo de su grupo de ser "garantía de estabilidad". "Quede aquí nuestro compromiso para contribuir a que éste sea un mandato histórico y en el que la lealtad institucional y el acuerdo nos haga salir del bucle, nos haga superar las mismas polémicas que nos lastran", dijo, aunque advirtiendo: "solo en la reciprocidad radicará el éxito de esta empresa". Losada dijo asumir con "orgullo" Cultura y Deporte, labor en la que ya sabe tendrá el control de De la Torre.

Entre los asistentes al Pleno, los ex alcaldes de la ciudad Celia Villalobos y Luis Merino; el consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo; el presidente de la Confederaciónde Empresarios de Andalucía y de Málaga, Javier González de Lara, así como el presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, entre otras personalidades.

Su compromiso, ser alcalde "de todos, gobernar para todos, sin más guía que el bien común y el interés general", y ello "sin dogmas ni trincheras, por encima de intereses partidarios, cerca de la gente y para la gente". Y pese a ello, ha sacado pecho de su victoria y del peso de su marca personal en este triunfo del PP. “Ha existido un apoyo muy transversal hacia la lista que tuve el honor de encabezar”, dijo, contrastando lo ocurrido en las locales y en las europeas.

El respaldo de los malagueños ha sido interpretado como "un impulso para los cuatro años de mandato", buscando dar continuidad al proyecto iniciado por el PP en 1995. "Que Málaga no se detenga”, ha insistido. De la Torre ha puesto en valor lo logrado en su amplio periplo de gobierno, en el que la ciudad ha pasado a ocupar "un puesto modélico dentro del mapa de las ciudades españolas e inclusive las europeas", siendo referencia en materia de equipamiento y actividades culturales.

Asimismo, ha salido en defensa de la política como una actividad "necesaria, noble, trascendental”, subrayando la obligación de las nueva Corporación de cambiar "la percepción deformada que a veces se tiene de ella”. “Lejos de ser un problema, la política ha sido, es y será la solución", ha afirmado.

El alcalde ha aprovechado para esbozar las principales líneas de acción del mandato, coordinadas con su socio de gobierno, otorgando un papel relevante a la construcción del Auditorio en los suelos del puerto, siguiendo el modelo del año 2007, que eleva la inversión necesaria a unos 100 millones. A este gran proyecto, sumó el avance en el plan especial del Guadalmedina, con la mejora de la conexión entre las dos márgenes y la construcción de puentes-plaza.

Cassá mantendrá el acta de concejal pero centrará su trabajo en la Diputación provincial

Y ello sin obviar la que ha sido propuesta estrella de su campaña electoral, la mejora de la comunicación del eje litoral, con el soterramiento del Paseo de los Curas y Cánovas del Castillo y la construcción de un intercambiador modal en la Explanada de la Estación y de una nueva estación junto a la Plaza de la Marina. Una operación tasada en unos 250 millones.

Finalizada la sesión plenaria, De la Torre atendió a los medios de comunicación. Preguntado por la figura de Cassá y si está más tranquilo sabiendo que no formará parte del equipo de gobierno, se ha limitado a indicar: "aunque no esté en el equipo de gobierno está en el Pleno, forma parte del grupo de Cs y con su voto vamos a contar, de eso estoy convencido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios