Informe Estado de la Pobreza

Cuatro de cada diez andaluces viven en el umbral de la pobreza

  • Las situaciones de vulnerabilidad y exclusión social crecen en 2018 y más de 670.000 personas tienen condiciones de privación material severa

  • Las personas sin hogar que se atienden en Málaga a través de Puerta Única aumentan un 12% con respecto a 2017

Presentación este miércoles del Informe sobre el Estado de la Pobreza. Presentación este miércoles del Informe sobre el Estado de la Pobreza.

Presentación este miércoles del Informe sobre el Estado de la Pobreza.

La pobreza aumenta en este último año en Andalucía. Según los datos del informe anual de la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, más del 38% de la población andaluza vive en condiciones precarias y está en riesgo de exclusión social, lo que supone casi un punto más con respecto a 2017. Más de 3,2 millones de personas residente en la región están en riesgo de pobreza, unas 75.000 más que el año anterior. 

No solo se trata de tener dificultades para llegar a fin de mes, lo que afecta a casi siete de cada diez andaluces. La tasa de pobreza severa alcanza al 10% de la población, 4,2 puntos por encima de la media nacional. Se incrementan, por tanto, las situaciones más graves. 

El informe refleja que crecen más del doble las personas que no pueden permitirse una comida de carne, pollo o pescado cada dos días. Esta cifra llega a 6,2%, la cifra más alta de la década. Esto se da porque dos de cada diez menores de 60 años viven en hogares con baja intensidad de empleo. Esta cifra está ocho puntos por encima de la que existía en el último año anterior a la crisis. 

El difícil acceso a una vivienda

No poder permitirse una vivienda digna es una de las dificultades mayores a las que tiene que hacer frente la población malagueña. Málaga es la segunda provincia andaluza con mayor número de ejecuciones hipotecarias. Siguen subiendo los lanzamientos por no poder pagar el alquiler. En 2018 se produjeron 1.697 en la provincia, cifra bastante superior a la de 2013. 

La subida de precios, tanto en compra como en alquiler, ha hecho que las solicitudes de vivienda protegida en Málaga hayan subido un 84%. Y el indicador más preciso de la situación malagueña son las atenciones a personas sin hogar en la Agrupación de Desarrollo Puerta Única. En 2018 aumentaron un 12% con respecto al año anterior. 

"Andalucía sigue a la cabeza en materia de desigualdad, la pobreza y la exclusión siguen en aumento en la provincia y en la comunidad, por lo que pedimos un mayor refuerzo de la renta mínima, más agilidad y menos burocratización para que tengan acceso todas estas personas", explica Susana García, de la junta directiva de la Red Andaluza de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN).

También destacan la gran dificultad de muchas familias para pagar los suministros básicos, la luz y el agua, lo que se traduce en pobreza energética. Por ello, la red demanda una estrategia integral para paliar el grave problema de la vivienda y la exclusión residencial en la que se incluya el incremento del parque municipal de vivienda pública y social, un programa de alquiler para personas en situación de sinhogarismo y la erradicación del chabolismo. 

La pobreza en femenino

Yolanda Florido, coordinadora provincial, destaca "la pobreza en femenino" y la brecha salarial de las mujeres, que cobran 3.953 euros menos al año que los hombres. "No mejora la calidad de vida porque la temporalidad sigue siendo bastante alta, tenemos un 31% de contratos temporales", agrega Florido. 

El 17 de octubre es el día contra la erradicación de la pobreza y esta red y las entidades que la conforman "seguiremos luchando e intentando dar voz a las personas más vulnerables hasta que su porcentaje dentro de la sociedad sea cero". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios