Infraestructuras

El Puerto se abre ahora a validar un desmontaje parcial de la noria de Muelle Heredia

  • Rubio habla de "tomar las medidas de seguridad necesarias y disponer de los informes visados por el Colegio de Ingenieros" 

  • Clave el papel de mediación realizado por el Ayuntamiento en este asunto

Vista de la noria del puerto de Málaga y, al fondo, el edificio de la Farola. Vista de la noria del puerto de Málaga y, al fondo, el edificio de la Farola.

Vista de la noria del puerto de Málaga y, al fondo, el edificio de la Farola. / Javier Albiñana

El futuro de la noria del puerto de Málaga, parada desde el pasado 4 de marzo, parece algo menos sombrío de lo que era hace apenas una semana. De la contundencia del mensaje lanzado días atrás por el nuevo presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, aseverando que la atracción tendría que ser desmontada al objeto de legalizar su ubicación actual, que ocupa parcialmente un vial interior, se pasa a abrir la puerta a un desmontaje parcial.

Una fórmula menos agresiva para los intereses de la empresa promotora, Mederyt, que ya fue puesta sobre la mesa a finales de enero. Ahora, tras el encuentro mantenido por Rubio con el representante de la compañía, Santi Sardá, y tras la labor de mediación realizada por el Ayuntamiento, según confirmaron fuentes municipales, el escenario varía. Tanto es así que preguntado por el asunto, el presidente del Puerto ha precisado que en la reunión con Sardá se habló de "la necesidad de que se respete el documento de usos portuarios, y en consecuencia, la imposibilidad de continuar con la actual configuración".

"Se plantea la posibilidad de un desmontaje parcial, adoptando las necesarias medidas de seguridad y los informes técnicos visados por el Colegio de Ingenieros para poder hacer una solicitud adaptada a la DEUP", informó a este periódico, añadiendo que "queda pendiente el estudio de posibles ubicaciones definitivas". Según fuentes consultadas, una de las opciones que podría recuperarse sería el del inicio del Palmeral de las Sorpresas.

Sobre este particular, cabe recordar que la pretensión de la empresa de instalar la estructura fija de 100 metros de altura en el aparcamiento existente junto al edificio de la Autoridad Portuaria y junto a la estación del Melillero fue objeto de rechazo en los años pasados, aduciéndose la incidencia que la misma tendría sobre el tráfico interno y razones de seguridad.

La superficie ocupada fuera de la zona portuaria-ciudadana en el momento actual es de aproximadamente un 25% de la ocupación total de la noria, correspondiendo un 10% de la ocupación a la cimentación sobre un uso complementario/comercial y el 15% restante a una zona de reserva de suelo como complementaria. La previsión es que la próxima semana la empresa disponga de un proyecto de actuación. A partir de ahí se conocerán los plazos para una futura concesión, que deberá ser aprobada por el Consejo del Puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios