Cursos de Verano de la UMA | Posverdad

“España no termina de rodar en política”

  • El autor de 'Patria', Fernando Aramburu, reivindica una mayor atención para las víctimas de ETA

Mesa redonda ‘Historia, realidad y ficción’ de los cursos de verano de la UMA. Mesa redonda ‘Historia, realidad y ficción’ de los cursos de verano de la UMA.

Mesa redonda ‘Historia, realidad y ficción’ de los cursos de verano de la UMA. / L. N.

Posverdad. Fue la palabra del año 2016 según el Diccionario Oxford y el término aterrizó en España para quedarse incorporándose a la RAE a finales de 2017 para denominar a aquella “distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública”. Y desde entonces, ha sido empleada para explicar fenómenos complejos como la llegada de Trump o el Brexit.

Pero más allá de variaciones conceptuales, la posverdad no es más que la mentira de toda la vida, que en los últimos años ha pasado a formar parte de las contiendas políticas. Y esta manipulación de la realidad fue tratada por los escritores Fernando Aramburu, autor de la exitosa novela Patria, y Manuel Jabois, periodista en medios como El País y escritor de Malaherba, a través de las que han analizado la confusa línea entre historia, realidad y ficción.

“La mentira no es la ficción y a veces la ficción es la verdad”. Así comenzó Juan Cruz, director del curso de verano de la UMA (Universidad de Málaga) La verdad de las mentiras, en el que se enmarca la mesa redonda en la que se reflexionó sobre el uso de la verdad, no solo en literatura, sino también en la sociedad y la política.

En este sentido, Aramburu se mostró crítico: “Siempre he defendido que la realidad es expresable a través de la música, el arte, la filosofía, la literatura...pero no desde la política”. El escritor se lamentó de que “ocurra lo que ocurra”, la clase política trata de opinar inmediatamente de todo y a decirnos cómo entender la realidad, incluso sobre asuntos que no tienen que ver con su materia.

También quiso hacer un manifiesto a los intelectuales para dejar claro que “la intención fundamental es defender el sistema constitucional”, haciendo referencia a la preocupación ante la situación política de España, que “ no termina de rodar políticamente”.

A su vez, el novelista advirtió de la “instrumentalización” que se hace de cualquier cosa, donde también entra la literatura. Resaltó que algunos políticos o partidos han tratado de llevar su libro a su terreno ideológico y recordó en un tono más jocoso cuando el ex presidente Rajoy alabó su libro:“Hubiera preferido que no se expresara. Mis amigos se reían diciendo que algo había hecho mal”.

Patria es una novela en la que Aramburu traslada la historia de los 40 años de ETA a través sus protagonistas mostrando las dos caras de la misma moneda. Un libro que fue aclamado por la crítica y que obtuvo reconocimientos como el Premio Nacional de Literatura y el premio Francisco Umbral al Libro del Año.

Sin embargo, su autor quiso dejar claro que “libros como el suyo” no contienen la verdad histórica, sino un trato ficcional de lo que ha pasado, pero que pueden ser “una válvula de escape” para aquellos que realmente no fueron capaces de ver las consecuencias de lo que estaba pasando. “Cuando escribo una novela no parto de una responsabilidad historiográfica. Eso es la materia prima de otros. El creador de ficción juega a contrar la verdad, ese juego es muy importante”, aclaró.

Aramburu también recordó el atentado que le costó la vida a Manuel Zamarreño, así como otros hechos reales que le ayudaron a solidificar su novela. “Esto forma parte de la historia colectiva y se puede contar desde muchas perspectivas. Yo lo he hecho desde la ficción”, explicó en un gesto hacia las víctimas, para las que reivindicó en unas declaraciones anteriores al acto una mayor atención y ayuda para que sus caso no se olviden, de manera que se establezca una memoria “que nos permita a aprender”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios