Málaga

Los embalses de Málaga sólo suman ocho hectómetros cúbicos tras las últimas lluvias

  • Cinco de los siete pantanos de la provincia están por encima del 50% de su capacidad pero muy por debajo de las cifras registradas hace un año

  • Aún se está pendiente de las escorrentías

Pantano de la Viñuela el pasado mes de diciembre. Pantano de la Viñuela el pasado mes de diciembre.

Pantano de la Viñuela el pasado mes de diciembre.

Todavía es pronto para valorar el paso de la borrasca Gloria por la provincia y saber su huella en los pantanos. Pero un día después de las lluvias más intensas, que dejaron hasta 211 litros en Coín durante la jornada del jueves, las cifras aportadas por la red Hidrosur apuntan a un ligero crecimiento del agua embalsada que no supera los ocho hectómetros cúbicos. 

Cinco de los siete pantanos de la provincia están por encima del 50% de su capacidad pero sus niveles están muy por debajo de las cifras registradas hace un año. Desde la medición de la semana anterior, el 17 de enero, el embalse de la Concepción ha registrado dos hectómetros más y se encuentra el 52% de su capacidad. Un aumento un poco mayor, de 9 a 12 hectómetros cúbicos, ha registrado la presa de Casasola, que se encuentra actualmente al 58% de su capacidad. 

El que guarda mayor cantidad de recursos hídricos para la provincia malagueña es el pantano de Guadalteba, que registra un 75% de su capacidad, en total 115 hectómetros cúbicos. Sin embargo, la cifra se ha mantenido con respecto a la semana pasada, incluso con un leve descenso. En esta misma fecha en 2019 este mismo pantano superaba el 95% de su capacidad. 

En los pantanos del Limonero y Conde del Guadalhorce las cifras de la red Hidrosur son, incluso, menores que la semana pasada, por lo que las lluvias no han repercutido en su agua embalsada. En cuanto al embalse del Guadalhorce, la subida ha sido también escasa y se ha pasado de 85 hectómetros cúbicos acumulados el pasado 17 de enero a 87 este viernes. 

La que sigue estando en peor situación es la presa de La Viñuela, a menos del 30% de su capacidad. En la última semana tan solo ha ganado un punto. El pasado año sus reservas llegaban a la mitad, ya que tenía más de 75 hectórmetros cúbicos cuando ahora no llega a 44. 

En total, las reservas hídricas de la provincia en enero de 2019 eran de 478,8 hectómetros cúbicos. Esta cifra baja a los 347,3 este año y después de vivir el otoño más seco desde que se registran los datos. Supone, por tanto, un descenso de 131,4 hectómetros cúbicos en los últimos doce meses. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios