Municipal

De la Torre se garantiza el apoyo de Ciudadanos para su sexto mandato en el Ayuntamiento de Málaga

  • Conforma una alianza de gobierno en el que Ciudadanos gestionará Cultura, Deporte y el distrito de Teatinos

  • Juan Cassá no estará en el Ejecutivo local y apunta a la Diputación provincial

Francisco de la Torre y Noelia Losada en la firma del pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Málaga. Francisco de la Torre y Noelia Losada en la firma del pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Málaga.

Francisco de la Torre y Noelia Losada en la firma del pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Málaga. / Javier Albiñana

Por segunda vez en los cuarenta años transcurridos desde las primeras elecciones municipales democrácticas, la gestión del Ayuntamiento de Málaga estará en manos de un gobierno de coalición. El integrado por el Partido Popular, con los 14 concejales obtenidos en las urnas el pasado 26 de mayo, y solo uno de los dos de Ciudadanos, ya que el hasta ahora referente municipal de la formación, Juan Cassá, no participará de la labor ejecutiva en los próximos cuatro años, si bien mantendrá su acta de concejal. Su destino previsible, según fuentes consultadas, la Diputación provincial.

Tras una semana de negociaciones celebradas casi en secreto y unas últimas jornadas marcadas por la tensión ante la demora del acuerdo final, el pacto que permitirá a Francisco de la Torre liderar la ciudad por sexto mandato consecutivo queda cerrado. Y firmado. El regidor en funciones y la nueva portavoz de la formación naranja en la Casona del Parque, Noelia Losada, han sido los protagonistas de la rúbrica de un documento de 25 páginas, en el que se da cabida alrededor de 130 propuestas de acción para todo el mandato. En el mismo se especifica la asignación de las áreas de Cultura y Deporte, así como del distrito de Teatinos, a Cs, mientras que el resto de delegaciones quedarán repartidas entre los representantes populares.

Al acto, que ha tenido lugar pasadas las 22:35 de la noche en el Ayuntamiento y que ha estado limitado a medios gráficos, han asistido, por parte de Cs, el parlamentario andaluz Javier Pareja, principal interlocutor en las conversaciones, y el que fuera concejal Alejandro Carballo. Ha destacado la ausencia de Cassá, claramente regelado por su organización tras los malos resultados del 26 de mayo (perdió uno de los tres concejales logrados en 2015). A pesar de las dudas que hasta última hora ha generado el silencio de Cassá, en el partido naranja se da por garantizado su apoyo a la candidatura De la Torre.

Con la decisión de que concentre su tarea en la institución supramunicipal parece buscarse un escenario de paz en el nuevo escenario del Ejecutivo, en el que tendría que convivir con ediles con los que mantiene un enfrentamiento claro tras abanderar las denuncias por el caso Villas del Arenal contra Teresa Porras (ya exonerada) y Francisco Pomares, que se mantiene investigado. Al tiempo se le da una salida relativamente airosa después de que el acercamiento a De la Torre se haya producido en contra de su planteamiento de no sentarse a negociar con ninguna formación que tenga investigados en sus filas.

En la firma no ha estado Juan Cassá, claramente regelado por partido tras los malos resultados del 26M

Muestra de ello es que el último pronunciamiento del presidente andaluz de Cs, Juan Marín, quien vino a validar la tesis del PP en lo relativo a Pomares, poniendo en cuestión que en el momento actual se encuentre “imputado formalmente”. “Cuando haya un imputado por corrupción política le pediremos al partido que lo expulse y si hay uno tendrá que marcharse; mientras no lo esté no le vamos a pedir que se marche” expuso Marín, quien llegó a matizar entre “que alguien haya metido la mano y no la pata, porque se puede meter la pata”.

Fórmula del cogobierno

De la Torre logra su deseo de superar la etapa anterior, protagonizada por el acuerdo de investidura. El propio acuerdo marco incide en subrayar la fórmula del cogobierno como “la más oportuna y beneficiosa para dotar al Ejecutivo local de la estabilidad necesaria que le permita aprobar en tiempo y forma presupuestos y toda una serie de medidas incluidas en los programas electorales de ambas formaciones para seguir haciendo posible la innegable transformación que Málaga ha experimentado en las últimas décadas”. Asimismo, se pone el acento en que la citada coalición “supone que todos los miembros actuarán en bloque con independencia del grupo político al que pertenecen”.

La formalización del pacto, que se daba por hecho alrededor de las 16:00, se ha alargado hasta avanzada la noche ante la necesidad de que el conjunto de iniciativas tuviesen el aval de las direcciones de los dos partidos. Logrado el asentimiento de las mismas, se anunció pasadas las 21:00 la convocatoria en la que se iba a proceder a su firma. Se da la circunstancia de que mientras en el seno de Cs admitía abiertamente la “fumata blanca” desde un primer momento, llegando incluso Marín a felicitar a De la Torre en un programa de radio de la Cadena Ser por su próxima reelección, en el PP han optado por mantener la prudencia hasta el último instante.

El documento del acuerdo incluye más de 130 medidas entre las que destaca el soterramiento parcial del eje litoral, promesa estrella del PP

El seguimiento del pacto corresponderá a una comisión especial que estará integrada por tres representantes de cada formación, que se reunirá con carácter trimestral o a petición de una de las partes. Sus miembros serán designados por De la Torre y Losada.

De la lectura detallada de las más de 130 iniciativas reflejadas en el documento destaca la operación estrella del PP en la campaña electoral, consistente en el soterramiento parcial del eje litoral, logrando la conexión peatonal con el puerto desde la Plaza de la Marina y el Paseo del Parque, así como la construcción de sendos intercambiadores en La Marina y junto a Renfe. Todo ello con un valor estimado de unos 250 millones de euros.

Al tiempo, se insiste en la necesidad de impulsar la actuación del Guadalmedina, se habla del compromiso para mantener el pulso por llevar el Metro hasta el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), así como al entorno del Civil siempre “que se considere necesario” y, en cualquier caso, bajo tierra; por la construcción de hasta 4.000 viviendas en régimen de alquiler, y por el distrito financiero en los terrenos de Repsol, donde se mantiene la idea de un parque de al menos 130.000 metros cuadrados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios