Málaga

Una gestora se hará cargo de Vox en Málaga tras la dimisión de Enrique De Vivero

Enrique de Vivero. Enrique de Vivero.

Enrique de Vivero. / Álvaro Cabrera

La dirección nacional de Vox ha nombrado este miércoles una gestora en Málaga al frente de la cual colocó a la diputada Patricia Rueda, quien será la encargada de dirigir el partido en la provincia hasta que se produzca el nombramiento de una Comisión Gestora Provincial.

Así lo ha comunicado el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), horas después de que Enrique de Vivero presentara su dimisión como presidente de Vox e informara de su baja como afiliado, cuando apenas se había cumplido un mes desde que el ex coronel de la Legión fuese proclamado vencedor de las primarias, un proceso que estaba llamado a acabar con las disputas internas pero que más bien fue una prolongación de esa guerra que desde hace más de un año lastra todo lo relacionado con la formación a nivel provincial. La renuncia de De Vivero es un capítulo más, y la llegada de la gestora –reclamada por muchos en Vox Málaga– se espera que pueda traer paz.

En su carta de renuncia, a la que tuvo acceso este periódico, De Vivero justificó su decisión en varias razones, entre ellas, las “diferencias irreconciliables con algunos componentes del CEP electo”, a la hora de llevar a cabo la confección del equipo de vicesecretarios y coordinadores. “Después de sucesivas reuniones no he podido concitar unas bases mínimas de acuerdo con los miembros del CEP que hagan posible la organización de la estructura de Vox en esta provincia”, señala la misiva.

Pero no solo eso. De Vivero lamentó la falta de respaldo por parte de la dirección nacional de Santiago Abascal, refiriéndose a “la falta de resolución de la confirmación del nuevo CEP”. De hecho, un mes después de su elección todavía no había sido ratificado como presidente por el CEN, trámite indispensable para que pudiera ejercer como tal. “Entendiendo que no cuento con el apoyo del CEN de Vox a nivel nacional, es por lo que presento mi dimisión como presidente electo”, manifestaba en el documento.

Además, De Vivero criticó “continuos ataques” a su persona “en distintos medios”, algo por lo que, según advirtió, interpondrá denuncias “contra las personas y los medios que han hecho manifestación pública de infundios, insultos y falsedades”. Con el ya ex presidente de Vox en Málaga, presentaron también su renuncia el resto de los miembros del nuevo Comité Ejecutivo Provincial.

Desde Madrid, el partido se limitó a “agradecer a los miembros del CEP su entrega, su compromiso y el trabajo realizado”. “Es una decisión que desde Vox respetamos”, señalaron, agregando que la renuncia de De Vivero y su equipo se producía con “la confianza en que desde la dirección de Vox se tomarán las medidas adecuadas para dar continuidad al proyecto del partido en la provincia, en la seguridad de que se consolidará como la única alternativa política que lleve el sentido común a las instituciones”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios