Málaga

La concejala de Movilidad exculpa a los empleados de las irregularidades de Smassa: "Los trabajadores hacemos lo que nos mandan"

Sede de la Sociedad Municipal de Aparcamiento (Smassa) en Málaga.

Sede de la Sociedad Municipal de Aparcamiento (Smassa) en Málaga. / JAVIER ALBIÑANA

"Cada uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras", dijo Aristóteles y hoy lo ha usado como escudo Trinidad Hernández, concejala de Movilidad, en una comparecencia en Comisión sobre las irregularidades en Smassa. Es por eso que sus respuestas, en muchos casos hay que leerlas en torno a lo que ha evitado responder que a lo que sí ha sostenido. De lo que sí ha decidido Hernández ser esclava es de eliminar toda responsabilidad, "por acción o por omisión", de los empleados de la Sociedad Municipal de Aparcamientos de Málaga, "los trabajadores hacemos lo que nos mandan". La responsabilidad política, por tanto, deberá quedar en otros hombros.

A colación todo esto del enfado que le demostraron los empleados de la empresa en una carta después de que en el último pleno asegurase que en Smassa las irregularidades se daban "por costumbre". Tradición que, ahora, ha vuelto a negar, relacionando esas anomalías con "mejoras procedimentales" para acelerar los trabajos, "se actuaba más con el derecho mercantil y yo creo que debería hacerse puramente con el administrativo". Cortina para evitar responder si la responsabilidad última es del gerente de la empresa, Manuel Díaz Guirado, si le respalda y cuáles son las irregularidades, detalladas, que Smassa reconoce. 

Sobre estas últimas, sólo ha vuelto a repetir que no se ha personado en el caso –ni el Ayuntamiento tampoco– y que no conoce lo que se juzga más que por la prensa. Además, ha subrayado que no ha detectado ningún "ilícito penal" y que en caso de que lo hiciera, "lo denunciaría". Sin embargo, ha señalado que estas recaen sobre "una persona física".

No ha nombrado a Díaz Guirado en ningún momento –cuyo puesto el alcalde dejó en manos de la concejala durante el último Pleno municipal– pero, preguntado por él ha dicho que "yo no elijo con quien trabajo, pero intento que todo el que trabaja a mi alrededor cumpla con sus obligaciones". Es Hernández dueña de sus silencios también cuando le han preguntado por si ella hubiera licitado la obra del Parking de Pío Baroja en El Palo –cabe recordar, una de las apuestas del PP para las municipales, aunque no llegase– y por la gestión previa a su llegada. 

Sí ha querido desmarcar la polémica de la propia construcción del aparcamiento "porque era una infraestructura necesaria y demandada por los vecinos". En ningún momento ha afirmado que esto suponga carta blanca para incumplir los procesos administrativos

Estas supuestas irregularidades, que se investigan en los juzgados número 3 y 7 de Málaga, pasan por un supuestos delitos de acoso laboral a una funcionaria pública; supuesta falsedad documental con la manipulación de una firma; supuesta prevaricación, además de administración desleal con el sobrecoste del 30%, unos 4 millones de euros, en las obras de construcción del aparcamiento en Echevarría del Palo y que se ha cobrado la dimisión del jefe técnico de obras, “al que puso Díaz Guirado para firmar lo que una trabajadora del Ayuntamiento se negaba a firmar para no ir a la cárcel”, según ha afirmado el concejal socialista, Jorge Quero.

Durante la petición de comparecencia, Quero ha recriminado a De la Torre “que vuelva a esconderse detrás de su concejala de Movilidad”, Trinidad Hernández, quien ha atendido la solicitud de comparecencia. Esta le ha respondido que el regidor comparecerá cuando sea necesario en los órganos que así lo exijan. 

Toni Morillas, portavoz de Con Málaga, ha interpelado de forma directa en repetidas ocasiones a la delegada de Movilidad en torno a “por qué, a pesar de reconocer las irregularidades por costumbre, el alcalde no ha cesado al gerente, nadie puede creerse que las irregularidades de Smassa hayan podido tener lugar sin el visto bueno del gerente. Es más, Hernández ha puesto en duda los procedimientos seguidos en Smassa durante los últimos años al asegurar que se dejaban llevar por procedimientos mercantiles cuando tendrían que guiarse por el derecho administrativo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios