Málaga

El dueño de la finca en la que murió Julen evita la prisión

  • Pide perdón a los padres del niño por el "daño" ocasionado y apostilla que "en ningún momento" quiso que le "pasara nada"

  • El juez ratifica el acuerdo entre los progenitores y el propietario de los terrenos

El dueño de la finca, David Serrano, a su llegada a los juzgados de Málaga. El dueño de la finca, David Serrano, a su llegada a los juzgados de Málaga.

El dueño de la finca, David Serrano, a su llegada a los juzgados de Málaga. / Javier Albiñana

El juez ha ratificado el acuerdo in extremis al que los padres de Julen, el niño de 2 años y medio que murió al caer a un pozo en Totalán, alcanzaron ayer con el dueño de la finca, David Serrano, que aunque ha sido condenado por un delito de homicidio por imprudencia grave ha evitado entrar en prisión.

El magistrado, Ignacio Navas, ha afirmado que no considera que el dueño de la finca de Totalán sea “una persona peligrosa”, por lo que no ve que el ingreso en prisión sea “preciso” para modificar su conducta. Así, la pena queda suspendida aunque el condenado deberá cumplir varios requisitos. El primero de ellos pasa por no cometer ningún delito en un periodo de dos años a contar desde este martes.

Además, Serrano deberá comunicar al juzgado si ha cambiado de domicilio, ya sea personalmente o a través de sus abogados. La tercera obligación a cumplir estriba en comparecer durante cuatro ocasiones ante dependencias judiciales. De esta forma, el juzgado le pedirá que se pronuncie cada seis meses sobre su capacidad económica, si ha encontrado un empleo o si su situación económica ha mejorado.

180.000 euros a los padres

La sentencia, que ha sido dictada en sala por el juez, recoge que el propietario de los terrenos, que era el único acusado en este proceso, deberá indemnizar con el pago de 89.529,67 euros a cada uno de los progenitores del niño fallecido. Asimismo, tendrá que abonar a favor de la Junta de Andalucía un total de 663.982,45 euros.

La administración regional ya había anunciado en febrero de 2019, un mes después de que se produjera el fatal accidente, que asumiría el coste del rescate como máxima responsable de las labores de emergencias en la comunidad. Pero la Fiscalía de Málaga le ofreció posteriormente reclamar esta cuantía judicialmente.

En su turno de palabra, David Serrano ha pedido "perdón" a los padres del niño por el "daño" que, ha recalcado, les ha ocasionado y ha apostillado que "en ningún momento" quiso que le "pasara nada" al pequeño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios