Rescate de Julen en Totalán En vilo por la recta final del rescate de Julen

  • Ya se ha excavado más de la mitad del túnel paralelo al pozo donde se busca al pequeño

  • La perforadora pudo bajar hasta los 20 metros de profundidad en las primeras siete horas de excavación

  • Bien entrada la noche, sin embargo, los trabajos se ralentizaron por la dureza de las rocas encontradas

La perforadora trabaja en la excavación del túnel vertical La perforadora trabaja en la excavación del túnel vertical

La perforadora trabaja en la excavación del túnel vertical / Marilú Báez

Los trabajos de perforación en Totalán para llegar al pequeño Julen han logrado excavar más de la mitad del túnel de 60 metros de profundidad paralelo al pozo donde cayó el menor, a través del cual el operativo de rescate introducirá una cápsula metálica que permita construir una galería horizontal para acercarse al lugar donde está el pequeño.

Fuentes del operativo han indicado que a las 07:00 horas de la mañana se había excavado 33 de los 60 metros del túnel, cuya perforación se ha visto ralentizado durante la noche por la presencia de una roca y ha hecho que los trabajos vayan a un ritmo más lento del esperado por todos.

En el túnel vertical que se excava desde las dos de la tarde de ayer sábado está la esperanza de encontrar a Julen. Después de muchas dificultades, de quitar al monte 35.000 metros cúbicos de tierra en 36 horas, de horadar hasta 23 metros de altura la cota del Dolmen del Cerro de la Corona de Totalán, finalmente la perforadora pudo comenzar el túnel paralelo al agujero por el que cayó el pequeño el pasado domingo. A lo largo de la tarde se logró bajar 20 metros. Sin embargo, bien entrada la noche los trabajos se ralentizaron al volver a encontrar roca dura. 

Durante toda la madrugada del sábado se trabajó en salvar el escollo de piedra que había impedido seguir rebajando el monte. Alrededor de la una de la tarde de ayer el ingeniero Ángel García Vidal, responsable de los trabajos, apuntó este sábado que se había logrado bajar a menos 23 metros y que se estaban ultimando unos trabajos auxiliares para que la perforadora pudiera iniciar la excavación de 60 metros y 1,5 metros de anchura que se necesitan para bajar hasta los 72 metros de profundidad.

Imagen de la perforadora proporcionada por la Guardia Civil. Imagen de la perforadora proporcionada por la Guardia Civil.

Imagen de la perforadora proporcionada por la Guardia Civil.

En esta tarea se estimaba invertir entre 12 y 15 horas. Luego será el momento para que los mineros asturianos bajen y puedan iniciar los trabajos, manualmente aunque ayudados por martillos y pistolas neumáticas, para realizar la galería horizontal que conectará con el pozo original donde se encuentra el niño.

“Se ha posicionado la perforadora para ejecutar el túnel vertical y estamos esperanzados en que el trabajo nos lleve el menor tiempo posible y que las condiciones sean más favorables de las encontradas hasta ahora”, explicó ayer en Totalán el portavoz del comité técnico y delegado del Colegio de Ingenieros de Caminos de Málaga, Ángel García Vidal.

La galería horizontal se hará manualmente

Técnicos manejan la maquinaria en el puesto de mando Técnicos manejan la maquinaria en el puesto de mando

Técnicos manejan la maquinaria en el puesto de mando

A partir del inicio de los trabajos y contando en que no aparezcan nuevas dificultades inesperadas que vuelvan a retrasar la perforación, en unas 15 horas se podría llegar a la cota deseada. Después entrarán los miembros del Servicio de Rescate de los mineros asturianos para cavar la galería horizontal tanto con medios manuales como con pistolas y martillos neumáticos, “algo que tiene mucho menor rendimiento que con la maquinaria”, indicó el responsable de esta “obra civil humanitaria”, como la calificó.

De ahí que se estimen otras 20 horas más las que se necesitarían emplear para llegar hasta donde se cree que se encuentra Julen. Por tanto, esta próxima madrugada se podría acceder al pozo original por el que cayó el niño.

El ingeniero Ángel García Vidal explica los trabajos a un periodista El ingeniero Ángel García Vidal explica los trabajos a un periodista

El ingeniero Ángel García Vidal explica los trabajos a un periodista / Marilú Báez

García Vidal reiteró ayer que se intentará hacer “en el menor tiempo posible” pero no descartó encontrarse con nuevas dificultades por la complicada orografía del terreno. También explicó que el Consorcio Provincial de Bomberos ha ideado y fabricado en unos talleres malagueños un útil de 1,2 metros de diámetro, una especie de cesta de metal, para que dos operarios puedan bajar y ejecutar la excavación, incluso un tercero “que podría trabajar en una cota superior”.

De esta forma se alcanzaría el objetivo principal, llegar a la cota menos 71 metros “que es donde está la tierra que creemos que cubre a Julen”, agregó el ingeniero que volvió a dejar claro que “no conocemos la altura del tapón o si es realmente un tapón o llega la tierra hasta el fondo, hasta los 110 metros de profundidad que se supone tiene el pozo según el operario que lo realizó”.

Como a partir del metro 71 no se tiene imagen del interior de la estrecha cavidad, salvo que hay tierra compacta, realmente no se tiene información del resto del orificio. Pero esperan que Julen se encuentre en los tres metros que van a abrir del pozo original.

Tres metros de margen para encontrar a Julen

Visita del presidente de la Junta a la casa donde se aloja la familia de Julen. Visita del presidente de la Junta a la casa donde se aloja la familia de Julen.

Visita del presidente de la Junta a la casa donde se aloja la familia de Julen. / Marilú Báez

Además del metro de ventana que le proporcionará la galería horizontal estiman poder tener acceso a uno por encima de dicha cota y otro por debajo, por lo que tendrán unos tres metros de margen “donde esperamos encontrar a Julen”, reiteró García Vidal. De no estar ahí, se tendría que plantear otra galería más baja pero “esto tendría un riesgo de desplome que habrá que evaluarse llegado el caso”, afirmó el ingeniero.

Desde que se abandonaron las labores de succión de tierra del pozo original, un método que en otra ocasión había tenido algún éxito, se apostó por trabajar en la obra que llevan días intentando sacar adelante a pesar de su complejidad. “En ningún momento se ha dejado de trabajar”, indicó el responsable del comité técnico. A pesar de los largos días invertidos, el ingeniero aseguró ayer que la “motivación es tremenda” y que no pesan las horas, ni el no dormir. La esperanza de poder llegar a Julen cuanto antes sigue intacta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios