Málaga

Salud ve el caso de la residencia de Ronda como un brote pese a que no hay más positivos

La residencia Senior Ronda, en una imagen tomada desde la verja. La residencia Senior Ronda, en una imagen tomada desde la verja.

La residencia Senior Ronda, en una imagen tomada desde la verja. / Javier Flores

La Consejería de Salud ha notificado este miércoles el caso de la residencia de Ronda como un nuevo brote de coronavirus en la provincia de Málaga, pese a que, de momento, no hay ningún positivo más. De hecho, según aseguró la empresa gestora del centro, las pruebas PCR realizadas a los usuarios y trabajadores que habían tenido contacto con la víctima han dado negativo. Del mismo modo, fuentes sanitarias también confirmaron el resultado negativo por parte de todos los trabajadores del SAS que fueron puestos en aislamiento tras tratar al paciente.

Así, el único caso positivo PCR que contabiliza la Junta vinculado a este foco sería el del propio residente fallecido, a quien el Gobierno andaluz computa como víctima mortal con coronavirus. Es el primero sumado al balance general de muertes tras más de dos meses, lo que eleva la cifra de fallecidos a 288 en total.

El hombre ingresó en el hospital “sin ningún tipo de signo o síntoma relacionado con el Covid-19”, afectado por una patología diferente y de carácter crónico –a causa de la cual habría muerto– y por la que necesitaba ser operado. En ese momento, tal y como indica el protocolo sanitario, se le sometió a la prueba del coronavirus a través de varios test rápidos que arrojaron resultados contradictorios.

Según comunicó este miércoles la gestora de la residencia Senior Ronda el resultado de la prueba PCR analizada por un laboratorio en Málaga fue negativo, por lo que sigue tratando el caso como sospechoso. “El residente falleció como consecuencia de sus propias patologías previas y no a causa del Covid-19”, señaló el centro en un comunicado.

No obstante, al haber dado positivo en la primera prueba, la Junta lo incluye como contagio de Covid-19 confirmado y, dada la vulnerabilidad del colectivo al que puede afectar, ha pasado a notificarlo como nuevo brote en fase de investigación. A partir de ahí, el servicio de epidemiología se encarga de rastrear los contactos y realizar las pruebas oportunas.

Con todo, por prevención, las 27 personas aisladas tras haber mantenido contacto con la víctima permanecerán en aislamiento durante 10 días, plazo en el que volverán a someterse a una nueva prueba, conforme indica en protocolo para estos casos. De estos, 16 son usuarios y trabajadores de la residencia, y el resto son sanitarios del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Asimismo, la residencia también decidió suspender las visitas de los familiares temporalmente. Estas medidas han sido consensuadas con el equipo de Epidemiología del propio hospital, según dijo la empresa responsable del centro residencial.

Por otro lado, en cuanto a la evolución de la pandemia de coronavirus en la provincia malagueña, el parte diario remitido incluye otros dos nuevos contagios, sin vínculos con ninguno de los brotes de Covid hasta ahora detectados –el de Cruz Roja y el de Casabermeja, ambos dados por controlados ya, y este último de Ronda considerado como tal–. En cuando  las hospitalizaciones, hay 13 pacientes ingresados en estos momentos, ninguno de ellos en la UCI. Y, como dato positivo, la cifra de curados que volvió a experimentar un aumento, con 39 más en las últimas 24 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios