Málaga

Desescalada: Málaga pasa a la fase 3 sin grandes cambios y a la espera del turismo

  • La Asociación de Hosteleros de Málaga prevé que en las próximas dos semanas abran el 85% de los establecimientos

  • La mayor parte de la planta hotelera continúa cerrada

Tránsito peatonal en la Alameda Principal en el primer día de la fase 3. Tránsito peatonal en la Alameda Principal en el primer día de la fase 3.

Tránsito peatonal en la Alameda Principal en el primer día de la fase 3. / Javier Albiñana (Málaga)

Málaga ha podido sumarse al resto de Andalucía en la carrera de la desescalada, así que este lunes tocaba estrenar la fase 3. Sobre el papel, supone ir quitando peso a las restricciones para avanzar hacia la “nueva normalidad”. Pero en las calles más céntricas de la capital malagueña, los cambios no eran tan visibles.

Es cierto que el tráfico aumenta cada semana, que el tránsito de personas por las vías peatonales es considerable y nada tiene que ver con la visión que se tuvo durante el confinamiento. Pero todavía se ven establecimientos con las persianas echadas y menos compradores en las tiendas. Los hoteles de la capital siguen cerrados a la espera de la llegada de visitantes.

Cafeterías como Starbucks, en la plaza Félix Sáenz, El Trenecito en Puerta del Mar o La Deriva, en la Alameda de Colón, que hace meses tenían sus terrazas e interiores llenos desde primera hora de la jornada, aún continúan cerradas. En la mañana del lunes tampoco había bares abiertos en la plaza del Obispo salvo L’expérience, en el que se ocupaban dos o tres mesas. Y el Café Chinitas anuncia en su fachada que acorta su servicio a cuatro días semanales, de miércoles a sábado.

Los locales de las calles Strachan y La Bolsa, siempre ávidos de recibir a los turistas más tempraneros, no terminan de despertar de la pesadilla y la sensación que ofrecen es que la recuperación es lenta y que se avanza a medio gas. “Si calculamos que en la anterior fase se iban a abrir en torno al 50% de los establecimientos hosteleros, en estas dos semanas creemos que se llegará al 85%”, explica Javier Frutos, presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos).

Pero esto no se va a producir en los primeros días, sino que dependerá de “cómo se va a producir ese movimiento interprovincial, muchos están esperando la apertura de fronteras del 1 de julio y que la normalidad llegue a la ciudad”, indica Frutos.

"El malagueño sigue teletrabajando, no tiene sus rutinas de desayuno y almuerzo en el bar y eso se nota, los consumos siguen siendo muy bajos"

“El malagueño no está en la misma situación que estaba antes, sigue teletrabajando, ya no tiene las rutinas de desayunar y almorzar en el bar y eso se nota, los consumos están siendo muy bajos”, agrega y subraya que, incluso, hay algunos propietarios que se han arrepentido de abrir tan pronto ya que han recuperado a los trabajadores del ERTE y les está generando más gastos que cuando estaban cerrados.

El presidente de Mahos también destaca los problemas de liquidez en la financiación de los autónomos y micro pymes, las dificultades para acceder a los créditos y la falta de medidas en cuanto al pago del alquiler, cuestiones que pueden derivar en el cierre de un buen número de establecimientos.

“El funcionamiento en estos próximos meses y las medidas que finalmente se tomen van a ser vitales para la perviviencia de estos negocios”, indica Frutos. En la provincia malagueña existen unos 18.000 bares, cafeterías y restaurantes que dan trabajo en la temporada alta a casi 100.000 personas y cuya media de contratación al año supera las 80.000.

En la provincia existen unos 18.000 bares, cafeterías y restaurantes que dan trabajo en temporada alta a casi 100.000 personas

“Se están viviendo situaciones muy difíciles y espero que las administraciones echen una mano a la hostelería porque el cierre de negocios supone, directamente, la pérdida de empleo”, comenta Frutos. Y señala que llevan pidiendo medidas desde el 15 de marzo y que si no llegan a tiempo, el rescate del sector va a ser muy difícil.

El presidente de Mahos apunta que la limitación de aforo es lo que va a repercutir más negativamente en el sector. “No sabemos qué porcentaje de ocupación vamos a tener en la nueva normalidad, estamos esperando el decreto porque esto va a condicionar mucho la facturación a corto y medio plazo”, concluye Frutos.

Los hoteles de la capital, cerrados

También los hoteles esperan la llegada del turismo con sus servicios cancelados, al menos en el centro de la capital malagueña. Un cartel en la puerta del hotel Room Mate Larios continúa desde el comienzo del estado de alarma.

El hotel Room Mate Valeria cerrado. El hotel Room Mate Valeria cerrado.

El hotel Room Mate Valeria cerrado. / Javier Albiñana (Málaga)

“Las personas son nuestra prioridad y vuestra salud es lo más importante, nos despedimos por un breve periodo de tiempo. Os esperamos en nuestra web con la confianza de vernos de nuevo a partir del 31 de marzo”, reza el escrito y añade que “debemos ser responsables, solidarios y generosos con nuestros clientes y nuestro equipo”. Idéntica misiva comparte el Hotel Valeria, de la misma cadena.

El Hotel Molina Lario y su restaurante Matiz tampoco están abiertos al público en el primer día de la fase 3, ni el Petit Palace Plaza Málaga. En sus ventanales, en inglés, avisan a sus clientes de que el establecimiento “permanecerá temporalmente cerrado hasta que la situación vuelva a la normalidad”.

Con un texto parecido el AC Málaga Palacio advierte igualmente de su clausura. “Debido al estado de alarma decretado los servicios del hotel están cancelados”. Las puertas cerradas del Hotel Mariposa, en el Soho, repiten el mensaje de la ausencia de turismo y de una espera ansiosa de huéspedes.

Pocas reservas hoteleras para esta semana

El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón, señala que no se ha detectado, por el momento, un incremento destacado de reservas en hoteles socios de la entidad para esta semana, en el inicio de la fase 3 del plan de desescalada para hacer frente al Covid-19 en la provincia de Málaga.

El AC Málaga Palacio clausurado desde mediados de marzo. El AC Málaga Palacio clausurado desde mediados de marzo.

El AC Málaga Palacio clausurado desde mediados de marzo. / Javier Albiñana (Málaga)

Así, afirma que el pase a esta nueva fase “ha sido tan repentino” que la mayoría de hoteles de la Costa del Sol continúan cerrados y los que están abiertos “siguen con pocas reservas” hasta ahora. Callejón ya indicó que la “gran reapertura” de estos establecimientos en la provincia se producirá a principios de julio, coincidiendo con la llegada de los viajeros internacionales y también de clientes de otras comunidades autónomas.

Así, hay una quincena de establecimientos hoteleros asociados a Aehcos que han abierto sus puertas con las pertinentes medidas higiénico-sanitarias para contener la expansión del coronavirus; algunos de ellos son los que estos meses han tenido clientes ya que viven en dichas instalaciones.

Será a principios de julio cuando vayan reabriendo sus puertas el resto de establecimientos de la Costa del Sol. No obstante, la ocupación está muy lejos de ser la habitual por estas fechas, según Callejón, quien ha estimado entre un 30 y 35%: “No va a ser más, abrimos por abrir y reactivar un poco”.

Marbella afronta un junio difícil con solo dos hoteles abiertos

Con la planta hotelera prácticamente vacía y cerrada, la ciudad de Marbella afronta este junio atípico que ha inaugurado con lluvia y solo un par de establecimientos han abierto sus puertas, como es el caso del Hotel Finlandia, que encara la fase 3 “mal”.

Hotel Finlandia de Marbella, uno de los pocos establecimientos abiertos. Hotel Finlandia de Marbella, uno de los pocos establecimientos abiertos.

Hotel Finlandia de Marbella, uno de los pocos establecimientos abiertos. / M. J. Serrano (Marbella.)

“Estamos abiertos por no aburrirnos, pero con pocas reservas. En la última semana de junio hay más movimiento”, al tiempo que pide la restitución del tráfico aéreo porque “la gente tiene ganas de viajar, pero tiene inseguridad más que por el virus por las cuarentenas”. El tres estrellas Pyr, situado en Puerto Banús, es otro de los hoteles que reabrieron en la fase 2 de la desescalada con una ocupación baja, aunque destacan que “parece que se está reactivando el mercado”.

El día para reencontrase con la barra del bar y el gimnasio

La movilidad entre provincias andaluzas estrenada en la fase 3 ha propiciado los primeros reencuentros entre familiares que llevaban casi tres meses sin verse. También los primeros pitufos desayunados en la barra del bar y la vuelta a las máquinas de algunos gimnasios como el Viva Málaga, ubicado en el centro comercial Málaga Plaza, en la calle Armengual de la Mota.

Gimnasio Viva Málaga, en el centro comercial Málaga Plaza. Gimnasio Viva Málaga, en el centro comercial Málaga Plaza.

Gimnasio Viva Málaga, en el centro comercial Málaga Plaza. / Javier Albiñana (Málaga)

El polideportivo de Ciudad Jardín abrió este lunes por completo, tanto su pista interior como los exteriores para la práctica de tenis y pádel. Málaga, Deporte y Eventos, ya ha puesto en servicio las pistas de pádel anejas al Martín Carpena y reabierto el Skate Park, en el Parque del Norte. Los campos de fútbol ya pueden acoger hasta 20 jugadores.

La apertura de las piscinas, a debate entre los vecinos

Muchas urbanizaciones que cuentan con piscinas en sus instalaciones comunitarias continúan con ellas cerradas. Su apertura y el gasto que conllevarán las medidas de limpieza y control de aforo es lo que ahora se debate entre los vecinos. Otras se encuentran en la fase de desinfección y preparación para poder disfrutar del baño y las que se anticiparon viven sus primeras jornadas de piscina con turnos, sin duchas, con el césped parcelado para saber dónde colocar la toalla y una mayor limpieza para evitar la propagación del virus.

Un profesional de mantenimiento limpia la silla de discapacitados en una piscina de El Cantal. Un profesional de mantenimiento limpia la silla de discapacitados en una piscina de El Cantal.

Un profesional de mantenimiento limpia la silla de discapacitados en una piscina de El Cantal. / Marilú Báez (Rincón de la Victoria)

En una de las urbanizaciones de El Cantal, entre Rincón de la Victoria y La Cala del Moral, han decidido abrir la piscina de 16:00 a 20:00. En un residencial de Huerta Nueva, en Málaga capital, han dividido los días laborables y el fin de semana para que cada casa pueda disfrutar de dos turnos a la semana. En otra comunidad del distrito de Teatinos ni siquiera se ha tomado la decisión de lo que se hará durante este verano. Todo depende del número de usuario, de las dimensiones de la instalación y del coste de las novedades a implantar.

Según explica el presidente del colegio de Administradores de Fincas de Málaga, Alejandro Pestaña, abrir las piscinas comunitarias puede constar entre 1.000 y 9.000 euros mensuales. Aún así, considera que éste no va a ser un verano sin piscina. Sobre todo en la costa y en las urbanizaciones que son segunda residencia o alquileres turísticos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios