Javier Imbroda, candidato de Ciudadanos por Málaga para las elecciones andaluzas

“No me hubiera ido con el PP, creo que está bastante alejado de la realidad”

  • Frente a sus rivales en Málaga, el exseleccionador de baloncesto dice ser un ‘rookie’ de la política (novato en la NBA)

  • Subraya que el PSOE "ha demostrado no ser fiable para pactar" y que está inhabilitado para hablar de ilusión”

Javier Imbroda, número uno de Ciudadanos por Málaga para las elecciones en Andalucía. Javier Imbroda, número uno de Ciudadanos por Málaga para las elecciones en Andalucía.

Javier Imbroda, número uno de Ciudadanos por Málaga para las elecciones en Andalucía. / Javier Albiñana

–¿Qué hay de cierto en las presiones del PP para ficharle?

–He recibido llamadas, contactos y mensajes ofreciéndome ir con el PP, desde hace por lo menos mes y medio. Les dije sencillamente que no. No tengo ningún problema en hablar con nadie, pero he tomado una determinación, me he unido a un proyecto como es Ciudadanos y estoy convencido del paso que he dado. Les dije que lo agradecía mucho y me sentía halagado de que les hubiera entrado un ataque de afecto y quisieran contar conmigo, pero que no iba a ser así. He escuchado a Moreno Bonilla y a Teodoro García Egea diciendo que eso no fue así y creo que la respuesta del PP ha sido bastante torpe, porque ellos saben perfectamente que ha sido así. Esto viene de la dirección nacional, otra cosa es que Moreno Bonilla esté desinformado o no cuenten con él para estas cosas, que lo dudo. Podrían haber dicho: “Sí, hemos tenido una conversación, pero no ha podido ser”, y habrían salido de una forma más elegante.

–Siendo sincero, si el PP se lo hubiera propuesto antes que Cs ¿habría aceptado?

–No. No era una cuestión de entrar en política por entrar, sino de identificarme con un proyecto con el que creo que Andalucía tiene una oportunidad, y para mi ese proyecto se llama Ciudadanos. No hubiera aceptado, porque creo que el PP está bastante alejado de la realidad de Andalucía, y a las pruebas nos remitimos. Llevan casi 40 años sin haber sido nunca una alternativa real, yo creo que el PP está instalado en la resignación en Andalucía y nada más.

–Las encuestas de las autonómicas señalan que Ciudadanos crece, pero siguen dando la victoria al PSOE, sin mayoría para gobernar. Ante esta tesitura, ¿cuál es la idea de su partido?

–Yo como hombre del deporte que soy, no pronostico qué va a ocurrir en la competición, sencillamente salgo a competir. Las encuestas que se están haciendo nos ponen como segunda fuerza en Andalucía, siendo el único partido que sube. Hay una tendencia de generar ilusión por un cambio necesario en nuestra comunidad y eso lo abandera Ciudadanos.

–Se podría esperar que haber apoyado el Gobierno del PSOE les penalizaría en las urnas, pero las encuestas dicen lo contrario.

–El PSOE ha sido experto en fagocitar al resto de formaciones políticas, excepto con el PP, que ha estado muy cómodo en la oposición. Salvo esto, IU y PA les pasó. Y yo creo que Ciudadanos ha sabido salirse de se pacto cuando vio que la señora Díaz no cumplía con los acuerdos. Creo que esto hay que explicarlo a la gente, por eso que nadie se sorprenda si ahora Ciudadanos dice que no va a dar sus votos a la investidura de Díaz.

–¿Tienen claro que no van a volver a pactar con el PSOE?

–Sí, porque el PSOE ha demostrado no ser fiable. Si usted y yo llegamos a un acuerdo y yo dejo de cumplir, ¿volvería a acordar conmigo? Este PSOE esta inhabilitado para hablar de ilusión.

–¿Ni aunque eso llevara a nuevas elecciones?

–Yo creo que el PSOE no es fiable para pactar, volveríamos a caer en el mismo error.

"Por respeto a los ciudadanos, los que nos presentamos por aquí tenemos que dar voz a los intereses de Málaga”

–¿Preferiría ir otra vez a las urnas entonces?

–Creo que a los andaluces hay que decirles la verdad, y ahora mismo lo que está claro es que Ciudadanos no va a hacer presidenta a Susana Díaz con sus votos. Y pasa que, cuando Ciudadanos hace un acto de responsabilidad para dar estabilidad, que no haya elecciones y que Podemos no intervenga en el Gobierno, es criticado; si ahora decimos que no vamos a dar nuestros votos y eso puede provocar unas nuevas elecciones, también seríamos criticados. A los andaluces hay que decirles la verdad, que hay que decirles que el PSOE no es fiable, y lo ha demostrado.

–¿Se alimenta Cs en Andalucía de la situación de Cataluña?

–Todo suma. Creo que los andaluces están viendo que Ciudadanos es un proyecto ganador, es un proyecto diferente, reformista, que defiende la Constitución y el interés general en Cataluña, que es una tierra en parte de ella hostil hacia el constitucionalismo, y eso la gente lo ve.

–Usted viene del mundo del deporte. ¿Se sintió uno de los fichajes estrella de Albert Rivera?

–Yo no me siento un fichaje estrella, me siento un ciudadano normal de esta tierra, que tiene su trayectoria vital en el mundo del deporte, de la empresa, de la educación... Un ciudadano que da el paso preocupado por aportar a nuestra Comunidad. Con esa idea vengo y sé además que no va a ser un periodo muy largo, porque creo que además sería lo conveniente, no convertirse en un político profesional.

–Dice que no será un tiempo muy largo... ¿Ya ha pensado cuándo se va a ir?

–En la cabeza tiene uno una legislatura, puede uno pensar hasta dos, pero ya me estaría pareciendo mucho.

–Cuando fue elegido cabeza de lista, hubo militantes que denunciaron el proceso de primarias porque no lo consideraron transparente.

–La verdad es que desconozco esas voces, yo soy independiente, no tengo conocimiento orgánico del partido, y me presento a las primarias de una manera abierta.

–Pero se enteraría de que hubo cierto descontento.

–Bueno, más que descontento yo puedo comprender cierto recelo, en el sentido de que alguien de fuera, que no está afiliado, se incorpore y además en una posición importante.

"A los andaluces hay que decirles la verdad y ahora está claro que Cs no va a hacer presidenta Díaz con sus votos”

–En Málaga se va a enfrentar a dos pesos pesados como son Teresa Rodríguez y Juanma Moreno, ¿cómo se ve?

–No tengo ningún problema en debatir con quien considere cada partido. Es verdad que soy un rookie de la política, eso es el equivalente a un novato en la NBA, y lógicamente me enfrento a pesos pesados, a gente con mucha trayectoria en esto de la política, pero encantado de poder estar ahí.

–Si fuese el entrenador y esto fuese un partido de baloncesto, ¿en qué posición colocaría a cada candidato?

–Yo pondría a Juan Marín de base, porque va a ser quien va a repartir el juego. Y tanto a Susana Díaz, como a Juanma Moreno y a Teresa Rodríguez los pondría en el banquillo.

–¿Ni siquiera jugarían?

–No (risas).

–¿Cree que la batalla por el Gobierno de la Junta se va a librar en Málaga?

–Málaga tiene que ser la locomotora de cambio en Andalucía. Esto lo tenemos muy claro y vamos a intentar contagiar nuestra ilusión. Y la verdad es que alaba mucho que (los demás partidos) piensen que Málaga puede ser esa provincia donde se van a dirimir muchas de estas fuerzas, me parece que es una magnífica señal. Pero tengo que saber verdaderamente si los otros candidatos (Juanma Moreno y Teresa Rodríguez) van a debatir en Málaga o en Sevilla, y esto no lo tengo claro.

–¿Lo ve como una decisión estratégica por parte de PP y Adelante Andalucía?

–Sí, la verdad es que sí. Creo que ellos están pensando más en la estrategia que en Málaga. Los que nos presentamos por aquí tenemos que dar voz a los intereses de Málaga, por respeto a los ciudadanos de Málaga.

–¿Cuáles son los principales problemas de la provincia?

–Los ciudadanos somos rehenes del bipartidismo y nos encontramos con un montón de proyectos que llevan empanatados décadas. Desde las depuradoras, con el reciclaje de aguas residuales, que es un problema tremendo que lleva más de diez años, el canon del agua... Aquí vivimos en una gran parte de la industria del turismo, y las playas son víctimas de ese problema. Hasta la educación y la sanidad la soportan nuestros profesionales, no la planificación de este gobierno socialista. Más de 2.000 niños estudiando en barracones en la provincia...

–¿Cuál es su compromiso con Málaga?

–Servir a esta provincia y tratar de desatascar tantos y tantos proyectos que llevan en el cajón de los diferentes responsables políticos durante décadas.

–¿Algún proyecto en concreto?

–Estamos elaborando el programa y a partir de ahí tendremos una serie de propuestas más concretas. Pero si consiguiéramos solo desatascar la cantidad de proyectos que hay empantanados durante décadas, yo me sentiría feliz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios