Málaga

Los campamentos de Semana Blanca en los colegios de Málaga desaparecen con la pandemia

  • Por el momento, solo el CEIP Benyamina de Torremolinos ha notificado a Fdapa la actividad

  • El miedo y la situación laboral de las familias han provocado la caída de la demanda

Escolares realizando manualidades en un taller de Semana Blanca. Escolares realizando manualidades en un taller de Semana Blanca.

Escolares realizando manualidades en un taller de Semana Blanca.

Llega el final de febrero y su última semana aparece señalada en azul en el calendario escolar de la provincia de Málaga. Así se marcan las vacaciones de Semana Blanca, un descanso en mitad del segundo trimestre que solo se mantiene en la provincia malagueña. A finales de los años 90, las asociaciones de padres vieron la necesidad de crear en los colegios campamentos urbanos para poder conciliar y el Ayuntamiento de Málaga apoyó la iniciativa, que se extendió al resto de la provincia. Hace más de una década, casi la mitad de los colegios abrían sus puertas esta semana.

Pero la crisis económica fue mermando este tipo de actividades en los centros educativos y la pandemia ha terminado por hacerlas desaparecer. Por el momento, solo el colegio Benyamina de Torremolinos ha notificado a la Federación de Asociaciones de Padres y Madres la realización del campamento. Otros centros lo han ofertado pero la demanda es escasa y están a la espera de poder cerrar algún grupo. La situación laboral de las familias este año y el miedo al contagio han provocado esta caída tan fuerte.

“Hay familias que continúan en ERTE, con reducciones de jornada o que directamente han perdido el trabajo así que no tienen tanta necesidad y, por otra parte, no se atreven, no se quieren arriesgar, temen que sus hijos salgan del grupo burbuja”, comenta Pilar Triguero, portavoz de Fdapa.

Así que, a cinco días del inicio de la semana blanca, solo una asociación de padres ha solicitado el seguro de responsabilidad civil para realizar el campamento. “Ha habido ampas que han lanzado la oferta pero hay muy poca demanda este año, habrá algunas empresas que lo hagan en los centros de forma privada y otras que organicen otro tipo de actividades”, agrega Triguero.

También señala la portavoz de Fdapa que “ya no hay subvenciones de las administraciones públicas, prácticamente no hay ninguna convocatoria para Semana Blanca y muchos intentan evitar este gasto”. Para Triguero “esta crisis acrecienta las diferencias sociales y donde mejor se percibe es en la escuela, así que el que se lo pueda permitir recurrirá a campamentos privados y el que no sobrevivirá como sea, los que tengan posibilidades económicas buscarán alternativas y los que no recurrirán a abuelos y familiares, a pesar de todo”.

Unas vacaciones "sin sentido pedagógico"

Para la portavoz de la federación, la Semana Blanca “sigue sin tener ningún sentido”, ni desde el punto de vista pedagógico ni, mucho menos, desde el de las familias trabajadoras. “Cuando se puso en marcha hace casi cuatro décadas en toda España con el objetivo de fomentar viajes, actividades fuera del centro e impulsar los deportes de nieve tenía su fundamento pero ya se han convertido en una semana más de vacaciones que solo mantiene Málaga”, reitera Triguero.

Eso sí, los días lectivos son los mismos en toda la comunidad autónoma, lo que cambia es su distribución. En Infantil y Primaria son 178 jornadas y 175 en el resto de enseñanzas. “Los sindicatos lo entienden como un derecho adquirido pero ya ha desaparecido en el resto del país, llevo teniendo el mismo debate en la consejo provincial 28 años”, indica la portavoz de Fdapa.

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, apuntó este lunes en Málaga que la semana blanca no “es algo sobrevenido” y destacó que si se sabe desde mayo del años anterior “todo el mundo ha tenido tiempo de organizarse”.

Imbroda destacó que se refleja en los proyectos educativos de los centros desde el año anterior y que los progenitores tienen margen para poder buscar opciones a la falta de actividad lectiva durante esa semana. Desde el próximo lunes 22 de febrero hasta el 1 de marzo, ambos inclusive, los escolares harán un pequeño parón en su rutina escolar y los progenitores tendrán que buscar soluciones en un escenario tan complicado como el de este 2021.

Niños en una clase del club deportivo El Taller Breaking Club. Niños en una clase del club deportivo El Taller Breaking Club.

Niños en una clase del club deportivo El Taller Breaking Club. / Javier Albiñana (Málaga)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios