Educación

Los colegios públicos de Málaga pierden 105 clases en los últimos dos años

  • De Primaria se han cerrado 87 clases y 46 de Infantil, mientras que se han creado 39 unidades de Educación Especial

  • El sindicato CCOO plantea que se aproveche la bajada de la natalidad para disminuir la ratio en cinco alumnos por etapa educativa

Alumnos del CEIP Manuel Altolaguirre el primer día del presente curso escolar. Alumnos del CEIP Manuel Altolaguirre el primer día del presente curso escolar.

Alumnos del CEIP Manuel Altolaguirre el primer día del presente curso escolar. / Javier Albiñana (Málaga)

La bajada de la natalidad se nota en las aulas desde hace algunos años. En septiembre, los centros de la provincia malagueña acogieron a 153.100 alumnos de Infantil y Primaria, casi 4.000 menos que en 2015. Y en esa tendencia descendente es la razón esgrimida por la Consejería de Educación para ir suprimiendo unidades en la enseñanza pública. Según un estudio de la Federación de Enseñanza de CCOO, en Málaga se han perdido 105 clases en los últimos dos cursos.

La etapa de Primaria ha sido la más perjudicada con 41 unidades menos este año y 46 el pasado. En total, 87 grupos menos. De Infantil se han cerrado un total de 46. Por contra, se han creado 39 unidades de Educación Especial. Esto supone el 50% de las unidades cerradas en la última década. Estas cifras de pérdida de unidades se elevan a 867 unidades menos en toda Andalucía, siendo Sevilla la provincia más afectada con 181, seguida de Cádiz con 173 y Granada con 169.

CCOO señala que aunque que hay centros en las áreas metropolitanas y costeras de la provincia con ratios de alumnos por aula por encima incluso de lo que marca la ley, hay otros en los que se están perdiendo unidades. Esto se acrecienta en las zonas rurales donde la bajada de natalidad y la despoblación es notable. Se han perdido unidades en Monda, Montejaque, Riogordo, Sayalonga, Teba, Yunquera, Villanueva de Tapia y Villanueva de la Concepción, entre otros municipios malagueños. 

“Es curioso que el presidente de la Junta de Andalucía hable de respaldo a la mujer rural y, por otro lado, esté desmantelando estos servicios educativos”, apunta Félix Martín, secretario general del sindicato de enseñanza de CCOO Málaga.

Yolanda Gamero, la responsable de enseñanza pública en el sindicato, apunta que “la administraicón desarrolla una visión muy economicista de la educación, tanto el Gobierno anterior como este nuevo, y así no vamos a mejorar el sistema educativo ni salir de la cola en cuanto a rendimiento, tenemos que fomentar la escuela pública, porque es la única que garantiza la igualdad de oportunidades y la cohesión social”.

Clases con menos alumnos para aumentar la calidad

Por eso, proponen que se debe de aprovechar la bajada de la natalidad para disminuir la ratio en cada etapa educativa para dar “una atención más individualizada a nuestros alumnos”. Plantean que se pueda bajar de los 25 a los 20 alumnos por grupo en Infantil y Primaria, de los 30 a los 25 en Secundaria y de los 35 a los 30 en Bachillerato.

"Con el nuevo decreto de escolarización es momento de corregir errores y avanzar en una educación pública de calidad"

“Si conseguimos bajar la ratio vamos a poder atender mejor a la diversidad y corregiremos esas diferencias culturales y educativas que tenemos con otras comunidades y otros países europeos”, apunta Gamero. “No podemos perder ni una unidad más, es más, tenemos que recuperar las que se han suprimido”, agrega.

Esto también facilitaría los desdobles en las materias instrumentales, la regulación de la ratio cuando hay alumnos de necesidades específicas de apoyo educativo en esas aulas y reducir significativamente el incremento de la ratio cuando hay necesidades sobrevenidas. “Ahora mismo se está poniendo en marcha el nuevo decreto de escolarización y es el momento de aprovechar esa regulación para corregir errores y poder avanzar en una educación pública en calidad”, indica la responsable de enseñanza pública en CCOO Málaga. 

El consejero de Educación, Javier Imbroda, apuntó a principios de curso que Andalucía se encontraba con la ratio más baja de los últimos años y detalló la creación de unidades en Secundaria y Formación Profesional. Para CCOO, éste “es un dato sesgado, porque depende de dónde residas, hay aulas saturadas con 27 y 28 alumnos”, comenta Patricio Pérez,responsable de enseñanza pública en la Federación de Enseñanza de CCOO Andalucía.

También indica que el montante global de la enseñanza sobre el presupuesto general de la Junta de Andalucía “pierde peso”, lo que no ayuda al éxito educativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios